¿Cómo quisieran vernos nuestros hijos?


      Eiségesis del mensaje de Renacer por Enrique, Ana Doris  y Ulises, con el recuerdo más dulce que pueda existir para nuestra querida y dulce Ana.   


 

 

Muchas veces en la vida nos hacemos una pregunta que, seguramente, casi todos nosotros nos la hemos hecho en nuestra juventud, ¿qué sentido tiene nuestra vida?

Asumiendo la responsabilidad de incursionar a través de los conceptos vertidos por los iniciadores de Renacer, imbuidos de gratitud hacia ellos y con el recuerdo de nuestra dulce y querida Ana, trataremos, en lo posible, de descubrir el sentido de nuestra vida.

Paulatinamente, vamos encontrando sentido a la vida; algunos al formar una familia, en la crianza de los hijos, otros en la enseñanza, el arte o las ciencias, otros en el ejercicio de una profesión y otros en las tantas actividades a que cada uno puede aspirar realizar.

Para quienes hemos perdido hijos, llega un día que la vida nos enfrenta a algo inesperado, y, en la noche oscura del alma, nos volvemos a hacer esa misma pregunta ¿qué sentido tiene realmente mi vida?

Cuando el mundo circundante desaparece, centrados en nuestro propio dolor, por un camino u otro nos llega la existencia de Renacer, un grupo de padres que enfrentan la pérdida de hijos, y como no queremos seguir viviendo como lo estamos haciendo hasta ese momento, nos acercamos buscando saber de qué se trata.

Renacer dentro de la más absoluta libertad individual, trata de iluminar dentro del corazón de cada uno de nosotros como padres o madres, para, precisamente, encontrarle un nuevo sentido a la vida.

En mayo de 1998 escuchamos a Gustavo Berti decir “antes de Renacer lo único que se podía hacer, luego de la pérdida de un hijo era vivir una tragedia”.

Era una tragedia, por la  cantidad de estados emocionales que están ligados con la muerte de un hijo, ya sea la depresión, el desánimo, la angustia, las ganas de no hacer nada, el insomnio, el ensimismamiento, etcétera… más de cincuenta… y nuestra vida ha perdido su sentido.

Si nos dejamos llevar por las emociones, sin que hagamos absolutamente nada, seguramente que lo único que vamos a lograr es sufrir.

Cuando nos damos cuenta que la partida de nuestros hijos, es un hecho absolutamente irreversible y que por ser absolutamente irreversible nos acompañará hasta el último día de nuestra existencia, nos obliga a decidir qué vamos a hacer con nuestra propia vida.

Es entonces que aparece Renacer para iluminar ese instante y decirnos: que lo primero que podemos hacer es no dejarse llevar por el camino de  las emociones, pues hay otra actitud más digna.

El mensaje de Renacer dice que frente a aquello que nosotros no podemos modificar, hay algo que sí, podemos modificar, que es nuestra actitud frente a la propia vida.

Cuando un padre se da cuenta que las emociones no es el camino a seguir, empieza la obra de Renacer y  vemos padres que dicen: Renacer me ha ayudado a cambiarle el sentido a mi vida, que estaba encaminada a destruirse, estaba encaminada a amargarme, estaba destinada a vivir permanentemente en un estado de angustia y de sufrimiento, sintetizada en esta frase frecuentemente escuchada en los grupos “yo no sé dónde estaría hoy, si no hubiera encontrado a Renacer”.

El mensaje de Renacer viene a decirnos que podemos asumir una actitud positiva y decir “sí a la vida, a pesar de todo”  empezando a caminar con la frente en alto.

Para despertarnos, Renacer nos pregunta: ¿alguien se siente la misma persona después de haber partido el hijo? ¿hay algún padre o alguna madre que se sienta la misma persona?

¡No! dice el mensaje de Renacer, no nos sentimos las mismas personas, entonces, si no nos sentimos las mismas personas, seremos peores o mejores personas, no hay otra alternativa.

¿Qué elegiríamos? Seguramente, que ser mejores personas.

Y ¿por qué elegiríamos ser mejores personas?

Porque la memoria de nuestros hijos, merece que hagamos el esfuerzo para ser mejores personas.

¿O acaso la memoria de nuestros hijos, lo que merece son solo nuestras lágrimas, nuestra bronca, nuestro odio o que queramos morir tras ellos?

Renacer nos muestra que, en su recuerdo, lo que merecen nuestros hijos es el homenaje que le podemos hacerles con nuestra propia vida.

Cuando decidimos hacerle un homenaje con nuestra propia vida, lo primero es no dejarse llevar por las emociones y salir del ensimismamiento de los primeros momentos para ser más solidarios, compasivos y altruistas y, en consecuencia, mejores personas.

Nos podemos preguntar ¿Cómo quisiera verme mi hijo o mi hija?

Nuestros hijos no quisieran que su mamá se deje de pintar, que se deje de arreglar, que deje de salir, que se encierre y se tire en una cama a llorar…

Tampoco quisieran que el papá se abandone o se pongan una coraza, porque se sienta inmune a todo lo que puede ser un sentimiento y trate de borrar de su memoria a sus hijos, guardando las fotos en un cajón…

¿Eso es lo que nuestros hijos hubieran querido de nosotros?

Entonces la respuesta es muy sencilla para el que capta con su corazón el mensaje, porque el mensaje de Renacer es un mensaje al corazón, es un mensaje de amor.

Nuestros hijos vienen al mundo para transformarnos  y vivieron toda su vida y en homenaje a esa vida que él ya vivió, es que nosotros tenemos que adoptar una nueva conducta, lo que implica una revolución cultural.

Hemos caído en un pozo y hay que empezar a dar pequeños pasos para salir de a poquito; pero para llegar a una meta es necesario tener, en primer término, fe en el camino que se va a iniciar, luego dar el primer paso y finalmente perseverar.

El Mensaje de Renacer es la esperanza de encontrarle un nuevo sentido  a nuestra vida.

Viernes 29 de mayo de 2015

Eiségesis del mensaje de Renacer por Enrique, Ana Doris  y Ulises, con el recuerdo más dulce que pueda existir para nuestra querida y dulce Ana,

De Renacer Congreso – Montevideo, Uruguay

“Por la Esencia de Renacer”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s