Una anécdota


Alicia y Gustavo Berti en encuentro de San José.

Abril de 2006, en el marco del “ENCUENTRO NACIONAL  DE  LOS  GRUPOS  RENACER  DE  URUGUAY” realizado el 31 de mayo y 1º de abril del año 2006.


Gustavo:

Algunos ya la habrán escuchado pero igual vamos a contar de nuevo una anécdota porque es muy interesante.

Habíamos ido a una pequeña localidad del interior de nuestra provincia de Córdoba, a dar una charla para un grupo que estaba para abrirse y fue la única vez que nos tocó hacerlo en una iglesia, adentro mismo de la iglesia, en el altar.

Después de nuestra charla, le tocaba al cura dar la misa; bueno, la cuestión es que nosotros no conocíamos a nadie ahí y yo pensé ¿qué les digo? ¿Cómo vamos a llamar la atención de toda esta gente que miraba como diciendo, ¿quienes son estos dos locos que están parados aquí en frente, en el altar? Tenía que decir algo que les llamara la atención, que los despierte.

Entonces, les pregunté algo que ustedes ya lo han escuchado muchas veces, pero ellos no lo habían escuchado nunca, y les dije: ¿ustedes creen que hay algo peor que perder un hijo?

Alicia:

Ya sabemos como sigue esto, todos dicen no.

Gustavo:

Y yo digo siempre que sí, peor que perder un hijo es perderlo y morirse con él.

Yo pensé: con esto los voy a hacer que presten atención y así arrancamos.

Pero cuando pregunto ¿ustedes creen que hay algo peor que perder un hijo? surge una vocecita del fondo y una viejita dice: “Si, perder un yerno”

Me quedé duro y empecé a rebobinar de nuevo, explicando como ustedes saben que sí, que es perderlo y morirse detrás de él y todo lo que ustedes conocen del contenido de Renacer.

Pero me quedé con la sangre en el ojo y cuando terminó la reunión, había, por supuesto, un refrigerio, porque en Renacer nunca falta la comida y el refrigerio era en frente a la iglesia, cruzando la calle, y todos salimos para el refrigerio y el cura corriendo detrás nuestro para que nos quedáramos a la misa (carcajadas), pero no era esa la anécdota.

Yo identifico a la mujer que estaba al lado de la viejita, me acerco a ella y le digo: disculpe señora, ¿usted conoce a la señora que dijo que peor que perder un hijo es perder un yerno?

Sí, me contestó y, entonces, le pregunto: ¿usted sabe por qué dijo eso?

¡Hay!, pobre mujer, me dice, tiene una sola hija, estaba casada, tenía diez hijos, el marido se murió y la viejita se quedó con la hija, los diez nietos y una pensión de $ 140.oo por mes.”

Se imaginan ustedes; saben que $ 140.oo son unos 40.oo dólares, para doce bocas que alimentar.

Alicia:

Entonces, para ella, la muerte del yerno era algo catastrófico, no podía haber algo peor.

Anuncios

2 pensamientos en “Una anécdota”

  1. Hola, me he inscripto a este espacio, me llegan muchos comentarios que me ayudan a entender lo que me pasa a mí también, incluso las cosas mas pequeñas que solo nosotros sabemos, cada sentimiento, cada acto, es muy solidario, podrían decirme cuáles son los puntos de reunión en Montevideo? el día 16 del corriente mi hijo mayor, a los 33 años de edad partió de este plano físico a la morada con Dios, tengo dos hijos mas, también varones y un nietito de 5 años. gracias

    Me gusta

    1. Renacer Congreso – Montevideo Uruguay
      “Por la Esencia de Renacer”

      Lugar de Reunión: CAUTE – ANTEL

      Calle Agraciada 2417 entre Marmarajá y Francisco Tajes
      (Entre 3 y 4 cuadras del Palacio Legislativo)

      Días y horarios: Segundos y cuartos jueves de cada mes, Hora: 20

      Teléfonos de contacto: 2481.0991 y 2900.7342

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s