Sobre los miedos


Alicia y Gustavo Berti en encuentro de San José.

Abril de 2006, en el marco del “ENCUENTRO NACIONAL  DE  LOS  GRUPOS  RENACER  DE  URUGUAY” realizado el 31 de mayo y 1º de abril del año 2006.


 

Pregunta: (Amelia pregunta sobre los miedos, pero el tenor de su pregunta no sale en la grabación)

Alicia:

Amelia, tú te refieres a los miedos que sentimos después de la partida de un hijo.

Los miedos son un sentimiento muy fuerte después de la partida de los hijos que tenemos que aprender a manejar.

Nos surgen todo tipo de miedos, quizá, miedo a que les pase algo a los hijos que nos quedan, miedo de los hermanos a que les pase algo a los padres, miedo, a veces, cuando nos enfrentamos a la posibilidad de nuestra propia muerte o la muerte de los seres que nos rodean y que queremos y, a lo mejor, estamos con otros miedos y rogamos que la vida no nos mande más nada que nos cause dolor y resulta que no es así.

Muchas veces hemos visto a lo largo de estos años que el miedo de los padres se relaciona directamente con la causa de la muerte del hijo o de los hijos, si fue un accidente, tienen miedo que los chicos estén en la ruta, si es una enfermedad van a tener miedo a cualquier resfrío que el hijo o la hija tenga y si es por violencia van a tener miedo de que salgan a la puerta de la calle y si es suicidio van a tener miedo si el hijo tiene algún síntoma de que ese día no se siente bien anímicamente.

Entonces, los miedos están relacionados, muchas veces, con la causa de la partida de los hijos, estemos atentos a esto, esto puede ser así, no necesariamente va a ser en todos los casos, pero en el caso que así sea, sepan que es normal, es natural tenerlos, pero no podemos dejar que ese miedo se convierta en el que maneje mi vida.

Yo persona, yo ser, yo manejo mi vida, al miedo lo llevamos de copiloto y lo vamos manejando hasta que el miedo vaya perdiendo importancia y mientras hagamos cosas con sentido en nuestra vida y nos ocupemos de cosas significativas para nuestra vida, todo lo de hoy, por ejemplo, esos miedos irán perdiendo importancia y nos van a permitir vivir.

Gustavo:

Amelia, ¿qué va a pasar con tus miedos, el día que tú te mueras?

Desaparecen ¿no?

Ahora ¿qué te va a pasar a vos si tus miedos desaparecen? No van estar.

Entonces tus miedos necesitan de vos para existir, pero tú no necesitas los miedos para existir. Esa es la diferencia.

Esa es la diferencia para todos; no se puede vivir sin miedos, la diferencia estriba en qué es lo que yo hago con mis miedos, pues no se puede vivir sin miedos, el coraje no reside en no tener miedo, quien no tiene miedo, es un inconsciente, si una persona no tiene miedo de andar en una carretera a una velocidad de 250 kilómetros por hora, no es valiente, es inconsciente.

El coraje radica, precisamente, en poder vivir con sus propios miedos.

Nicolás partió en un accidente de moto un viernes a la noche y el domingo a la siesta vino una amiga a buscar a nuestra hija Luciana en una moto; nosotros nos miramos y yo pensé: si yo le digo que no, va a ser un largo camino de tormento, de suplicio y de miedos del cual no vamos a poder salir nunca más. Y entonces le dije: anda no más.

Cuando se fue a vivir a otra ciudad, no le pusimos teléfono ¿por qué no se lo pusimos? Para no estar llamándola todos los días y arruinarle la vida, porque los miedos estaban, pero yo no quería que mis miedos, destruyeran a otra persona. Eran míos, no tenía porqué trasmitírselos a ella.

Anuncios

Un pensamiento en “Sobre los miedos”

  1. Al estar leyendo mi mente se traslado a 4 años cuando mi hija Diana partió por un aneurisma y a los pocos días mi hija Cynthia se quejaba de dolor de cabeza yo corrí al hospital y no me parecía suficiente los exámenes que le hicieron conseguí dinero prestado para llevarla con un especialista y a pesar de que el me dijo que todo estaba bien yo insistí en que le ordenara unos exámenes mas profundos, hasta que que regrese con ellos y el medico determino por segunda vez, que todo estaba bien quede mas tranquila, pero hoy puedo reflexionar que yo era la que estaba pasando por un pánico de miedo.
    Martha mama de Diana Paola.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s