Nuestros hijos merecen nuestro mayor esfuerzo.


Queridos papás,

Aquellos que se encuentran en los primeros tiempos, o aquellos que parecen haberse cristalizado en el dolor, en la tristeza, y parecen haber elegido vivir así, porque ese es el homenaje que desean hacerles a sus hijos.

Vemos con tanto cariño las fotos de sus amados hijos, sus cumpleaños, la añoranza de sus presencias físicas. Vemos también muchos de sus pedidos de ayuda, sus esfuerzos por comprender este mensaje que tratamos de hacerles llegar, no solo a su intelecto, sino, especialmente, a su corazón.

A veces las palabras que otros padres les ofrecen, con la mejor intención, es el abrazo y el deseo de fuerzas…otros describen sus propias tragedias, y cuánto simpatizan con su manera triste o dolorosa de vivir la vida.

Solo deseamos hacerles saber que esa no es la única manera de vivir la vida. El desafío es encontrar el sentido detrás de la tragedia. Y esa es la responsabilidad que a cada uno de nosotros nos cabe, como padres, porque aún somos padres de esos hijos, y de los que quedan, si tenemos esa bendición. No vamos a repetir las palabras mil veces dichas, están en todas nuestras charlas y trabajos publicados, las dicen miles de papás que encontraron esa mejor y más plena manera de vivir la vida.

Convertir el dolor en amor, por esos hijos, por los que quedan, por nosotros mismos. Eso es más difícil que dejarse vencer.

El amor lo puede todo. Les deseamos que su corazón y su mente se abran a la comprensión de esta realidad. El dolor pasa, el amor es para siempre. Esa es la responsabilidad de cada uno de nosotros.

¿Están dispuestos a hacer su mejor, su mayor, tremendo, a veces, esfuerzo por esos hijos?

¿Dar todo el amor en su nombre y en ese proceso abrazar la vida y junto a ella a todos los seres que amamos?

 Los abrazamos,

 

 

Alicia Schneider, Gustavo Berti.
15 de junio de 2015


Anuncios

7 comentarios en “Nuestros hijos merecen nuestro mayor esfuerzo.”

  1. Querida Marìa, Ante la partida del ser màs amado, un hijo, -a quien no estamos preparados para despedir- el dolor es insoportable, devastador, demasiado (y podría seguir describiéndolo) y sentir eso hace que creamos que la vida no debería continuar y mucho menos, vivirla. Intuyo -por tus palabras- tu enojo. Y es vàlido, normal. Ante tamaña situación el dolor lo abarca todo y genera sentimientos que quizás nunca antes hayamos experimentado. Buscar una salida a tanto dolor es querer estar mejor, darle un sentido a nuestra existencia y, fundamentalmente, lograr que ese amado hijo no se transforme en nuestro verdugo. En Renacer –grupo de ayuda mutua de padres que enfrentan la muerte de sus hijos- aprendemos a “enfrentar el dolor, aprender de él, darle un sentido y en ese proceso, encontrar un nuevo significado a la vida”. No es fàcil. No es inmediato. Lo que sì puedo asegurarte que es ¡POSIBLE! Deseo que mi comentario sea ùtil, para vos, tu familia, tu dia a dìa, tu vida. Un abrazo enorme.
    Marta Inès mamà de Julieta

    Me gusta

  2. Yo sólo voy a repetir las palabras de un papá de nuestro Grupo de Santa Fe que fue un verdadero Maestro para todos los que llegamos despues. Una vez una mamá le pregunto: -Norberto (que asi se llamaba) ¿Hasta cuándo se sufre? y Norberto muy sabiamente respondió:- “HASTA CUANDO USTED QUIERA” ,
    Yo humildemente puedo resumir esto en que por supuesto que la muerte de un hijo es un dolor indescriptible pero que somos nosotros los que decidimos renunciar a ese dolor y trascenderlo. En honor a esos seres tan amados que nos acompàñaron fisicamente por tan corto tiempo pero que podemos continuar proyectándolos en el tiempo a través de nuestro Amor, de nuestras acciones compasivbas, solidarias y generosas a otros que tambien sufren adversidades.

    Me gusta

  3. Les pregunto, señores de RENACER, a todos los integrantes: -quién puede elegir vivir en el dolor?, quién puede simpatizar con la manera de vivir triste o dolorosa de vivir la vida?, contesto, no se elige, no se simpatiza, el dolor no tiene fecha de vencimiento, ojalá la tuviera. La tragedia está siempre presente, absolutamente siempre, hasta puedo decir que hay distintos tipos de tragedias, la que le tocó a mi hijo es muy particular y horrible. Lean lo que escriben, nadie elige el dolor, el dolor está y no hay cómo no sentirlo. Gracias

    Me gusta

    1. Querida mamá,

      Esto no busca ser una tribuna de debate, ni tampoco una olimpiada del dolor -como expresa Harold Kushnner-.

      La muerte de cada hijo ha sido única y trágica, por eso en Renacer nos enfocamos en aprender a vivir luego de la muerte de un hijo.

      Cada mamá y papá que ofrecen un mensaje de amor y de esperanza lo hacen desde su propia vivencia y del camino que ha recorrido desde la muerte de su propio hijo.

      El testimonio de miles de padres que han pasado por los grupos Renacer y pudieron reencauzar sus vidas en el amor pueden dar una luz de esperanza.

      El sufrimiento se supera desde el amor, camino largo y difícil pero posible.El camino fácil es hacer NADA, para estar mal hay que hacer NADA.

