DE CÓMO LA PARTIDA DE MI HIJO HIZO DE MÍ UNA MEJOR PERSONA.


Por Norma Arbilla, mamá de Fernando , Renacer Bahía Blanca.


Hola, amigos,
hoy quiero hablarles, quiero hablarles desde lo más profundo de mi corazón.
Espero ser bien interpretada… ésto no quiere ser un ataque o una confrontación para aquellos que no piensen igual que yo.
Hace 5 años y 4 meses que transito este camino…. un camino que nunca elegí, y que lejos estaba de pensar que me tocaría transitar…. el camino de la aceptación de la muerte de mi hijo Fernando, que a sus recién estrenados 19 años partió en un accidente de tránsito.
Hoy quiero decirles que me niego rotundamente a hacer de mi hijo mi verdugo, que me niego a enterrarme con él, porque sé que de ninguna manera ésto haría que él regrese o le haría algún bien a alguien. Respeto a todo aquel que decida hacer de su hijo ese ser que llegó a su vida para iluminarla con su amor… y que con su partida lo dejó sumido en la más profunda tristeza y desolación… Pero yo, paso…
No porque me nazca sentirlo de esta manera, sino porque trabajo a diario, y hora tras hora en mi vida para que no sea así.
Este es un camino al que llamo “montaña rusa” (con sus subidas, y bajones), o como bien lo llama mi querido amigo Daniel: un serrucho…. un serrucho al que a veces le faltan varios dientes… y hace que los bajones duren más de lo que quisiéramos. Pero está en nosotros trabajar para estar bien. Ésto lo digo desde la sapiencia de que los bajones son inevitables (yo misma estoy saliendo de uno de ellos, pero…. “caer está permitido; levantarse es obligatorio!”)
Sin querer hacer juicio de valoraciones, me niego a permanecer en ese estado de dolor desesperante…. y elijo la “dulce nostalgia”; y repito: no porque sea el sentimiento que me nace naturalmente… sino que lucho y trabajo día a día y hora tras hora por que así sea.
Entiéndanme: yo volví de enterrar a mi hijo de 19 años, a mi casa, para servirle la leche a mi hijo de 6… entonces no puedo permitirme el “lujo” de confinarme en un duelo patológico:
1ero porque mis otros hijos no lo merecen: San, Mel Y Agus merecen una mamá “entera”…. es su derecho y yo no tengo excusas para negárselos… qué estaría enseñándoles a ellos si así fuera? que la muerte es más fuerte que el Amor? que la muerte todo lo puede? No, prefiero enseñarles que el Amor todo lo puede… que puede vencer las distancias, incluso aquellas que no se cuentan en kilómetros…. yo sigo amando a mi hijo a pesar de que no pueda verlo, ni tocarlo…., porque puedo “sentirlo”.
2do porque mi Fer, esté dónde esté, merece percibirme plena, feliz… y no tengo por qué cargarle a él la responsabilidad de haberme arruinado la vida con su partida…
La decisión está en mí… entonces YO ELIJO.
Y elijo ser, a partir de la muerte de mi hijo, una mejor persona. Elijo trascender, convirtiéndome en una persona más solidaria, más empática, más amorosa y más compasiva…. de esta manera siento que estoy brindándole a mi hijo el mejor de los homenajes…. que él sepa desde donde está (porque mi hijo no está vivo, es cierto, pero sigue existiendo… eso no se discute) que su mamá sigue adelante… que ese motivo del orgullo que el sentía -“mi vieja viene y arregla lo que haya que arreglar”- sigue estando, que la “vieja” sigue de pié, que lo recuerda cada día y cada instante de su vida…. porque yo sigo llorando a mi hijo (¿como no llorar tanta belleza, tanto proyecto truncado, tanta juventud…?), pero elijo “acomodar” el dolor en la mochila, y seguir… y vivir mi vida lo más plenamente posible, porque si algo aprendí con la partida de mi hijo es que el amor todo lo puede, que el amor es el sentimiento más sublime, más grandioso y más inquebrantable que existe.
Por eso elijo seguir el camino que me marcan las personas que hacen huella…. personas como Juan Francolino, como Susana Roncero, como Sandra Urquiola, que la luchan, la pelean, que con su ayuda y sus palabras siempre eligen el “SÍ A LA VIDA A PESAR DE TODO!”


Anuncios

2 comentarios en “DE CÓMO LA PARTIDA DE MI HIJO HIZO DE MÍ UNA MEJOR PERSONA.”

  1. Si, interesante testimonio y forma de afrontarlo desde lo postivo y el amor.Estoy recien, hace un mes se fue mi hija mayor y cada vez que lo pienso solo lágrimas vienen a mis ojos. Está conmigo en todo instante y tambien en mi corazón pero estoy perdida en la vida

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s