La Morocha no está, pero su obra continúa


Publicación del diario Crónica de la Ciudad de Buenos Aires, el día 8 de febrero de 2015, a un año de la muerte de Mercedes Puente (*) , mamá de Cecilia.


lamorocha-diario_cronica
INFO GENERAL
Muchos chicos reciben a diario un vaso de leche.

La Morocha no está, pero su obra continúa

El conocido merendero de Virrey del Pino lleva el nombre en honor a su fundadora, Mercedes Puente, quien falleció hace un año. Su hija Agustina continúa la obra y charló con Crónica.

Un lugar que todos conocen en Virrey del Pino, partido de La Matanza. Todos saben que allí centenares de niños y unos cuantos mayores reciben diariamente una copa de leche. Se lo conoce como el merendero La Morocha, cuya fundadora, Mercedes Puente, falleció hace justo hoy un año. Las banderas de la solidaridad las recogió Agustina, una de sus hijas, quien a pesar de todas las dificultades trata de continuar la tarea que inició su mamá.

“Desafortunadamente, ella no pudo ver la construcción, porque cuando se empezó a levantar el merendero, ya estaba internada”, expresa con desconsuelo, pero también con orgullo, Agustina Ramírez a Crónica. “La idea, el proyecto fue sólo de ella, pero cuando esto comenzó a tomar forma cayó enferma”, agrega.

En 2006, Mercedes aprovechó el terreno que le cedió Nilda, una vecina, quien cansada de las usurpaciones le dijo “toma, vos lo vas a usar para un buen fin”. Fue entonces que entre ella y Cecilia, mi hermana gemela, comenzaron a trabajar “con la idea de hacer algo por los chicos”, comenta Agustina.

Una humilde casilla de madera, con una lona de pileta que hacía de techo, sostenido por cañas, fue el inicio de un lugar que comenzó a albergar a los niños con mayores necesidades en la zona. “Los atendíamos en la calle, porque no teníamos lugar”, recuerda Agustina, quien comenzó a difundir la obra en las redes sociales y llamó la atención de la Fundación Sí, que se sumó al emprendimiento familiar. Gracias al compromiso de la organización, se logró edificar un espacio mejor acondicionado y de mayores dimensiones, para recibir a los 200 niños que todos los días asisten allí para recibir su copa de leche, y los sábados y domingos su almuerzo. Agustina recuerda que en los inicios, Mercedes, su madre, costeaba absolutamente todo. “De su bolsillo, sin pedir nada, le daba de comer a los pibes, por eso a un año de su muerte el mejor homenaje es mostrarle que continuamos con su proyecto. Desde algún lado, seguro nos estará viendo”.

Agustina y sus 14 colaboradoras no bajan los brazos. Necesitan alimentos no perecederos, como arroz, leche, azúcar, galletitas, jugo y chocolate en polvo.


(*) NdE del Blog:

El “Merendero ´La Morocha´” es un emprendimientos iniciado por Mercedes Puente como homenaje a Cecilia, su hija fallecida. Desde su condición humilde dió alimentos a mas de 100 chicos. Hace un  año Mercedes falleció y la obra es continuada por sus hijas Agustina y Sandra.

Mercedes concurría al Grupo Renacer San Justo y para llegar debía recorrer aproximadamente 25 km, regresando a su casa a la medianoche.

Mercedes ha sido un ejemplo en vida y su obra trasciende su propia muerte. El gran homenaje a Cecilia es nuestro gran ejemplo ya que ella se “levantó de su propio dolor para ayudar a otras personas que sufrían”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Grupo de Ayuda Mutua de padres que enfrentan la muerte de hijos.

A %d blogueros les gusta esto: