CUANDO UN HERMANO O UNA HERMANA MUERE


         El siguiente texto ha sido traducido de documentos de Los Amigos Compasivos. – Daniel y Gabriela Vítolo

 

   ¿Qué te preguntas?

·        En un mundo que se ha vuelto loco de repente, ¿cómo puede uno mantener el equilibrio?

·        ¿Cómo puedes tu enfrentar algo que te conmueve, tanto a ti como a esos adultos que son tan importantes para ti?

El objetivo de esto es tratar de ofrecer algunas guías y consejos para ayudarte a encontrar tu camino en un mundo que puede parecer injusto e impredecible.

 

¿Porqué?

·        Porque tu puedes tener las mismas o muy pocas de las emociones que los otros miembros de la familia expresan.

 

Por eso te pido que recuerdes y reflexiones:

1-     Tu dolor es tuyo y no de ellos.

2-     Tu dolor es único porque tu relación, con ese hermano o hermana, era diferente.

3-     Tu manera de vivir el dolor es muy importante, no importa como elijas expresarlo, siempre que no sea destructivo.

4-     Recuerda que antes de esta triste experiencia, puede haber habido momentos en que te sentiste nervioso, angustiado o deprimido, o preocupado por distintas situaciones.

Transitando el dolor, puedes tener muchos de estos momentos, pero te puede llevar mucho más tiempo y trabajo tu sentimiento de pérdida y dolor.

 

Es natural que puedas experimentar:

5- Disturbios en el sueño.

6- Cansancio o hiperactividad.

7- Bronca contigo mismo o con otras personas, con Dios y con el que murió.

8- Miedo por tu seguridad y por tus seres queridos.

9- Sentimientos de rechazo por parte de tus padres que están distraídos, irritables o desatentos. 

     10- Debilidad, emoción, o que puedas largarte a llorar por cualquier contratiempo.

     11- Problemas de atención y memoria.

     12- Cambios de estado de ánimo.

     13- Culpa por lo que hiciste o dejaste de hacer por tu hermano o hermana; por disfrutar tú mis-

         mo, o simplemente por seguir viviendo.

 

¡No te asustes!

14- Pedes sentir estas emociones en distintos momentos, incluso mucho después que tu hermano o hermana murió.

15- Te puede asustar, de repente, pensar en estas cosas.

   16- Porque otros chicos como tu han tenido un hermano o una hermana que murió.

17- Porque ellos pelearon y tuvieron sentimientos como los tuyos.

         18- Ellos pudieron sobrevivir y tu también puedes.

 

Desorientación y soledad

  ¿Con quién hablar?

19- Es muy duro hablar sobre las emociones, especialmente con nuestros padres. Si tú estás preocupado por perturbar a tu padre o a tu madre y sientes que tus amigos no te van a entender, busca a alguien que te escuche con comprensión ( un familiar, maestro, consejero, sacerdote, ministro de tu fe,  un hermano o hermana.

20- Te va a sorprender cuánto te van a poder ayudar a pasar este tiempo.

21- Te encuentras en una situación para la que has tenido poca o ninguna preparación, en una     edad en que, solamente crecer, es difícil. Esta experiencia te puede hacer sentir chiquito otra vez. No te sientas avergonzado. Hasta los adultos necesitan abrazar y ser abrazados y sentirse queridos cuando están sufriendo.

22- Algunas veces puedes llegar a pensar que tu tienes que llenar ese vacío que quedó en tu  familia. Tu no tienes que ser como tu hermano o hermana. Somos todos únicos y tenemos nuestras buenas cualidades, que bien valen la pena.

 

Debes entender que está bien:

23- Llorar y sentirse deprimido.

24- Sentir que has perdido mucho.

25- Si los sentimientos se te vuelven demasiado atemorizantes y aplastantes, trata de encon-               trar un amigo que te quiera (no importa de que edad) con quien hablar.

