Las culpas.


Juan Francolino, Papá de Luciana, Grupo Renacer


El tema de las culpas es un tema recurrente en las reuniones de grupo, como este es un grupo de vivencias, voy a relatar lo que sucedió hace mas de 6 años en una reunión de uno de los grupos en que participé.

Una mamá estaba angustiada y se culpaba por la muerte de su hijo, la que había acontecido a mas de 1000 km de distancia de donde ella estaba. Su hijo vivía en una localidad de una provincia patagónica y ella en Buenos Aires. Esta mamá manifestaba que era su culpa la muerte de su hijo porque ella no estaba con él y que de haber estado junto a él, su hijo viviría.

Tomo la palabra otra mamá y le dijo:

– Yo estaba con mi hijo en la cocina. Entro a bañarse y murió en el baño a causa de una perdida en un calefón, que emanaba monóxido de carbono. Yo estaba a 3 metros y no pude hacer nada.

Un papá tomó la palabra y dijo:

– Comprendo la culpa que siente esa mamá porque a mi me pasa lo mismo. Mi hijo se mató con la moto, yo estaba juntando para ayudarlo a comprar un auto. Si hubiera comprado el auto el estaría junto a mí.

Tomó la palabra otro papá y dijo:

– Compañero, sabes que mi historia es casi igual que la tuya. Pero, yo llegué a comprarle el auto y pude hacer que dejará la moto. Mi hijo se mató con el auto al mes de habérselo comprado.

Cuantas veces nos creemos dueños de la vida, la de nuestros hijos y la propia, adjudicándonos culpas que tienen que ver mas con nuestra vanidad que con un hecho concreto.

Si luego de evaluar y determinar que somos los responsables de haber hecho daño, sabemos que el pasado no lo podemos cambiar, pero podemos evitar cometer de aquí en mas las cosas que nos hacen sentir culpables y compensar los daños ocasionados realizando obras de bien.

Anuncios

2 comentarios en “Las culpas.”

  1. gracias, porque luego de leer esto me doy cuenta que lo de sentirse culpable por la muerte de los hijos es muy comun, y que no me estaba volviendo loca. Yo me senti culpable por casi tres meses, de que mi hijo se ahogara, quizas si no le hubiese dado permiso, quizas si lo hubiese obligado a viajar con nosotros ese 4 de Julio en vez de pasarla con sus amigos. Esto me turbo mucho pues deseaba retroceder el tiempo y arreglarlo. Pero la realidad es otra, pues nada iba a cambiar lo que paso, el esta con el Senor en su hogar eterno y tengo que aceptarlo y seguir viviendo para el resto de mi familia dando lo mejor de mi hasta que el Senor me lleve con el a reunirme con mi hijo.

    Me gusta

    1. Denia, si hubo culpas, hay que perdonar, perdonar a nuestros hijos y a nosotros mismos (lo mas difícil), el hubiera no existe, quién tan sabio para saber lo que va a pasar y poder evitarlo, nadié y ellos donde están también lo comprenden, así son los accidentes hasta cierto punto tontos, mi hijo también falleció a causa de uno de ellos, muy certero todo lo que dices Denia, nuestros hijos se encuentran bien, mejor que nunca, en el mejor lugar, resignación para nosotras en la tierra, honrando la memoria de nuestros amados ángeles hasta el maravilloso reencuentro.
      amor, paz y fortaleza.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s