REFLEXIONES SOBRE EL FUTURO DE RENACER: Comentarios


Por Enrique Conde


No es la primera vez que los iniciadores de Renacer se ocupan del futuro de Renacer.

Es elocuente al respecto el  “Mensaje a todos los miembros de Renacer” del 6 de febrero de 2009, en el que, entre otros figuran los siguientes conceptos:

          “Nuestra esperanza es que ustedes, a su vez, decidan  trabajar por un Renacer para dentro de 50 años, porque nosotros vamos a ir pasando pero el mensaje debe quedar.”  porque lo merecemos nosotros, lo merecen nuestros hijos y hoy, por sobre todas las cosas, lo merece  el mundo, lo merece la humanidad, porque es necesario que en esta vida, en este mundo, haya seres compasivos y solidarios que trabajen pensando en los demás.”

Surgen, claramente los dos sentidos en que va orientada la inquietud original: hacia adentro de los grupos  y hacia la humanidad.

Inmediatamente nos han surgido los siguientes interrogantes:

¿Podrá Renacer proyectar su esencia, sus fundamentos, su manera desinteresada de trabajar hacia otros ámbitos de la sociedad teniendo en cuenta que hemos acumulado 20 años de experiencia en ayudar a otros seres en su noche negra del alma? ¿No es acaso esta manera  de encontrar respuestas a un interrogante universal, como es el sufrimiento, extrapolable a otros problemas en este mundo tan complejo en el que nos toca vivir?

Si durante nuestro paso por los grupos hemos crecido interiormente, nos hemos cambiado, transformado en seres más solidarios, más receptivos al dolor de los demás, más sabios frente al sufrimiento, más maduros y prestos a tender una mano al hermano que nos reclama con su rostro y su mirada, frente a los cuales hemos decidido salir de nuestro cascarón y abrirnos  a las necesidades del otro ¿hemos de guardar todo lo adquirido sólo para nosotros o estamos dispuestos a volcarlo hacia el mundo en el vivimos? Si no lo hacemos nosotros ¿Quién lo hará? Si no lo hacemos ahora ¿Cuándo lo haremos? y si hacemos las cosas sólo por nosotros entonces ¿Qué seremos? Estos interrogantes son parte ineludible del mensaje de Renacer.

Luego de 20 años de tarea y de ver cómo este mensaje ha sido adoptado en lugares tan lejanos del mundo y separados entre sí pensamos que las condiciones de un movimiento están dadas… ¿Aparecerán en el futuro quienes copien el modelo para otros fines des-interesados?

¿Se despiertan conciencias críticas en Renacer? o ¿Sólo será de utilidad hasta que la mayoría “supere” su duelo…?

Recuerden que siempre hemos sostenido que utilizar a Renacer para condolernos entre nosotros, es como usar una computadora del Pentágono para jugar al ta-te-ti.

Esto define dos objetivos: El primero imprescindible: la consolidación de la esencia de Renacer hacia adentro, hacia las conciencias individuales; el segundo: la posible expansión del modelo hacia otros sectores de la sociedad, entre ellos los distintos grupos de Ayuda Mutua.

Partimos de la base que el movimiento “Renacer”, contiene los elementos esenciales de un movimiento que al decir de Badiou “rompe la repetición colectiva social, como primera condición, siendo la segunda condición que proponga hacer un paso más hacia delante con respecto a la igualdad.” Dicho en otras palabras Renacer ofrece al mundo que nos rodea algo que antes no existía y que era una necesidad de la vida y que lo hace de una manera absolutamente horizontal, sin jerarquías, sin que nadie sea más que otro, mostrando que los seres humanos somos capaces de hacer un mundo en el que todos sean iguales…(buscando aquello que nos une y no lo que nos diferencia)

¿Se puede lograr este objetivo? Recordemos que hace 20 años dos personas pensaron que las cosas podían ser distintas a lo que eran en ese momento y que, pudiendo ser distintas, también podían ser mejores y que ese pensar llevado a la acción se concretó en lo que hoy es Renacer…

Planteado de esta manera, con vistas a los dos objetivos propuestos-perseguidos, para el futuro de Renacer, la tarea  consistirá, en “trabajar” para aquello que sea necesario a tales fines, sin caer en estructuraciones, teniendo presente que siguiendo a Badiou “una actividad colectiva siempre es, en algún sentido, una acción organizada. Hasta los anarquistas están organizados”, y teniendo presente sus dos consejos: “primero seamos pacientes, hablo de paciencia constructiva, la paciencia que inventa su tiempo, segundo inventemos caminos.” Y aquí debemos preguntarnos ¿Acaso Renacer no inventó un camino?

Pensemos si, al fin y al cabo, la vida misma, y nuestros hijos no merecen que hagamos un esfuerzo por hacer de este mundo un mejor lugar no sólo para nosotros.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s