Un nuevo día del padre


Queridos amigos:

Esta publicación fue hecha hace unos cuantos años por un amigo para compartir en esta fecha, y me pareció que a muchos de nosotros nos haría muy bien.

Día del padre – Juan Francolino   

 Hace 25 años, el 16 de junio de 1981, falleció mi padre. Por entonces yo tenía 19 años de edad. El domingo siguiente fue “el día del padre”.

Hubo años en que el día del padre coincidió con el aniversario de fallecimiento.

Hasta que llegaron mis hijos la tercera semana de junio resultaba muy triste para mí.

El 15 de junio de 1999 nació Luciana y transformo la que había sido para mí la semana mas triste del año en una semana hermosa.

Luciana partió el 6 de noviembre de 2004.

La tercera semana de junio del 2005 fue terrible, quería dormirme el 14 y despertar el 20. 15 de junio el cumpleaños de mi Luciana, luego de varios años volvió la tristeza del 16 de junio con mucha fuerza y por último el 19 de junio “el día del padre”.

Esto fue el inicio de una pendiente que me llevo al  punto mas bajo de mi duelo. Todo estaba mal. Parecía que los elementos estaban en mi contra. Se me complicaban hasta las cosas más simples y sencillas. Fueron 2 meses muy difíciles.

 El 15 de junio de 2004 fue el último cumpleaños de mi Luciana y ella con sus cinco añitos sabía que era el último y lo vivió de manera sumamente especial. Ella se encargo de llamar a la gente  por teléfono para invitarlos. Estuvieron todos sus compañeritos del jardín. Se encargo de recibir a cada uno y de abrir cada regalo. Fue el cumpleaños más hermoso que pueda recordar.

En octubre del 2005, el primer día de la madre sin Luciana, decidimos con  Adriana y nuestros hijos vivos, celebrarlo de una forma distinta. Salimos a pasear y tuvimos un día de campo. Fue un día tranquilo y en paz a pesar del dolor que nos embargaba y sentimos que Luciana estuvo con nosotros en todo momento.

El 2 de abril de este año fue el cumpleaños de Adriana y ella decidió que se hiciera una reunión en casa y fue un lindo día.

 Y nuevamente me enfrento a la tercera semana de junio.

 Pero hoy tengo la posibilidad de elegir. Elegir entre deprimirme o tomar los ejemplos valientes de  mi amada mujer y de mis hijos.

Por supuesto, elijo enfrentar esa semana con alegría recordando todas las cosas lindas que nos dejo y enseño Luciana. Le llevaré unas flores a ella y a su abuelo. Y disfrutaré del día del padre junto a mi Adriana y mis 3 hijos, Lorena, Cristian y Luciana.

Luciana, en abril del 2004, estaba aprendiendo a escribir. Cuando la ibamos  a radioterapia en la sala de espera había un pizarrón. En ese pizarrón le escribía “LUCIANA LOCA” ella ponía cara de enojada, luego se reía y escribía “PAPA LOCO”. Un día la frase la transformó en “PAPA OSO LOCO”.

    Queridos papas espero que este día del padre puedan estar acompañados por sus seres queridos y por los mejores recuerdos de los hijos que cruzaron el puente antes que nosotros.

Anuncios

6 pensamientos en “Un nuevo día del padre”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s