Reunión con padres nuevos en Huerta Grande


Por Gustavo Berti (Fragmento) – Reunión con padres nuevos en Huerta Grande, Córdoba, Rca. Argentina – Sábado 4 de octubre de 2003 – Aporte de Renacer Congreso – Montevideo – Uruguay

Gustavo Berti:

“Nosotros decimos que la pérdida de un hijo no nos da más derechos, nos da más responsabilidades ante la vida, porque ahora somos responsables con nosotros mismos como nunca antes nos habíamos dado cuenta, porque quedamos con la existencia al desnudo.
Todo lo que hicimos hasta ese momento no fue suficiente para retener a nuestros hijos a nuestro lado.
¿Se dan cuenta de eso?
Entonces querer seguir insistiendo en lo mismo es una necedad, es absurdo, pero el sufrimiento no puede hacer necios a las personas.
Fuimos buenos padres o fuimos buenas madres, buenos proveedores y tratamos de enseñarles a nuestros hijos valores, pero no alcanzó.
Entonces hay que darse cuenta que después de perder un hijo la vida es como sacarse un guante de goma, de la mano, todo lo que estaba adentro quedó afuera y todo lo que estaba afuera quedó adentro.
Es un cambio totalmente radical, ya no somos las mismas personas, no podemos serlo, entonces tengo que elegir y no quiero elegir, porque si elijo tengo que hacerme cargo de todo lo que pasa después, si elijo y me equivoco después soy responsable; que se equivoque otro.”

Tomemos las riendas de nuestra vida.

“La libertad duele, pero nosotros tenemos que decidir. ¿Qué opciones tenemos?
Sólo ser una mejor persona o ser una peor persona, no hay otra.
Quien pretenda transitar por la vida de la misma manera se va a dar cuenta que es un absurdo.
Ineludiblemente tenemos que decidir si queremos ser mejores personas o queremos ser peor persona.
Ser una peor persona es muy fácil, ni siquiera hay que levantarse de la cama, no hay que hacer ningún esfuerzo, ni siquiera hay que contestar cuando alguien nos hable.
Ser una mejor persona, ese es el desafío que nos deja un hijo cuando se ha ido, ¿tenemos la obligación moral de transformarnos en una mejor persona o no la tenemos? Sí, la tenemos.
Si no cumpliéramos con esa responsabilidad después aparecerá algo que se llama culpa.
El hombre se siente culpable no por lo que ha sucedido, sino por lo que tiene que hacer y todavía no lo ha hecho.
La culpa no está en el pasado, está en el futuro, por lo que hacemos, por la actitud que asumimos y esto ha hecho ricos a muchos psicoanalistas y porque muchos padres hacen de sus hijos sus verdugos.
La culpa se resuelve a través del cambio existencial y tenemos que darnos cuenta que a nosotros nos ha cambiado la existencia, si no nos damos cuenta nunca vamos a salir adelante.
No alcanza con que nosotros le pongamos el brazo en el hombro a un papá y le demos un abrazo. El desafío es qué hace cada uno de ahora en adelante, qué voy a hacer yo, qué va a ser de mi vida.
Tengo que pensar primero: cómo voy a sufrir lo que tengo que sufrir. Segundo: qué voy a ser yo dentro de cinco años.
¿Voy a ser una persona amargada, vencida por la vida, inútil para la sociedad, sin ningún valor? Porque si eso es lo que va a pasar entonces, lo que ustedes están diciendo es que ese hijo es su verdugo o que ustedes van a hacer de ese hijo su verdugo.
¿Eso es lo que quieren hacer? ¿no? Entonces tienen que tomar las riendas de sus vidas, yo no las puedo tomar por ustedes, la persona que está al lado no las puede tomar por ustedes. Son ustedes los que tienen que tomar las riendas de sus vidas y hacerse cargo de ella.”
Seguir leyendo Reunión con padres nuevos en Huerta Grande

Incidencia de la pérdida de hijos en la relación de pareja.


