Ejemplos – Como ayudarse a seguir luego de la muerte de un hijo.


Trabajo presentado en el 14 Aniversario de Renacer Tandil en representación del Grupo Avellaneda por Juan Francolino, Papá de Luciana. 
(Publicado originalmente el 21/02/2008) 

Voy a hablarles de MUERTE y no de cualquier muerte sino de algo peor que nuestra propia muerte, hablamos de la muerte de un hijo.

¿Que pasa cuando muere un hijo?

Al morir un hijo se destruyen ilusiones, proyectos, anhelos y nuestro sistema de creencias. Nuestra vida queda sin sentido.
Nos habían enseñado que los hijos sobreviven a los padres, que es antinatural que un hijo muera antes que un padre.
Nos derrumbamos emocionalmente y nos encontramos inmersos en la más profunda crisis existencial.
Volvemos del cementerio y tenemos que seguir viviendo. Hay vecinos que nos ven en la calle y se cruzan para no enfrentarnos. Y en ese momento no podemos entender esa actitud.
Familiares y amigos no logran entender lo que estamos viviendo.
En las reuniones evitan mencionar el nombre de nuestro hijo.
Lentamente nos quedamos solos.

En ocasiones escuchamos frases tales como,

El tiempo todo lo cura.
Ya va a llegar la resignación.
Son jóvenes pueden tener otros hijos.
Pueden adoptar.
Hasta aquí la descripción de este cuadro de situación. Veamos los siguientes conceptos:

No es antinatural que un hijo muera antes que un padre es anticultural. Miremos la naturaleza y veamos a cuantas madres se le mueren los cachorros. Veamos los centros de pobreza de nuestro país y las víctimas que cobra la desnutrición infantil. Y este concepto es difícil de asimilar tanto para quienes tenemos un hijo fallecido como para los que no lo tienen. Y esto es así porque en nuestra cultura no se habla de la muerte seriamente. Se habla de la muerte o en broma o se evita el tema por temor a atraerla.
¿ Y que podemos decir de la muerte? Con certeza 2 cosas: primero que todos moriremos y segundo que no sabemos cuando.
Debemos aprender que la muerte es parte del vida, posiblemente la parte más importante ya que es fin de la vida y lo que da marco a la vida.
Y cuando enfrentamos a la muerte nos encontramos viviendo un proceso al que se denomina duelo.
El duelo es la respuesta emocional normal a la perdida importante. Y es un proceso que se compone de etapas las cuales son: Negación, Ira, Negociación, Profunda tristeza, Aceptación.
Lo que nos lleva a preguntar ¿cuanto dura cada etapa?
El tiempo de duración de cada etapa es absolutamente personal. Por lo que no podemos establecer tiempos para que una persona que esta en duelo pueda volver a estar “bien”. Y en el caso de la muerte de un hijo el duelo termina con nuestra propia muerte, el duelo es permanente lo que no significa que el sufrimiento sea permanente.

El tiempo en el duelo no significa nada, lo que importa es lo que hacemos y que actitudes tomamos en ese tiempo.
No podemos ser ayudados si no queremos que nos ayuden. Cuando estoy en el pozo alguien me puede ayudar lanzándome una soga pero yo tengo que tomarla y jalar para salir.
Al derrumbe emocional que conlleva la partida temprana de un hijo tenemos que RENACER y volver a darle “SENTIDO A LA VIDA” porque el sentido de la vida no se encuentra sino que nosotros se lo damos. Ya no somos los mismos que fuimos, nuestros valores no son los mismos. Las crisis traen cambios y nosotros cambiamos.

Pero esto no quiere decir que nos olvidemos de nuestro pasado o de que manera veíamos las cosas antes.

Decimos que la gente no nos entiende, no nos comprende que solo en Renacer nos encontramos contenidos.

¿Como éramos nosotros antes de la muerte de nuestro hijo?

¿Por qué la gente que no sufrió una tragedia debería entendernos?

Ellos no nos tienen que entender, no pueden. Nosotros los tenemos que entender a ellos porque nosotros sabemos como es estar en las 2 veredas del camino. Porque seguramente nosotros en algún momento de nuestra vida tomamos las mismas actitudes que hoy nos molestan de los demás.

En ocasiones escuche a padres enojados con sus hijos vivos porque no quieren hablar del hermano muerto.
¿Como era nuestra familia antes de la muerte de nuestro hijo?
¿Hablábamos en nuestra casa sobre la muerte?

Porque el primer ejemplo lo tomamos de nuestra casa y la cultura que adquirimos durante mucho tiempo no la podemos modificar en un instante.

Y ya que lo mencione hablemos de ejemplos. Los ejemplos nos dan las pautas a seguir. Desde que somos chicos buscamos los ejemplos en los padres, en los maestros o en nuestros ídolos. Nos vamos cultivando en los ejemplos. Y vamos inventando nuestra vida a partir de los ejemplos.

Alguna vez escuche decir “lo que se hace en Renacer es admirable”. El ADMIRABLE es poner una barrera para definir lo que no puedo hacer. Lo que se hace en Renacer es ejemplar.
En Renacer lo más importante que encontramos son los ejemplos.
Partimos en el año 1988 con el ejemplo que nos dio el matrimonio Berti formando el primer Gupo Renacer y a partir de ese ejemplo inicial otras madres y padres lo tomaron y formaron más grupos, algunos siguen, otros no, pero el ejemplo sigue y todos los años hay grupos nuevos.

