¿Qué clase de personas vamos a ser?


Alicia y Gustavo Berti – Encuentro en Renacer Congreso  (2006)

Después de perder un hijo nunca más somos las mismas personas, somos otra persona distinta y una vez más tenemos que elegir.
¿Qué clase de persona vamos a ser? No quedan más que dos caminos o soy mejor persona o soy peor persona; si alguien conoce otra posibilidad quisiera que lo diga, no conozco otras opciones.
No puedo dejar que mi dolor maneje el auto de mi vida y vivir como un “zombie” sentado dejando que mi dolor maneje mi vida.
Entonces se nos plantea a nosotros el problema de la propia responsabilidad.
¿Qué hago de mi vida de aquí en más?
De pronto uno se da cuenta y se dice: “tengo que sufrir, no puedo evitarlo”, pero ¿puedo elegir cómo sufrir?
¿Es lo mismo sufrir dignamente, que sufrir miserablemente?

Alicia: ¿Es lo mismo?

Padres: No.

Gustavo: ¿Es lo mismo caminar por la vida buscando  monedas en el suelo, que caminar con la
frente alta? No.
Recuerden ustedes una frase del refranero popular que dice: “Al que se ayuda, Dios lo ayuda” y nosotros en Renacer le agregamos “y sin darse cuenta, ayuda a los demás”. (aplausos)

Alicia: Ya sé por qué están aplaudiendo, porque algunos se estaban durmiendo (risas…) entonces,
cuando aplaudimos hacemos que la gente se despierte…
Gustavo lo dijo así, y lo dijo muy bien: todo está en nosotros.