Por Carlos Juan Bianchi

Al iniciarse el duelo, vivencias confusas y negativas como la culpa, el resentimiento, la impotencia, la sensación de ser incomprendidos por el medio familiar y social se hacen presentes en ambos padres.

Son además estas emociones vividas de modo particular en cada uno de ellos, y a menudo no coincidentemente.

Frente a tales hechos el silencio, la incomunicación, la hostilidad o los reproches, se instalan en la pareja que buscará entonces resolver individualmente su duelo distanciándolos aún más.

Probablemente un falso sentimiento de “fidelidad” hacia el hijo ausente hará que disminuyan o se anulen las gratificaciones habituales de la pareja, ahondando así el dolor y la tristeza. De este modo el distanciamiento entre los padres será evidente y el sinsentido del vínculo comenzará a instalarse en ellos.

Se apoyan en estos hechos las estadísticas que hablan de un aumento de las separaciones en las parejas que han perdido hijos.(**)

Al detenernos en el análisis de este desarrollo, notamos que las características del vínculo preexistente a la pérdida cobran una incidencia fundamental en la evolución de los hechos.

Los que con antelación al duelo sobrellevaban una relación conflictiva son los que dan razón a éstas estadísticas, ya que la pérdida obra como detonante que pone en evidencia todo lo que hasta allí se negaba.

De todos modos la separación podría evitarse si llegado a este punto ambos padres reconocen y asumen su propio conflicto, y recurriendo a una ayuda externa ( espiritual o terapéutica) evitan sumar al dolor del duelo la ruptura del vínculo matrimonial.

En cambio, una pareja bien integrada compartirá su dolor, cada uno será para el otro el mejor interlocutor para su duelo, buscarán juntos ayuda, esclarecimiento, consuelo, y unidos recorrerán el difícil camino.

No habrá silencios, recordarán al hijo a veces con una lágrima, otras con una sonrisa, y el vínculo quedará fortalecido por la experiencia compartida.

Algunas sugerencias finales para los padres que atraviesan éste tipo de situaciones son:

·      Poder escuchar las demandas y requerimientos del otro.

·      Identificarse con el sentir de su cónyuge

·      Romper los pactos de silencio con respecto al duelo.

Recordar al ausente cada vez que sientan necesidad de hacerlo, de manera  intimista y sin la presencia de terceras personas que no siempre están          dispuestas a participar de este tipo de reminiscencias.

·      No postergar un diálogo por temor al conflicto.

·      Incluir la tolerancia y las concesiones en la relación.

·      Rescatar los roles perdidos o empobrecidos dentro de la pareja.

          Poniendo en práctica éstas sugerencias, tal vez logremos que las paralelas de la existencia individual en la pareja que enfrenta el duelo, puedan unirse para un compartido beneficio.

(*) Aunque referida a la muerte de su amada esposa, y no a la de un hijo, la siguiente estrofa en la que Macedonio Fernández describe su honda pena, encierra con lucidez el sentimiento que embarga al ser humano ante una pérdida irreparable;

                    ( Amor se fue); mientras duró

                                           de todo hizo placer,

                                           cuando se fue,

                                           nada dejó que no doliera.

(**) He conocido, sin embargo, varios casos en que la pareja de padres se había separado con bastante antelación al doloroso suceso de la pérdida de un hijo, y el hecho de sentirse unidos en el dolor los ha acercado nuevamente a reiniciar la vida en pareja.

Nunca más seremos las mismas personas.


“Cuando las circunstancias no pueden ser cambiadas, el sufrimiento le da un nuevo sentido a nuestras vidas, frente a nosotros mismos, frente a nuestros hijos, frente a la comunidad, frente a la vida, frente a la muerte, frente a Dios o como cada uno lo sienta, a partir de ahí, podemos aceptar nuestra vida tal como es y vivirla con coraje, no escapándose de ella, no ocultándose de ella, enfrentándola con valentía.

