!!! Mamá yo me quiero ir al cielo!!!


 

Agustín partió hace poco mas de dos meses con 17 años. Quería contarles algo que sucedió cuando el tenia aproximadamente 4 años, en relación al testimonio de Maria Rosa Yacono. Ibamos caminando por la calle, agarraditos de la mano, y el me dijo, asi de repente sin comentario previo alguno :” Mamá yo me quiero ir al cielo!! “, yo senti como una puñalada en el centro de mi pecho, pero tratando de disimular mi sorpresa y temor, le pregunté por que?, y me contestó: ” porque alla está Dios, es todo más lindo, yo quiero ir al cielo”, y le contesté, pero no Agustín, como te vas a ir, y que hago yo si te vas al cielo??, te venis conmigo me contestó. Obviamente que quedé consternada y le pregunté a su maestra si en catequesis habian hablado de algo similar y me dijo que no, que para nada habian tocado ese tema.  Y ahora que partió y leo lo que relató Maria Rosa, puedo constatar que lo que Agus decía es cierto. Pero lo llamativo es que él sabía que era asi. Por eso creo que es un ángel que bajó del cielo para estar conmigo estos casi 18 años de su vida terrenal conmigo, un regalo de Dios.

Susana Llermanos
Renacer San Cayetano
Anuncios

EL SEÑOR MIEDO


Un señor llamado miedo, entro a mi casa. Ni le pregunte porque y sin darme cuenta, le di de comer, lo invite a dormir y a ir conmigo a todas partes.

Mi familia no entendía nada, ya ni a ellos atendía.

Solo miraba, hablaba y escuchaba lo que él me decía.

Un día llegaron sus parientes y yo no volví a salir, todos ellos me ocupaban todo el tiempo, llegaron a tener un lugar privilegiado en mi vida y en mi casa.

Les preste tanta atención, que cuando fui a las habitaciones de mi casa, me di cuenta que todo estaba oscuro, silencioso y triste.

De pronto, se abre la puerta y un brillo muy fuerte dio luz a mi casa y vi. entrar personas que no reconocía, escuchar voces que hacia mucho tiempo no escuchaba.

De pronto pensé ¿qué hago ahora? Hay mucha gente en mi casa, el señor miedo y su familia y esta familia ¿cómo salir de esto?

Llame al señor miedo y a su familia y les dije, que en mi casa no había lugar para tantos, no me dejo continuar y me dijo: yo no entre a tu casa por mi voluntad, vos me invitaste y luego a mi familia. Cuando quieras nos vamos, eso sí, pedí ayuda para la mudanza.

Que alivio sentí cuando se fueron.

No podíamos vivir todos juntos.

Pude elegir.

Liliana (Grupo San Justo)
Mamá de Néstor