Primer Encuentro Nacional de Grupos Renacer…Año 1994.


Durante el transcurso del año llegaríamos a ser 15 los grupos funcionando, varios de ellos a partir del informe de La Nación sin que tuviésemos conocimiento de cómo trabajaban — Internet no existía aún y solo podíamos comunicarnos por teléfono o correo común—, de manera que se hizo necesario reunirlos a todos para exponer la metodología en detalle y tratar de establecer normas de funcionamiento comunes. Entre viaje y viaje a Capital organizamos el Primer Encuentro Nacional de Grupos Renacer de Autoayuda para Padres que Pierden Hijos, como nos denominábamos por entonces, que se llevó a cabo en Río Cuarto entre el 9 y el 11 de octubre. Decidimos llamarlo “encuentro” porque ese era para nosotros el significado real de esa confluencia grupal, no nos juntábamos para dar órdenes o establecer jerarquías, lo hacíamos para compartir experiencias comunes, para conocernos, para abrazarnos y reafirmar el valor del emprendimiento.

Durante los dos años en nuestro grupo, en los que las reuniones eran coordinadas por todos los padres en forma rotativa, habíamos llegado a la conclusión que cuando muere un hijo algo nuestro muere al mismo tiempo, pero que podíamos elegir entre dejar morir nuestro ego o nuestro ser, y confrontados a dicha alternativa tanto nosotros como muchos otros padres habíamos decidido dejar morir (o al menos intentarlo) nuestro ego; por esta razón rechazábamos todo tipo de jerarquías porque estas significaban un reverdecer del ego, por lo que mal podríamos intentar imponer algo a los grupos participantes. Así iba forjándose la noción que Renacer era un mensaje de nuestros hijos a la vida y nosotros meros portadores del mismo, sin derecho a apropiación alguna.

El encuentro, que contó con los auspicios del Colegio Médico, la Municipalidad y la UNRC, fue una experiencia indescriptible; comenzó el viernes por la noche con una exposición de pintura a la que habían sido convocados pintores locales, titulada “La vida, la muerte y el más allá”. La intención de la muestra pictórica fue la de indicar que Renacer era una realidad cultural en la medida en que entendíamos por cultura una transformación del quehacer humano y Renacer estaba transformando la idea dominante de que solo existía dolor por la muerte de un hijo.

Participaron grupos de Río Cuarto, Moldes, Ucacha y General Deheza de la provincia de Córdoba; San Cayetano, La Redonda, Albariños, Devoto, Liniers y un grupo de hermanos de Capital; Mar del Plata, Saladillo, Bahía Blanca, Trenque Lauquen, y Pihué de Buenos Aires; y Rosario, alrededor de cien padres en total. Luego que representantes de los grupos expusieran en la tarde del sábado, en que se trató el tema del funcionamiento de los grupos, por la noche escuchamos al Coro Polifónico de la ciudad que cantó para los padres en el salón de actos de la Municipalidad, acto seguido escritores locales leyeron poemas alusivos y posteriormente compartimos la cena. La comunidad fue generosa con Renacer, mostrando así el grado de reconocimiento social por la tarea. Al día siguiente luego de las conclusiones cerramos el evento, como no podía ser de otra manera con un asado campestre.

Es posible que la única conclusión firme del encuentro haya sido el logro de consenso con respecto a la decisión de no imponer valores a los integrantes. Se decidió hacer el próximo en Mar del Plata, además nos conocimos, nos abrazamos y disfrutamos la compañía. Hubo llantos de emoción y expresiones de alegría contenidas durante mucho tiempo, años en algunos casos. La despedida fue emocionante, con abrazos, besos, pañuelos al aire y promesas de nuevos encuentros. En resumen fue una verdadera fiesta. La vida seguía guiándonos a través de nuestras intuiciones y el camino se mostraba amplio y despejado.

Pero hubo para nosotros otra conclusión aún más importante: debíamos seguir estudiando, logoterapia entre otras cosas, con mayor intensidad; el mensaje se esparcía por el país y en el futuro seriamos requeridos en otros lugares con mayor frecuencia y esto nos obligaba a capacitarnos cada vez más para responder adecuadamente a esos requerimientos. Con ese propósito entregamos a cada grupo un escrito en el detallábamos los objetivos de Renacer y su funcionamiento.

Alicia Schneider, Gustavo Berti.

renacer argentina

Anuncios

3 pensamientos en “Primer Encuentro Nacional de Grupos Renacer…Año 1994.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s