Al atravesar una conmoción existencial, como es la pérdida de un hijo, no podemos seguir siendo los mismos, algo en nosotros ha cambiado para siempre; la vida se ha invertido como un guante de goma que se saca dando vuelta sobre sí mismo y somos otra persona distinta, nunca más las mismas personas y una vez más tenemos que elegir.

De pronto, al darnos cuenta de esto uno se dice: “tengo que sufrir, no puedo evitarlo”, pero ¿puedo elegir cómo sufrir?

¿Es lo mismo sufrir dignamente, que sufrir miserablemente?

¿Es lo mismo caminar por la vida buscando monedas en el suelo, que caminar con la frente alta? No.

Hay un tiempo de sufrir, pero aun sufriendo, sabemos que podemos sufrir miserablemente o sufrir con dignidad.

Esa es una elección que puedo hacer yo hoy, cuando acabo de enterrar a mi hijo: sufrir con dignidad o sufrir miserablemente.

¿Qué clase de persona vamos a ser?

No quedan más que dos caminos, o soy mejor persona o soy peor persona; si alguien conoce otra posibilidad quisiera que lo diga, no conocemos otras opciones.

¿Voy a dejar que mi dolor maneje el auto de mi vida y vivir como un “zombie” sentado, dejando que mi dolor maneje mi vida?

Entonces se nos plantea el problema de la propia responsabilidad.

¿Qué hago de mi vida de aquí en más?

Siempre será nuestra responsabilidad cómo viviremos nuestra vida, cómo la viviremos cada día.

Cada día me levanto y puedo elegir lo que cada día voy a hacer de mi vida; soy yo quien voy a proponerme llorar, porque el llanto es lo que yo siento por mi hijo, o voy a levantarme con deseos de hacer algo en su homenaje que no sean las lágrimas.

Si uno basa el trayecto de su vida de acá en más en el amor, si cada día de mi vida yo me levanto haciendo ese esfuerzo extraordinario que significa, aún en esos primeros tiempos, de despertarse y saber que me despierto sin mi hijo, pero sabiendo también que por amor a él, y si me quedan otros hijos, también por amor a ellos, yo tengo que ponerme de pie con dignidad.

Tengo que iniciar ese día y cada día de mi vida con proyectos de vida que incluya a otros seres que sufren.

Cuando los padres comienzan a darse cuenta que nunca una persona que ha perdido un hijo volverá a ser la misma, que algo cambia para siempre, es aquí donde Renacer le abre el camino al análisis de la propia existencia.

La respuesta es siempre la misma: el salto hacia nuestra dimensión espiritual, donde encontraremos los recursos necesarios para reinsertarnos en la sociedad a través de una vida productiva y plena de sentido.

Asumamos el desafío y la aventura de ser una nueva persona y elijamos en ese camino entre lo mejor y lo peor, porque podemos decidir, podemos elegir, no somos bebés recién nacidos, comenzamos una nueva vida pero ya con experiencia, ya podemos decir que es el bien, ya podemos decir que es el mal, ya podemos decir que es lo que queremos ser, entonces, a través de esa transformación interior, la muerte de un hijo no va a ser en vano, esos hijos van a ser estrellas fugaces que llegaron a nuestras vidas, nos tocaron, se fueron pero nos transformaron, nos tocaron para cambiarnos, son pocas las veces en que la vida nos da segundas oportunidades.”

Alicia Schneider Berti- Gustavo Berti

Este es un aporte a la difusión del pensamiento de Renacer, a través de la palabra de los

creadores de los Grupos Renacer, Alicia y Gustavo Berti, marzo de 2010.

Ulises, Ana y Enrique

De Renacer Congreso – Montevideo Uruguay, “Por la Esencia de Renacer”

DOS AÑOS DESPUES


Por Mauricio Meza papá de Rafael, Renacer El Salvador.

