Las Fechas: Día de la madre


   En el mes de mayo se celebra el día de la madre en varios países del mundo y en Argentina el tercer domingo de octubre.  (Día de las madres en el mundo.)

    Las fechas, un tema recurrente entre quienes tenemos hijos fallecidos,  nos hacen entristecer.  Y no es necesariamente es el calendario el que nos recuerda cada una de ellas. Los ciclos anuales nos traen los olores y colores de la primavera, los calores y las vacaciones de verano, el inicio de los ciclos escolares y la caída de las hojas de los árboles en otoño, el frío del invierno. Y cada uno nos traen sus recuerdos de los momentos vividos con nuestros hijos.

Otras fechas como “El día de la madre” tienen una carga publicitaría adicional. Alguno dirá, con buenos motivos, “Es un  día comercial”.
Podemos tomar esta fecha como “un día comercial” o como un día de homenaje a los hijos que partierón tempranamente.

Artículos previamentes publicados en el Blog sobre el tema:

Cuando viene el día de la madre.

Extractado de una charla de Gustavo Berti.

Cuando se pierde un hijo, la vida se da vuelta como un guante de goma que uno se saca de la mano, como los guantes finitos de los cirujanos que la única manera de sacárselos es dándolos vuelta, todo lo que estaba afuera queda adentro y todo lo que estaba adentro quedó afuera.
Así comienza a ser la vida para nosotros.
Cuando viene un aniversario, cuando viene un cumpleaños, sobre todo cuando viene el día del padre o de la madre, un lamento frecuente es “no tengo a mi hijo que me haga un regalo”.
Entonces hay que ponerse en ese el lugar que se ha dado vuelta, porque ahora somos nosotros los que tenemos que hacerle un regalo a ese hijo, tenemos que regalarle lo único que tenemos para regalarle que es nuestra vida y la manera como vivimos ese día.
Antes, cuando los chicos estaban, nosotros veíamos la vida a través de sus ojos, ahora ellos ven la vida a través de nuestros ojos y la obligación que tenemos nosotros es qué es lo que les vamos a dejar ver a través de nuestros ojos.
¿Les vamos a dejar ver todas las miserias, todas las penas, todo lo feo o vamos a dejarles ver la belleza que todavía tiene la vida?
Seguimos siendo responsables y el papel se dio vuelta y ahora en mi día, soy yo el que tengo que hacerle un regalo a mi hijo, con la manera como vivo ese día.

Charla de Alicia y Gustavo Berti en Renacer Congreso
31 de marzo de 2006

 

Día de de la madre

Carlos J.Bianchi – El proceso del duelo -Capítulo 46
Ediciones Corregidor, 2003

A esa mamá que añora la presencia de su hijo: amiga.
Cuando la celebración ahonda la ausencia, cuando duelen más los recuerdos, quiero como nunca estar cerca tuyo.
Hablarte quedamente de la inútil rebeldía frente a los hechos que ya fueron.
Sé que añoras un beso y una flor en este día.
Él, en su nueva vida espiritual es una sutil presencia a tu lado.
Hoy, al abrir tus ojos, tal vez fue su beso el que te despertó, y en tu jardín esta mañana, verás que se ha abierto una flor; no lo dudes, es para ti.
No clames por su regreso, él no se ha ido.
Está contigo, no desde luego del modo que estuvo hasta ahora, sino hecho imágenes, abrigándote con la ternura de tantos momentos compartidos.
Deja de lado y para siempre culpas y reproches. No lo agobies con tu tristeza. No lo entristezcas con tu olvido.
Recuérdalo honrando su memoria, sigue siendo la madre, la esposa, la mujer que él ha admirado y querido entrañablemente…
Lleva sus besos en tus mejillas , ellos animarán tu camino.

Olivos, Octubre del 94

Carta del día de la madre.

Viernes 17 Octubre 2008 a 12:01 am (Material de Lectura) · Editar

Fragmento extraído del libro “La rueda de la vida” de Elisabeth Kubler Ross (Capitulo 37 Graduación).

Querida Elisabeth:

Hoy es el Día de la Madre y en este día tengo muchas más esperanzas de las que tenía hace cuatro años.

Hace tres años murió mi hija Katie, a los seis años, de un tumor cerebral.

Leer el resto de esta entrada »

Una Historia del Día de las Madres

Pensando en nuestras queridas madres dolientes en el Día de las Madres
Por Joanne Cacciatore

La ausencia de nuestro querido hijo (a) durante la época de Fiestas puede ser un estrés abrumante para las familias dolientes. ¿Podré sobrevivirlo? ¿Es normal lo que siento? ¿Debo ignorar las festividades este año? Estas son preguntas que me he hecho durante los primeros años que siguieron a la muerte de mi hija. Me gustaría compartir con ustedes algunos puntos generales que me han ayudado a manejar la muerte de mi bebé durante las fiestas.

Leer el resto de esta entrada »

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s