      El primer paso para salir y poder mejorar en nuestras vidas es el servicio. Miremos el ejemplo de Mercedes, esa mamá muy humilde que en homenaje a su hija Cecilia dió de comer a mas de 100 niños carenciados de su barrio, obra que luego de su muerte, continúan sus hijas vivas.

      Cada uno de los que escribimos además de transmitir conocimientos teóricos, relatamos las experiencias y el trabajo realizado desde la muerte de nuestros hijos.

      Tenemos en común el sufrimiento por la muerte de un hijo, pero lo que nos une es el amor por nuestros hijos, los que han muerto y los que nos siguen acompañando de este lado de la vida.

      Juan
      Papá de Luciana

      Me gusta

    2. Querida mamá María,
      Como todos somos diferentes, cada uno no nosotros vive lo que le toca a su manera, como mejor le sale…
      Lo que es claro es que hay un tiempo para permitirnos sentir ese dolor, traspasarlo, y no quiere decir que cuanto más dolor tengamos más amor tenemos por ese hijo… no, nuestro hijo no quisiera vernos dolientes!!!
      Cuando muere un hijo también perdemos el sentido de nuestra vida, lo volvemos a encontrar cuando trascendemos ese dolor mediante el amor y el servicio…
      Dice Víktor Frankl “El hombre que se levanta por encima de su dolor para ayudar a un hermano que sufre, trasciende como ser humano.” y ahí es donde está el secreto, en la medida que nos ocupamos de un semejante dejamos de mirarnos el ombligo y por un rato aunque sea dejamos nuestra propia pena.
      Nuestros hijos se merecen que renunciemos a nuestro dolor, tantas veces hemos renunciado a tanto por ellos…
      Decimos que no somos lo que recibimos de la vida, sino lo que devolvemos a ella, y ¿qué vamos a devolver en homenaje a esos hijos? Si ellos son amor, y del más puro, incondicional amor, qué devolveremos a la vida en su nombre…
      Es un camino difícil, el camino correcto, no el más fácil o el más tentador…
      Querida mamá, asumamos, aceptemos este desafío de renunciar a nuestro dolor para pensar y ocuparnos del hermano que sufre.
      Te mando un inmenso cariño desde Esperanza, mi ciudad.
      Silvia Dobler
      mamá de Luis, mamá de dos bebés que no llegaron a ver la luz, y de Melina que me acompaña de este lado de la vida!

      Me gusta

    3. María: nuestro hijo falleció hace 8 años… Quien podría elegir vivir un dolor semejante ? Pero sucedió…., y pudimos ver, al igual que todos los padres en esas circunstancias, que nos asomábamos a un abismo… Pero a partir de ese terrible momento la responsabilidad sí pasó a ser nuestra, mía y de mi marido: la decisión de morirnos con él o seguir viviendo. Y elegimos vivir, pero cómo? Empezamos a concurrir a las reuniones de Renacer, si bien al principio no comprendíamos bien de qué se trataba, y allí simplemente nos mostraron el camino, porque la opción siempre es personal. Creo que el gran misterio del grupo radica en ese amor incomparable que se genera entre los miembros, producto de la identificación más absoluta: nadie desconoce lo que le pasa al otro, todos nos entendemos, con palabras o sin ellas… Tampoco es un cambio que se produce de un día para el otro, pero nos dejamos ayudar, tomamos la mano que se nos tendía, y, vuelvo a decir, ELEGIMOS… Porque aprendimos que nada de lo que pasó se puede modificar, y que nuestro trabajo es DE AHORA EN MÁS…Nos sentimos afortunados por tener otro hijo, pero nos hicimos cargo de que era importante salvarnos primero por nosotros mismos, para revalorizarnos como personas, porque de ese modo nos convertiríamos en seres más positivos, fuertes pero a la vez más sensibles… Tomamos como objetivo hacer un trabajo conciente, paulatino, perseverante, que nos enseñó a vivir ese dolor con dignidad, sin sentirnos víctimas ni héroes, teniendo como prioridad a otro padre sufriente, y tratando de generar buenas obras, por mínimas que éstas sean, en homenaje a ese hijo fallecido… No sé si te pueda ser útil mi comentario, solamente describo como mi familia RENACIÓ en RENACER… Un fuerte abrazo !!!

      Me gusta

    4. Hola María
      Al leerte recuerdo cuando llegan papás “nuevos”, rogando por la “solución” a la tragedia que a todos los que participamos de los Grupos Renacer nos tocó pasar. Y justamente hoy escuchaba la diferencia entre Tragedia y Drama. La tragedia no tiene solución, nadie nos devolverá a este plano de la vida a nuestros hijos, pero el drama si lo tiene. Y es nuestra responsabilidad y el amor por nuestros hijos que nos lleva a salir del dolor, el mejor homenaje que podemos hacerles es compartir nuestro amor, el servicio, el ayudar a los demás que pasan por esta situación.
      Debemos ser dignos de este sufrimiento, . El legado de un hijo consiste en convertirnos en mejores personas, más compasivas y receptivas del dolor ajeno.
      La realidad se presenta como una oportunidad y un desafío, la vida en un tiempo interno ( crecimiento interior-espiritualidad) o bien ignorar el desafío y limitarse a vegetar, por eso cada palabra, cada experiencia de cada mamá o papá o hermanos nos ofrecen este mensaje de amor y esperanza
      Espero querida mamá que puedas comprender y aprehender este mensaje
      Abrazo
      Cristina- Mamá de Tomy

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s