Ayuda Mutua: Dar para recibir


Extracto de la carta de Alicia y Gustavo Berti titulada “Renacer no debe terminar siendo un grupo de duelo” del 15 de abril de 2010.

Para una persona que pierde un ser querido o atraviesa una crisis existencial de otra índole es muy difícil hablar de “felicidad”, pero ese alivio, esa paz interior lograda al ayudar a otro se aproxima bastante a “la felicidad”. Hemos visto que esta no puede ser una meta sino el resultado de una tarea o una misión adecuadamente cumplida por lo que sostenemos que: “la paz que cada uno anhela es el resultado de una tarea adecuadamente cumplida que consiste en la ayuda a un hermano que sufre y en ese ayudar a otro nos ayudamos a nosotros mismos cumpliéndose así el  proceso de ayuda mutua”. Esta vuelta de tuerca existencial que va de “recibir para después dar” (tan frecuente en los grupos de autoayuda) al “dar para recibir” reafirma al hombre como un ser abierto al mundo y a los hombres, incondicionado, autotrascendente. A partir de esta comprensión los grupos han cambiado su denominación a grupos de ayuda mutua.

Esta ayuda mutua es una expresión o experiencia existencial, más aún, podríamos definirla como un existencial humano; es una manifestación, quizás una de las más nobles de la trascendencia del ser humano, razón por la que podemos definir a la ayuda mutua como “Un encuentro existencial de seres sufrientes que confluyen en un objetivo común: trascender el sufrimiento” esta expresión surge con mayor intensidad cuando el hombre se ve confrontado con situaciones límite que, al tiempo que limitan sugieren, a su vez, nuevos territorios existenciales que explorar. Estas situaciones conducen al análisis de la existencia al desnudo, con todas las dificultades inherentes; análisis que ha de servir al mismo tiempo para que, apoyado y acompañado por aquellos a quien el destino común ha hermanado, pueda el hombre encontrar en esos nuevos territorios el campo de sus libertades que le han de servir ahora para enfrentarse y oponerse a ese mismo destino, haciendo objeto del análisis compartido por el grupo no “las vivencias pasadas que, presuntamente, tanto determinan su presente, sino las posibilidades de poder ‘crecer por encima’ de tales condicionamientos”.

Estas situaciones límite producen un cisma en la vida y hacen, quizás por vez primera, que nos demos cuenta que somos seres históricos, inmersos en el devenir de nuestro propio ser. Y lo que es más importante aún, nos hacen ver que nuestro pasado, nuestra historia ya realizada no se puede cambiar, y por eso mismo nos confrontan, esta vez de manera ineludible con nuestra conciencia en un dialogo que no permite el escape de la responsabilidad existencial. Ante esta profunda señal de alerta implícita en la crisis, despertamos a nuestra intuición y nos damos cuenta  que la salida existencial yace por delante de nosotros en lo que aún queda por llevar cabo en ese futuro en el que existen las posibilidades no realizadas, nos damos cuenta que la única manera de alejar la oscuridad es dejando entrar la luz. De esta manera los grupos ayudan a sus miembros a aceptar la responsabilidad por su propia vida frente a lo sucedido. En Renacer cada uno de sus integrantes reconoce que, si bien ha perdido hijos, la decisión de dejarse morir en vida o levantarse por sobre lo sucedido es exclusivamente de cada padre. Pero también saben que si eligen destruirse, con esta actitud permiten que “sus vidas sean destruidas por ese mismo hijo que tanto amaron”

La esencia de la ayuda mutua, independientemente de la razón que la origina, se manifiesta en una frase que define tanto el comienzo como el final de esta tarea: “El ser sufriente a quién amar se vuelve la tarea a cumplir, a través de los valores de actitud”.  Esta frase nos dice: primero, que hay una persona a quién amar; segundo que existe una tarea que cumplir y tercero, que para cumplirla debemos adoptar una cierta actitud sin la cual el resultado no sería el deseado. En otras palabras, es solamente en la plasmación del tu, que la ayuda mutua existe y se manifiesta. Es la distancia existencial que va del ser-para-sí mismo al ser-para-otro. Es la escalera que conduce por la dereflexión o sea la salida del ensimismamiento, hacia la autotrascendencia, es, en palabras de Elisabeth Lϋkas, el “impulso hacia la dimensión espiritual del ser humano”.

Anuncios

17 comentarios en “Ayuda Mutua: Dar para recibir”

  1. MUY CIERTO, COMO VAMOS A RECIBIR, SI NO SOMOS CAPACES DE DAR, DE AYUDAR POR ENCIMA DE NUESTRO PROPIO DOLOR, Y REALMENTE SE SIENTE UNA FELICIDAD INEXPLICABLE CUANDO OTRA PERSONA QUE ESTA SUFRIENDO DE LA MISMA MANERA, Y DESPUES DE PLATICAR CON ELLA, SE DESPIDE Y TE DA UN FUERTE ABRAZO Y AL MISMO TIEMPO TE DICE GRACIAS ME HA HECHO MUCHO BIEN HABLAR CONTIGO, QUE EXPERIENCIA Y APEZAR DE QUE ESTAS HECHA UN ROMPECABEZAS PORQUE LA AUSENCIA Y EL DOLOR SE HAN INSTALADO EN TU NUEVA VIDA, SE SIENTE BIEN SE SIENTE BONITO, Y YO CREO ES LA ESENCIA DE TU HIJO EN ESTE CASO DE MI GUS A QUIEN YO VEO CON SU DEDITO DICIENDOME MUY BIEN NORMA ASI SE HACE, COMO CUANDO ME DECIA CON SU DEDO DE LA COMIDA BUENISIMA, SE SEINTE BIEN SERVIR A LOS DEMAS Y DESDE QUE GUS NO ESTA ESTE ES MI NUEVO PROYECTO DE VIDA MIS HIJOS, MI ESPOSO, MI FAMILIA Y QUIENES HOY ESTAN SUFRIENDO.
    POR TI GUS PORQUE TE AMO TANTO, Y ASI ERES TU ES LA ENSEÑANZA QUE ME HAZ DEJADO HIJO.

    Me gusta

  2. Ahora me vino a la mente, que un día de los que haciamos caminta mi hija y yo me dice….MAMA AHORA MEDOY CUENTA QUE TODO EN LA VIDA ES UN PROCESO………………CLARO Y TAMBIEN DEPENDE MUCHO DE LA ACTIDUD QUE TOMES. Que nos ibamos a imaginar que un mes después ella sería sesinada y yo quedaría en éste dolor tan inmenso ( toda la familia) y me acordaría de esas palabras tan atinadas para estos momentos,,,,,,
    Ahora las recuerdo y trataré de ponerlas en practica…aunque las fuerzas que tengo no me dan…todavía, pero ella siempre fué la alegría de la familia, una muchacha tan sensata, alegre inteligente, que tratare de lograr una vida que a ella le siga enhorgulleciendo su mamá,,así como me lo decía en vida…..te amo nena.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s