Mi niño amado Rafita, han pasado dos años desde que te vi la ultima vez, pero no han pasado ni cuatro horas desde que entré a tu habitación, te saludé y disfruté íntimamente del legado que me dejaste. Ese legado Rafa, cómo me ha servido, sin él tal vez yo no estuviera. Esas palabras que vos mismo pusiste en práctica dejándome el ejemplo de lo que yo tendría que hacer cuando vos ya no estuvieras físicamente. “Te ordeno que te esfuerces y que seas valiente, no tengas miedo, el Eterno, tu Di-s estará contigo siempre”. Con esas palabras Rafa, y por ellas, es que yo puedo seguir, a pesar de que te extraño igual que el primer día. Es que no lo puedo negar Rafa, ¡cómo te extraño!

Pero el legado que me dejaste con tus propias palabras y verlo en tu comportamiento, ese ejemplo es parte del sentido de mi vida que he encontrado a raíz de que ya no pueda verte cómo lo hacíamos antes. Y eso Rafa, es lo que me ha permitido vivir, pero no solo sobrevir de manera mediocre, me ha conducido a ser mejor persona que antes, y sé que de esa forma te rindo un homenaje, y así siempre estarás conmigo: a través de tu memoria, de la transformación que has logrado en mí. Primero me haces ver que es una orden, un mandato; no algo que es opcional. ¿Y cuál es ese mandato por medio del cual yo le encuentro sentido a la vida? ¿Esa orden que es para mí, personal e intima?

Primero, esforzarme. Para mí eso significa dar todo lo que puedo, dar lo mejor de mí. ¡Claro que tengo que esforzarme¡ Si no lo hiciera estuviera aun sumido en la depresión o viviendo mediocremente, y vos no esperas eso de tu papi, verdad Rafa? ¡Cuánto pudiera meditar sobre esta simple palabra: esforzase! Pero ese es un trabajo que debo de hacer yo mismo, a vos no te lo tengo que decir por que vos lo sabes de sobra.

Segundo, en tu legado encuentro que se me ordena el ser valiente. Una orden, TENGO que ser valiente, igual que vos lo fuiste. Aquí se pudiera decir que ya tengo todo lo necesario para seguir viviendo, pero viviendo bien, feliz, exitosamente. Claro que si, esforzarme y ser valiente, ¿Qué mas necesito?

Aquí viene la parte más importante de lo que me enseñaste: que no tenga miedo porque el Eterno, mi Di-s estará siempre conmigo. Bárbaro Rafa, que formula me dejaste, gracias hijito, siempre te estaré agradecido. Si el Eterno estará conmigo entonces mi vida adquiere un enorme sentido. Eso es lo que vos me dejaste a mí, para que yo le diera sentido a MI vida. Y esto muñequito, ¡cómo me ha hecho cambiar! Y junto con eso me dejaste gente para que me ayudara en el camino, cuan agradecido me siento.

Sabes? Como dice tu mami, también para mí todos los días son iguales: siempre te extraño, siempre entro a tu habitación, ahí rezo y encuentro al Creador, es parte del propósito de mi vida, así encuentro paz y deseos de ayudar a otros papas que sufren. Entonces este es un día más, una oportunidad más de practicar lo que me dejaste y me enseñaste.

Es que dos años después Rafa, aun te extraño una barbaridad, pero he aprendido a escucharte, he aprendido a que vos me vayas guiando. Comprendo que la muerte no es lo que yo antes pensaba, ni tampoco la vida. Sé que estás conmigo cuando me esfuerzo y soy valiente, y con eso en mente he alcanzado una paz que antes desconocía. Estas conmigo siempre, por que fuiste y sos parte mía. Sos mi energía, mi motivación. Y juntos con mami y Mauri te queremos decir en este día, igual que en cualquier otro día, que te amamos, te extrañamos pero nos esforzamos y que mediante ese esfuerzo, la vida nos la mejoraste, y por eso hoy como todos los días, te decimos que te amamos. Te agradecemos por los bellos momentos que compartimos y por hacer de nosotros un nuevo RENACER.

