Una casualidad o un mensaje


25 Aniversario de Renacer – 8, 9 y 10 de noviembre de 2013 -Huerta Grande – Córdoba – República Argentina
Transcripción: Enrique Conde, Sara Orellano, Karina Auil

Después nos tocó encontrarnos con muchas personas que habían perdido hijos, muchas personas, de distintos lugares y un día viajamos a Córdoba a 200 kilómetros de Río cuarto, a ver a una hermana mía, para salir de la casa y de Río Cuarto.

Apenas llegamos allí nos encontramos con una persona que no conocíamos y claro como era domingo y yo era el único que tenía auto, mi hermana me dice: andá a comprar el asado y el muchacho a quien no conocíamos, me dice: yo voy con vos.

En el auto, él me mira y me dice ¿vos sabés que yo perdí una hija de seis años?

Yo me dije, hacer 500 kilómetros para olvidarme un poco de esto y lo primero que hago es encontrarme con una persona que me cuenta la historia de la pérdida de su hija, entonces, me quedé con la curiosidad ¿por qué, sin conocerme, me cuenta esto? tengo que preguntarle a mi hermana quién es este chico.

Cuando volvimos, le digo hacéme el favor de llevar vos el carbón, la leña y el asado y yo me fui rápido y le dije a mi hermana, si ella le había dicho a este muchacho que yo había perdido un hijo y me dice: no, yo recién lo veo, vino de casualidad, no lo esperábamos.

A la tarde nos volvimos y comentamos ¡cuántos padres se han acercado a nosotros! ¡Qué cosa curiosa! ¿no?

Nos llamaba muchísimo la atención.

En un momento nos dijimos ¿qué quiere decir esto? si fue una casualidad, esto va a desparecer, pero ¿si esto es un mensaje?

Nosotros estábamos abiertos a todos los mensajes que pudieran venir, todo escuchábamos, esto me hacía acordar a una frase de la Biblia que dice: “Muchas moradas hay en la casa del Señor”.

Yo decía, no voy a dejar ninguna puerta sin abrir, porque no quiero arriesgar que detrás de esa puerta me encuentre con Nicolás, por lo tanto, explorábamos todas las puertas y desechamos un montón que no nos gustaban, pero seguía abriendo puertas.

Con Alicia dijmos, si esto es un mensaje ¿cuál es el mensaje? Y el mensaje es claro “únanse a otros padres”, únanse con otros padres.

Entonces, con Alicia dijimos, hagamos un grupo.

Anuncios

Un pensamiento en “Una casualidad o un mensaje”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s