 

No te apresures

26- Está bien que quieras copiar alguno de los hábitos o intereses de tu hermano o hermana, pero sé tu mismo también.

27- Está bien vivir en el pasado por un momento. Es una manera de mantener viva la memoria de tu hermano o de tu hermana, de todas maneras tu tienes también una vida debe ser vivida en plenitud

28- Está bien divertirse y disfrutar la vida, reírse otra vez.

29- Está bien perdonarte a ti mismo por las peleas o discusiones y las cosas feas que dijiste o hiciste a tu hermano o hermana.

30- Está bien…seguir viviendo.

 

Sin embargo, ten cuidado…

31- No está bien aliviar tu dolor o sufrimiento con drogas o alcohol, te va a llevar más tiempo aceptar el sufrimiento. Puedes esconder el dolor,  pero no curarlo .

32- No está bien tratar de tapar tu frustración manejando a toda velocidad una moto o un automóvil, o dejar tus estudios.

33- No está bien hacer cosas para herir a los demás porque te hieres a ti mismo.

34- No está bien experimentar con sexo sólo por estar cerca de alguien.

         35- No está bien proteger a tus padres no diciéndoles que es lo que te molesta.

36- No está bien ser la víctima o portarte mal para aparecer antipático.

37- No está bien abandonar las cosas que significaron o significan mucho para ti.

 

Paciencia y fuerza…

38- Es duro… pero trata de mantenerte allí por un tiempo razonable. Trata de mantener una vida normal, en lo posible sin ningún cambio drástico.

39- El sufrimiento y el dolor requieren una gran energía.

40- Dedícate…a pesar  de todos tus estados emocionales y aún del trabajo físico y del sufrimiento.

41- Dile adiós a tu hermano o hermana.

 

Positiviza la pérdida

42- Otros chicos han encontrado la oración, la poesía, los deportes, la música o el arte como salidas positivas para sus sentimientos.

43- También trata de compartir tus experiencias de dolor- si puedes- con otros hermanos que    hayan perdido hermanos.

44- Las historias de ellos y de cómo las vivieron te pueden dar oportunidades a considerar y esperanzas  para tu propio futuro.

45- Tu y tu familia están cambiados por toda la tristeza que han experimentado. El dolor que cada uno siente es común y, en general, decrece con el tiempo.

46- Cada miembro de la familia tiene su tiempo para elaborar sus sentimientos.

47- Sé paciente con cada uno y con sus muy personales e individuales necesidades.

48- Tanto las tragedias como los éxitos enfrentados día a día te pueden fortalecer para el mañana. Deja que le lazo emocional que tuviste con tu hermano o hermana tenga un efecto positivo sobre tu futuro. ¡La elección es tuya!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

203 comentarios en “CUANDO UN HERMANO O UNA HERMANA MUERE”

  1. mi hermanita menor murió hace 6 meses y ha sido muy difícil para mi mamá y para mi. yo oculto mi dolor pero hay días que siento que enloqueceré porque el vacío que dejo es demasiado grande. ella apenas empezaba a vivir tenia 14 añitos y este mes cumplía 15, tantos planes… es difícil hasta escribir sobre esto, no creo que pueda superarlo algún día, ella es mi motivación y me partió el corazón y la vida al irse tan pronto.

    Me gusta

    1. Asi es es muy dificil perder un hermano…mi hermana tambien se fue y asi de.golpe…ella tenia 34 años…no se tampoco como se.hace para superar esto. Es un vacio enorme…mi amiga, confidente, complice, la que me hacia ver las cosas de.otra forma y siempre pero siempre le ponia alegria a los momentos juntas. Como se.hace? No lo se tampoco… cada vez que escucho que alguien dice ” si voy a hablar con mi hermana, voy a ver a mi.hermana…”se me parte el.corazon….es dificil explicar lo doloroso que es…y mas dificil es ver como.hacer para seguir….

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s