DIEZ AÑOS DE VIDA . La historia de Renacer.


En 1998 el Encuentro anual no se llevó a cabo y nosotros aprovechamos para viajar menos. Por un lado ya no era tan necesario, el mensaje estaba plenamente difundido y los grupos llevaban a cabo reuniones regionales con grupos cercanos. Una de las que más perduró en el tiempo fue el Encuentro de Noroeste Argentino (NOA) que tuvo una periodicidad anual, atendido por grupos de Tucumán, Salta, Jujuy. Chaco, Formosa, Santiago del Estero y Catamarca. José tuvo activa participación en la realización de estos eventos, acompañado por un nutrido grupo de padres que manejaban muy bien el mensaje de Renacer y sus reuniones tuvieron siempre un cariz muy positivo.

+El y su esposa Tatá fueron muy importantes en el desarrollo de Renacer merced al Boletín Electrónico que edita mensualmente y en el que incluía mensajes de los padres, extracto de libros de orientación espiritual, nuestros ensayos y bibliografía a la que los padres podían acudir de acuerdo a sus intereses. La edición del boletín ha sido y aun es una tarea ardua que, como muchas cosas que se brindan con amor y sin costo, pasan generalmente sin que sean adecuadamente reconocidas.

El boletín comenzó a aparecer poco después que Rubén y Silvina dejaran de editar, desde Mar del Plata, la revista Renacer, y sirvió para mantenernos en contacto de una manera rápida, eficiente y económica.

En mayo organizamos en Río Cuarto, en la Universidad Nacional, las Terceras, y eventualmente últimas, jornadas de Capacitación, con motivo de las cuales enviamos la siguiente carta a todos los grupos:

“Río Cuarto, 13 de Marzo de 1998 Queridos hermanos de Renacer:

Como Uds. han de saber, en 1998 Renacer Río Cuarto cumple diez años de existencia. Años de intenso trabajo por parte de todos los que lo componen y que han hecho posible que esta tarea se haya difundido a cuatro países.

Como parte de las celebraciones, Renacer Río Cuarto organiza las Terceras Jornadas de Capacitación, con el lema: “Volviendo a las Fuentes. En Busca de un Lenguaje Común”, que se llevarán a cabo en el mes de Mayo, el sábado 16, domingo 17, en el Aula Mayor de la Universidad Nacional de Río Cuarto.

La rápida expansión que ha tenido Renacer ha permitido que muchos grupos se formen sin un adecuado apoyo de los grupos regionales ya establecidos; esto genera, tarde o temprano dificultades para los padres en esos grupos. Aparte de las dificultades se puede ver que la esencia de la ayuda mutua tiende a perderse, con las dificultades que ello acarrea, fundamentalmente en lo que hace a la ayuda brindada a los nuevos integrantes.

Es por estas razones que Renacer Río Cuarto ha pensado en unas jornadas integrales, que abarquen el problema de la pérdida de un hijo en su totalidad, desde el primer minuto hasta el momento en que la luz comienza a hacerse. Las jornadas se llevarán a cabo el sábado y domingo y están planeadas para ser de utilidad a los padres más antiguos y especialmente para los más nuevos.

El temario abarcará los siguientes aspectos:

1- Aspectos Históricos Culturales de la Pérdida de un Hijo.

2- Aspectos Biológicos o Somáticos.

3- Aspecto Psicológico.

4- Aspecto Integral o Esencial o Existencial.

5- La Influencia en la Familia. Hermanos y Abuelos.

6- Esencia y Definición del Sufrimiento. Buscando un Lenguaje Común.

7- Emociones y Sentimientos como Accidentes del Sufrimiento.

8- La Creación de Renacer. “Qué significa llamarse Renacer”.

9- Esencia de la Ayuda Mutua. Por qué Ayuda Mutua y no Auto ayuda.

10- Aspectos Prácticos de una Reunión de Renacer. Audiovisual.

Las jornadas se desarrollarán en forma de charlas y talleres

Reciban Uds. todo nuestro afecto y los esperamos en Mayo.

Cariñosamente Alicia y Gustavo por Renacer Río Cuarto”

Inicialmente comprometieron su asistencia unos 300 padres, pero cuando llegó el día, se acercaron más de 600, lo que significó un serio problema para que el comedor universitario pudiera atender a todos y algunos tuvieron que procurar su almuerzo como pudieron.

Como se puede observar hubo, y aun hoy continúa presente, en nuestro grupo un importante aspecto didáctico, Ya no hablábamos solo de consolar a los padres, también importaba educar en el sufrimiento y su resolución a través de la búsqueda de un lenguaje común merced al cual fuese más sencillo transmitir aspectos filosóficos y antropológicos necesarios para la tarea y también plantear los aspectos histórico culturales de la muerte de hijos. No había nada en el programa que indicara que nuestra manera de trabajar se fundamentaba en una elaboración del duelo. Además proyectamos una compilación de videos de nuestras reuniones para mostrar aspectos fundamentales de éstas y que eran más difíciles de transmitir verbalmente. Para ese entonces filmábamos nuestras reuniones desde 1993 con una cámara profesional que compráramos con una donación anónima, aunque todos supiéramos quien era el donante. Luego del encuentro muchas copias fueron adquiridas, al costo, por padres de distintos grupos.

Mirando hacia atrás, ya sin la pasión de la gesta creativa, podemos decir que a partir de 1996-97 la mayor parte de nuestra tarea fue educativa, tratando que las infinitas posibilidades que ofrecía Renacer no se vieran coartadas. Era necesario mostrar a los padres el significado de la ayuda mutua, pues podría serles útil en

otros aspectos de sus vidas; educar a los grupos en la tolerancia y aceptación incondicional del “otro” sentado al frente; educar acerca de la presencia inseparable de la muerte en nuestras vidas y, al mismo, tiempo consolar a los padres nuevos y apoyar, simultáneamente, el crecimiento interior de quienes eran capaces de comprender el mensaje de Renacer en toda su dimensión. Cuando repasamos, para este libro, la tarea cumplida durante esos diez años iniciales nos invade una sensación de asombro y a la vez maravillosa, nos sentimos privilegiados porque la vida nos dio la oportunidad de hacer lo que hicimos, de cumplir un sueño magnifico y nos damos cuenta que todo, absolutamente todo en nuestras vidas valió la pena de ser vivido.

Quizás sea éste el momento de hablar sobre un aspecto de Renacer muy poco explorado, especialmente por quienes, de una manera u otra han escrito o hablado de los grupos: Nos referimos a un modelo exitoso de organización sin estructura, sin jerarquías y sin manejo de dinero. Un modelo que se extendió a toda Argentina, Uruguay y Paraguay en tan solo seis años. Para nosotros esto demostraba que ante un interés común manejado solidariamente, respetando la autonomía y autogestión de cada grupo, sin imposición de valores, sin manejo de fondos, absolutamente horizontal y sin jerarquías era posible llevar a cabo un emprendimiento transnacional.

Cada vez que en una entrevista tratábamos de poner énfasis en este aspecto rápidamente nos sacaban del tema o, si era grabada no figuraba luego de lo escrito. Esto era para nosotros una prueba más que Argentina es un país con fuertes raíces autoritarias que no se limitan solamente a los gobiernos de turno sino que se hunden profundamente en nuestra matriz social.

Alicia Schneider. Gustavo Berti.

cartel de nicolas

Anuncios

Un comentario en “DIEZ AÑOS DE VIDA . La historia de Renacer.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s