Y hoy estamos celebrando 14 años del Grupo Tandil que supo resolver todos los problemas y situaciones que se le presentaron y nos da un tremendo ejemplo de lucha y perseverancia con el objeto de seguirse ayudando mutuamente y dando a la madre y al padre que llega un ejemplo de que se puede ser una persona integra y que da lo mejor de sí a su familia y la sociedad. Porque podemos volver a sonreír y podemos ser felices.

Y cuando llegamos a la intimidad de cada grupo, a cada mamá, a cada papá, encontramos un ejemplo.

“Si está mamá con semejante tragedia puede seguir adelante, estar bien y ayudar a otros, yo también puedo”.

Los padres cuando llegan al grupo creen que vienen a recibir y no se dan
cuenta que desde el primer momento están dando. Nos dan su testimonio, nos
dan a su hijo, nos dan enseñanzas, pues en cada historia tenemos cosas que
aprender, nos dan cosas que en otro lado no se atreverían o no podrían dar, nos dan sus ganas de poder mejorar y muchas cosas más que no me alcanzaría el tiempo para enumerar. Y como consecuencia reciben.
Y se produce la Ayuda Mutua porque nos estamos ayudando unos a otros. Y la Ayuda Mutua es posible entre pares, entre personas que estamos en un mismo nivel. Y aquí estamos nivelados porque somos padres que tenemos uno o más hijos fallecidos.

Hace un tiempo atrás una mamá nos dijo:
Puse la foto de mi hijo en el grupo, es en el único lugar que yo puedo
compartirlas porque para mi es sagrado.

El ejemplo contagia, porqué cuando llegamos a Grupo no sabemos que nos vamos a encontrar. Y podemos ver a Renacer como un lugar a donde vamos a contar lo mal que lo pasamos en la semana o por el contrario, como un lugar a donde vamos a ir con el objeto de salir mejor de lo que llegamos, un lugar a donde ir a contar que fue lo que hice en la semana para estar mejor.
Y cada papá qué concurren a los grupos son ejemplos y seguramente va a haber una mamá o un papá que va a tomar ese ejemplo para ayudarse a salir adelante.

Siempre que hablamos de muerte y hablamos de dolor estamos hablando de amor, porque el amor y el dolor son dos caras de la misma moneda. Duele porque amamos. El dolor permanece intacto los que cambiamos somos nosotros.

En Renacer no estamos unidos por el dolor, en Renacer estamos unidos por el amor de nuestros hijos.

Tema relacionado:

Renacer Escuela de Vida – Ejemplos – Video

76 comentarios en “Ejemplos – Como ayudarse a seguir luego de la muerte de un hijo.”

  1. ES MUY DURO PERDER UN HIJO, ES INIMAGINABLE, HACE TRES AÑOS PERDI A MI PRINCESA UN MEDIO DIA LA MUERTE ME LA ARREBATO, SIN COMPASION SIN AVISO; HE TRANSITADO POR ESTE DURO CAMINO, RENACER ME HA PERMITIDO TRANSITARLO CON DIGNIDAD Y CON LA CERTEZA DE QUE MI HIJA ESTA ORGULLOSA DE MI, QUE ME HA ACOMPAÑADO DENTRO DE MI CORAZÓN… SI SE PUEDE AMIGA, CON AMOR TODOS SE PUEDE, SOLO TENEMOS QUE SEGUIR AMANDO A NUESTRO HIJOS QUE PARTIERON ANTES QUE NOSOTROS, Y CON ELLOS EN NUESTRAS MENTES SALDREMOS VICTORIOSOS, LLEVANDO EN NUESTROS RECUERDOS QUE ELLOS PARTIERON PARA DEJARNOS UN MENSAJE DE AMOR, DE SOLIDARIDAD DE SENSIBILIDAD, ELLOS NO SE FUERON EN VANO… ESPERO QUE PUEDAS SEGUIR TRANSITANDO ESTA DURA ETAPA CON TU HIJO EN EL CORAZON… BENDICIONES!!!

    Me gusta

  2. mi nombre es lina ya hae un año que perdimos a nuestro hijo yesto es una situacion tan dura que jamas pensé vivirla,si hay personas que nos puedan escribir y a yudar seria interesante y le agradeceriamo.

    Me gusta

    1. hola soy karima lo ciento mucho por tu hijo yo comprendo este dolor es muy duro y lo ciento con toda mi alma porque yo tambien perdi a mi hija bonita solo tenia 8 anios k dolor madre mia .bueno no puedo decir mas cosas k no tengo fuersas.besos

      Me gusta

    2. Lina: yo hace tres meses, casi, que perdí a mi beba hermosa. Vos sabés lo que es esto, lo horrible que es. Yo, por si te sirve,lloro un montón y leo mucho. Te doy nombres de libros que pueden ayudarte: “El camino de las lágrimas”, “Cuando lo que Dios hace no tiene sentido”, “La cabaña”… De todos se puede rescatar algo y de estos blogs, mucho porque nos acompañamos y nos entendemos. Estoy acá, en estos sitios, para que nos comuniquemos cuando quieras. Cariños.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s