SE ABREN NUEVOS CAMINOS . La historia de Renacer. Al comenzar 1993…


Al comenzar 1993 el único proyecto en agenda era el Segundo Encuentro Nacional de grupos Renacer, a llevarse a cabo en octubre en Mar del Plata, pero eventos inesperados cambiarían el destino de Renacer: la invitación a presentar nuestra experiencia en el Congreso Internacional de Logoterapia en Toronto, Canadá, el programa televisivo “Almorzando con Mirtha Legrand” y por sobre todas las cosas el interés de Viktor Frankl por Renacer.

Corría el quinto año de labor y nuevos padres se acercaban continuamente a nuestro grupo. Existía una atmósfera de respeto y compañerismo muy acentuada que se trasladaba más allá de las reuniones a la vida social de los integrantes. Viajábamos regularmente a Moldes, General Deheza, Ucacha.

Jorge y Eva Crivello, de Deheza, estaban ya en el grupo y trabajarían con un empeño y dedicación remarcable hasta hoy. Ellos están entre quienes más rápidamente comprendieron la esencia del mensaje y se dedicaron a asistir a muchos padres en los rincones más alejados de la zona rural. Nos acompañaban, junto con Aldo, Delfina y Humberto, en los viajes que hacíamos a esas ciudades los domingos y al finalizar las reuniones nos agasajaban con salamines caseros y otras exquisiteces propias de la región.

En Renacer siempre hubo espacio para juntarnos a comer; solíamos reunirnos integrantes de todos los grupos, en la quinta de Alicia y Néstor, a comer asados los domingos y en alguna ocasión llegamos a ser más de 100 padres. El almuerzo era seguido de largas tertulias matizadas con mate, criollitos y tortas fritas. Algunos jugaban al truco y chinchón y asistían muchos hombres cuyas esposas participaban de los grupos pero no así ellos, de allí les surgió el apodo de “sal gruesa” porque estaban en todos los asados.

Durante esos eventos sociales se manifestaron dos fenómenos que mostraban el grado de transformación interior de algunos padres: durante esas largas horas, aunque se tomaba alcohol nadie se embriagó y no se contaron cuentos subidos de tono ni se pronunciaron palabras obscenas. Los padres se esforzaban espontáneamente por mantener una atmósfera de respeto y cariño: algo de una cualidad espiritual y que todos percibían sin que fuese necesario hablarlo, lo que hacía de estos eventos algo muy especial.

Alicia Schneider. Dr. Gustavo Berti.

102_1025

Anuncios

Un pensamiento en “SE ABREN NUEVOS CAMINOS . La historia de Renacer. Al comenzar 1993…”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s