EL SEÑOR MIEDO


Un señor llamado miedo, entro a mi casa. Ni le pregunte porque y sin darme cuenta, le di de comer, lo invite a dormir y a ir conmigo a todas partes.

Mi familia no entendía nada, ya ni a ellos atendía.

Solo miraba, hablaba y escuchaba lo que él me decía.

Un día llegaron sus parientes y yo no volví a salir, todos ellos me ocupaban todo el tiempo, llegaron a tener un lugar privilegiado en mi vida y en mi casa.

Les preste tanta atención, que cuando fui a las habitaciones de mi casa, me di cuenta que todo estaba oscuro, silencioso y triste.

De pronto, se abre la puerta y un brillo muy fuerte dio luz a mi casa y vi. entrar personas que no reconocía, escuchar voces que hacia mucho tiempo no escuchaba.

De pronto pensé ¿qué hago ahora? Hay mucha gente en mi casa, el señor miedo y su familia y esta familia ¿cómo salir de esto?

Llame al señor miedo y a su familia y les dije, que en mi casa no había lugar para tantos, no me dejo continuar y me dijo: yo no entre a tu casa por mi voluntad, vos me invitaste y luego a mi familia. Cuando quieras nos vamos, eso sí, pedí ayuda para la mudanza.

Que alivio sentí cuando se fueron.

No podíamos vivir todos juntos.

Pude elegir.

Liliana (Grupo San Justo)
Mamá de Néstor

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s