LA CULPA


Hoy a dos años y siete meses de la muerte de Néstor, puedo ver de otra manera muchas cosas que al principio no entendía. El primer año estaba como todo claro.
El segundo año reaccione y quise morir, pedí ayuda y fui a un psiquiatra.
Este tratamiento me permitió poder dormir, poder estabilizarme emocionalmente para aclarar cosas que no entendía. Una de esas cosas era la culpa.
Buscaba cual era esa culpa y no la encontraba. Hasta que la descubrí – SENTIA CULPA DE ESTAR VIVA-. Tuve que trabajar mucho y aun lo hago para entender que yo no morí con él o en su lugar porque no soy nada mas que un ser humano y que mi destino y mi muerte están escritas ¡ Y no por mí!.
Luego puse la culpa en los demás, porque no se mueren los malos, los hijos de otros, ese hijo de perra que lastima chicos, etc…….
Pero no resolví nada con todo esto ya que no me gusta ver a otro padre cuando llega por perder un hijo, ¡pienso! Esto tampoco sirve.
Creo que este sentimiento es común a todos los padres y debemos por nosotros y por nuestros hijos  PERDONARNOS.
PERDONARNOS, de estar vivos, de reír, de soñar, de proyectar, de disfrutar y por sobre todo de seguir adelante sin ellos, y perdonarlos a ellos si en algún momento los culpamos por haberse muerto, seguramente ellos necesitan ese perdón.
CULPA: lo deje salir, no me quede con él y se suicido, como no me di cuenta antes de que estaba tan enfermo, me descuide un rato y se murió, no lo deje salir y me mintió y salió igual, comió algo que le hizo mal no se donde lo hizo o si lo hice yo, se estaba muriendo y los padres pedimos a Dios que nos lleve a los dos a cambio de su vida, etc, etc……
A todo esto digo que el día que nació y el día que murió estaba escrito.
Culpa de nuestros actos, REIR, como me voy a reír si mi hijo se murió, LLORAR, tengo que llorar si no lo hago parece que no lo quiero, DISFRUTAR, no esperemos ser igual que antes, hay un antes y un después.
DISFRUTAR, sacar fruto de esta historia triste y podernos ver al espejo con la mirada de nuestros hijos pidiéndonos por favor miren el día, el sol, la luna, la noche, los chicos, los viejos, los hermanos, los nietos, los hijos y disfruten de todo. Porque cada día y cada momento es irrepetible. Hablen de nosotros como seres humanos comunes, no nos idealicen, también fuimos imperfectos.
La culpa es un sentimiento, no la instalemos, trabajar cada una de ellas y solas se van. Si no es como no perdonar a nuestros hijos que se hayan muerto.

Liliana

Mamá de Néstor

Renacer Grupo San Justo

Anuncios

2 pensamientos en “LA CULPA”

  1. Es verdad ya no soy la misma de antes, cada vez que sonrio siento culpa y lamento compartir mi risa, Sin embargo lloro porque mi corazon esta triste, y las lagrimas caen sin darme cuenta, y porque la extraño y aun habiendo pasado un año , no logro entender ni aceptar su partida…aun la espero dia a dia….diran tantas verdades, pero mi corazon entiende el dolor que llevo por dentro….un dolor que no se puede explicar con palabras.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s