Enlace  relacionado:

El desafío de Renacer

RENACER FRAY LUIS BELTRAN: 2° aniversario


 

Hola querido amigo/a.

Con motivo de celebrar nuestro 2° aniversario el dia domingo 11 de abril del corriente año,inauguraremos una plaza en nuestra ciudad.

El acto comenzara a las 10 horas,habra suelta de globos y palomas,plantacion de arboles, y palabras a cargo de los papas que nos visiten. A continuacion se realizara un almuerzo en un salon cercano a la plaza y para finalizar una mateada.

Si bien sabemos que es bastante el tiempo que falta,necesitariamos saber si podemos contar con sus gratas presencias,es por eso que les pedimos que en el caso de ser posible nos den un numero estimativo (puede ser modificado)del los papas de su grupo que podrian llegar a concurrir.

El valor del almuerzo sera entre 25 y 30 pesos (con todo incluido).

Mas cerca de la fecha les enviaremos las indicaciones para poder llegar. Nuestra ciudad se encuentra a 10km de Rosario por ruta 11.

Desde ya nos gustaria poder encontrarnos, para darnos un gran abrazo de oso,esos que solo conocemos los papas de Renacer.

Saludos.

Haga Click aquí para ver el mapa.

DIA DEL NIÑO POR NACER


25 de marzo “DIA DEL NIÑO POR NACER”
CELEBREMOS LA VIDA
DEFENDIENDO LA VIDA
DEFENDES TU VIDA

No dejes de leerlo y compartirlo. Podés salvar muchas vidas.

________________________________________

La Sabiduría de un Ginecólogo
Con un bebé de brazos, una mujer muy asustada llega al consultorio de su ginecólogo, en un hospital de los mejores de Panamá y le dice:

Doctor: por favor ayúdeme, tengo un problema muy serio. Mi bebé aún no cumple un año y ya estoy de nuevo embarazada. Mi esposo es diputado como ud sabe, ahora que el partido C D gane las eleciones del 2009 sera nombrado embajador en los estados Unidos. No queremos tener hijos en tan poco tiempo, preferimos un espacio mayor entre uno y otro…

El médico le preguntó: Muy bien, ¿qué quiere que yo haga?

Ella respondió:

Deseo interrumpir mi embarazo y quiero contar con su ayuda.

El médico se quedó pensando un poco y después de algún tiempo le dice: Creo que tengo un método mejor para solucionar el problema y es menos peligroso para usted.

La mujer sonrió, pensando que el médico aceptaría ayudarla.

Él siguió hablando: Vea señora, para no tener que estar con dos bebés a la vez en tan corto espacio de tiempo, vamos a matar a este niño que está en sus brazos. Así usted tendrá un periodo de descanso hasta que el otro niño nazca. Si vamos a matar, no hay diferencia entre uno y otro de los niños. Y hasta es más fácil sacrificar éste que usted tiene entre sus brazos puesto que usted no correrá ningún riesgo.

La mujer se asustó y dijo: ¡No, doctor! ¡Que horror! ¡Matar a un niño es un crimen!

También pienso lo mismo, señora, pero usted me pareció tan convencida de hacerlo, que por un momento pensé en ayudarla.

El médico sonrió y después de algunas consideraciones, vio que su lección surtía efecto.

Convenció a la madre que no hay la menor diferencia entre matar un niño que ya nació y matar a uno que está por nacer, y que está vivo en el seno materno.

¡ EL CRIMEN ES EXACTAMENTE EL MISMO !
PARA QUE ESTO SIGA ILUMINANDO MENTES, NO LO PARES .!!!!
ELLOS NO PUEDEN GRITAR, GRITA TU POR ELLOS…

Entrevista a Carmen Velardi en Radio Rivadavia


Entrevista realizada el día 22 de marzo de 2010 a Carmen Velardi del Grupo Patrocinio de Renacer Buenos Aires, en el programa “El sillón de Rivadavia” que se emite por Radio Rivadavia de Buenos Aires. 

