Las respuestas a todos los interrogantes sólo las vamos a encontrar en nuestro corazón


Abril de 2006, en el marco del “ENCUENTRO NACIONAL  DE  LOS  GRUPOS  RENACER  DE  URUGUAY” realizado el 31 de mayo y 1º de abril del año 2006.


Pregunta:

¿Cómo descubrimos la respuesta frente a los interrogantes que se nos plantean frente a ciertas señales que recibimos?

Alicia:

Hay un orden en el universo; y dentro de ese orden está la posibilidad de que en ese momento, en esa hora, al partir nuestros hijos, es posible que podamos presentirlo.

La vida no deja de ser un misterio.

Muchas veces nos ocurre que hay como señales, comunicaciones en un momento. A lo mejor, en ese momento en que parte el hijo, de alguna manera se hace presente en algún padre.

Esto pasa. Es común, los chicos envían señales, envían mensajes a través de sueños, todas estas cosas las tenemos que tomar como que hay algo superior a nosotros que nos trasciende y que de alguna manera está velando; todo eso nos está diciendo que todo es como que tenemos que ver que nos quedemos tranquilos.

No es que nosotros aquí, de este lado de la vida, tengamos todas las respuestas, sin duda que no tenemos todas las respuestas.

Cada uno de nosotros va a encontrar las respuestas a todas esas preguntas en su propio corazón, en su propio interior.

Confiemos en nuestra sabiduría interior, porque allí está, es la que nos permitió hoy llegar hasta aquí, es la que nos permitió salir adelante de esto que nos pasó y buscar una ayuda.

Sepamos y confiemos que nuestro corazón, nuestro interior, nos van dando las respuestas que necesitamos, no las busquemos afuera, porque están dentro nuestro.

Afuera está la salida hacia el amor, el darle al otro, pero dentro de mí están las respuestas a mis propias inquietudes, en cuanto a preguntas puntuales que nos podemos hacer.

Anuncios

Un pensamiento en “Las respuestas a todos los interrogantes sólo las vamos a encontrar en nuestro corazón”

  1. Es cierto lo he experimentado, pero también he experimentado la duda,
    si, he tenido sueños premonitorios y todo ha sucedido, a veces lo siento cerca, siento un fuerte olor y creo que él esta bien, pero vuelve y me asalta el temor, la culpa.

    María mamá de Andrés.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s