También puede ser escuchado en GOEAR a través de los siguientes enlaces:


Para escuchar la primera parte de la entrevista haga CLICK aquí 

Para escuchar la segunda parte de la entrevista haga CLICK aquí 

10º Aniversario del Grupo Olivos: Fotos


 

Mirta habló en la apertura del evento, como una de las mamás que inició el Grupo Olivos. Siguieron luego testimonios de madres, padres y hermanos, de distintos grupos de Capital Federal, Gran Buenos Aires y La Plata.

Siguiendo con el encuentro habló y contestó preguntas el Dr. Carlos Juan Bianchi papá de Martín, luego hablaron algunos representantes de la comunidad y hubo show musical a cargo padres y hermanos.

Carlos Juan Bianchi en San Justo


Publicación original: 10 Noviembre 2008

Charla de Carlos Juan Bianchi, papá de Martín, en el 14 Aniversario del Grupo San Justo de Renacer Buenos Aires, el día 30 de agosto de 2008 en la Universidad de La Matanza.
Presentación: Ricardo Mario González, papá de Mariela.

15 Aniversario Renacer Monte Grande


Fecha a realizar: Sábado 5 y domingo 6 de junio de 2010.

Lugar: S.M.A.T.A Cañuelas, Provincia de Buenos Aires.

Programa de actividades:

 

Sábado:

              10 hs. Recepción y acreditación.

              11 hs  Bienvenida.

              13 hs. Almuerzo (incluido en el costo)

              15 hs. Inscripción a talleres.

              15.30 hs Desarrollo de talleres.

              17.30 hs Coffe break

              20.00 hs Cierre del encuentro

              21.30 hs Cena aniversario (incluido en el costo)

Domingo:

                 8 a 10 hs Desayuno (incluido en el costo)

                10.30 hs Despedida y suelta de palomas

Costo de alojamiento con pensión completa $150 por persona, menores de 12 años $65.

Las actividades se realizan en el mismo predio que en el alojamiento.

Reservar preferentemente antes del 15 de Mayo con un 30% directamente al mail del Sr. Walter (scm@yahoo.com.ar) o tambien a los telefonos 15-44267204/ 15-41967223 del señor Mariano Palacios con mail mariano@topdest.com.ar . Éstos datos pertenecen al predio de S.M.A.T.A.

Para cualquier consulta y/o aclaraciones contactarse con los mails de Renacer Monte Grande: elsavale@hotmail.com (Elsa) y horacio.rattaro@gmail.com (Horacio).

Cómo llegar

  • En tren: desde Constitución, ramal Ezeiza, combinación a Cañuelas, hasta estación Kloosterman.
  • En micro: desde Constitución, Línea 51 , empresa San Vicente destino Cañuelas, hasta Ruta 205 km 51 (a 200 mts del predio de SMATA)

 

Haga click aquí para ver el mapa

Haga Click aquí para ver imagen satelital y foto

Alguien que ha amado y conocido una relación puede estar solo


Del “Libro de la vida y de la muerte”, OSHO

Alguien que ha amado y conocido una relación puede estar solo. Ahora su estar a solas tiene una calidad totalmente distinta, no es soledad. Ha vivido en una relación, ha colmado su amor, conocido al otro, y conocido a sí mismo a través del otro. Ahora puede conocerse a sí mismo directamente, no necesita el espejo. 

Piensa en alguien que nunca haya visto un espejo. 

¿Puede cerrar sus ojos y ver su rostro?

 Imposible. 

Ni siquiera puede imaginar su rostro, ni meditar sobre él.

 Pero una persona que ha llegado ante un espejo, que se ha mirado en él, que ha conocido su rostro a través de él, puede cerrar sus ojos y ver el rostro en su interior. Eso es lo que sucede en una relación. Cuando una persona entra en una relación, la relación refleja y llegas a sabe muchas cosas de ella misma que ni siquiera sospechaba.