El hombre en busca de sentido


Como parte de las actividades del Encuentro Internacional Buenos Aires 2016, la 6ª jornada de Consolidación de conceptos de la “Esencia de Renacer” y el 8º aniversario del Grupo Renacer Lanús, el grupo Renacer Rosario Centro pone a disposición el material de la charla que ellos presentaron sobre el tema “El hombre en busca de sentido”. 

Este material cuenta con el resumen teórico, preguntas para trabajar en los grupos y un archivo  PDF con las imágenes usadas en la presentación.


Encuentro Internacional de Grupos Renacer- Buenos Aires-Setiembre de 2016- Aniversario de Renacer Lanús

En Busca del Sentido- Renacer Rosario Centro

¿Porqué vamos a hablar de Viktor Frankl y la Logoterapia?

En el primer aniversario del grupo Renacer de Rio Cuarto, Alicia y Gustavo Berti reciben un regalo esencial. “El Hombre en busca de Sentido” de Victor Frankl

Alicia: “Cuando ya habíamos experimentado que el darnos a los otros era un camino precioso, maravilloso, casi inexplorado, descubrimos a Víctor Frankl.”

Gustavo: “La obra de Víctor Frankl. nos dio el sustento filosófico antropológico necesario para fundamentar la tarea de Renacer, sobre todo para que Renacer pudiera reproducirse en otros lugares sin la presencia nuestra, porque si nuestra presencia hubiese sido requerida para formar un grupo, eventualmente, esto hubiera sido la obra de un par de iluminados, cosa que no es así, porque vuelvo a repetir, todos ustedes tomaron el mensaje, les gustó y lo adoptaron, y por eso es que existe hoy Renacer en tantos lugares.

Viktor Frankl (1905-1997)  fue un destacado neurólogo y psiquiatra austríaco. Entre sus más grandes logros se encuentra la fundación de la Logoterapia, considerada la tercera escuela vienesa de Psicología.

Su trayectoria académica fue interrumpida de 1942 a 1945, ya que fue prisionero en campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra  Mundial. Sin embargo, este suceso, le sirvió para que, pasado el momento de su liberación escribirá el ensayo autobiográfico “El hombre en busca de sentido”, en donde le demuestra al lector que pese a la magnitud del sufrimiento y las condiciones más precarias de existencia, los individuos son capaces de encontrar una razón por la cual vivir.

 El hombre en busca de sentido” es el producto de las experiencias que Frankl vivió mientras fue prisionero en un campo de concentración nazi. En este ensayo autobiográfico, el autor transporta al lector a esos terribles momentos que tanto el autor como sus compañeros vivieron. Sin embargo, al inicio de esta obra, el autor destaca que su objetivo no es ilustrar los acontecimientos, sino que estos son una herramienta para demostrar cómo el ser humano busca un porqué vivir, un sentido a la vida, una meta por alcanzar.

Esta obra consta de dos partes.  La primera parte consta de la narración de tres fases principales de la experiencia en el campo de concentración

La segunda parte de esta obra, es una explicación que Frankl hace sobre  los aspectos básicos de la Logoterapia, tales como la frustración existencial, el sentido de la vida, el sentido del sufrimiento, y el suprasentido, entre otros.

Los acontecimientos vividos en el campo de concentración los relata como una herramienta para demostrar cómo el ser humano busca un porqué vivir, un sentido a la vida, una meta por alcanzar

Otro ejemplo de esto, es la manera en la que Frankl lidiaba día con día con su cautividad. El menciona que mientras sus compañeros se preguntaban cuándo saldrían de eso, cuándo se acabaría la guerra, él se preguntaba si ese sufrimiento tenía un sentido y cuál era. La búsqueda de ese sentido del sufrimiento lo impulsaba a seguir luchando. Si no le hubiese encontrado el sentido, su mente hubiera causado la pérdida de la voluntad. Claramente, estaba inspirado en la frase de Nietzche: “quien tiene un porque para vivir puede soportar casi cualquier como”.

  • El libro relata la existencia, en los campos de concentración y exterminio de prisioneros que elegían ser “dignos de sufrimiento”. En crisis existenciales aún más severas que las nuestras hay quienes se levantan por encima de su dolor para ayudar a los sufren

  • Víctor Frankl relata que a los prisioneros no les gustaba hablar de sus vivencias: “los que estuvieron adentro no necesitan de estas explicaciones y los demás no entienden cómo nos sentimos entonces ni cómo nos sentimos ahora”

  • Lo más deprimente para los reclusos era que no sabían cuánto iba a durar su encarcelamiento

  • La duración no era solo incierta, sino ilimitada. No se puede vivir para el futuro ni marcarse una meta. El que se dejaba vencer porque no podía tener una meta futura, se ocupaba de pensamientos retrospectivos ( tendencia a mirar el pasado como forma de contribuir a apaciguar el presente y haciéndolo menos real)

Esta breve obra toca una serie de aspectos mentales y emocionales por las que todo ser humano pasa: la apatía, la desilusión, la esperanza, el amor, las ganas de sobrevivir, la pérdida de voluntad, etc

Su experiencia logró terminar de sentar las bases de la tercera escuela de Viena de la Psicología, la Logoterapia, la ciencia del sentido de la vida.

Una frase esencial del pensamiento de Frankl es que la vida tiene sentido aún en las peores circunstancias. ·

Es difícil imaginar peores circunstancias que las del prisionero de los campos de concentración: privado de su libertad, sujeto a las mayores humillaciones como ser humano, frente a la amenaza constante de perder la vida…. el sufrimiento es la constante de una existencia como la de él. · En esas condiciones adversas extremas le da forma a su teoría de la Logoterapia, la terapia de la búsqueda del sentido. Para la Logoterapia, la búsqueda de sentido es más que un derecho inalienable del hombre, es la esencia misma de su humanidad. Si la reprime en su interior, encontrará el vacío existencial, pero si se consagra en ésta búsqueda verá su vida no solamente plena de sentido sino asimismo de los beneficios derivados de una existencia significativa , entre los cuales se encuentran la paz espiritual, la estabilidad mental y la capacidad de desarrollar un proyecto de vida autotrascendente.

Estos beneficios, sostiene Frankl, solamente se podrán alcanzar en tanto el ser humano se proponga conscientemente, (ACTITUD-RESPONSABILIDAD) llevar a cabo su consecución y solo podrá disfrutarlos como los resultados indirectos de su búsqueda de sentido.

Frankl sostiene que el hombre busca incansablemente el sentido de su vida, es decir, se pregunta el para qué de su existencia y se siente frustrado o vacío cuando no encuentra respuesta. “Tu puedes asumir el sentido y sentir que eres parte del tejido de la vida o puedes vivir en el caos y ser víctima de las situaciones“. El sentido es el para qué, el motivo, la razón que te impulsa para lograr algo o para ser de una manera determinada, el sentido nos orienta y nos ubica. Frankl dice: “el sentido está, existe y tu tarea es solamente encontrarlo. El sentido no te lo pueden dar ni la sociedad, ni tus padres, ni tu terapeuta, ellos pueden ofrecerte respuestas significativas a tu situación, pero solamente tú puedes descubrir la más significativa para ti.”

El Dr. Frankl, psiquiatra y escritor, suele preguntar a sus pacientes aquejados de múltiples padecimientos, más o menos importantes: “¿Por qué no se suicida usted?” Y muchas veces, de las respuestas extrae una orientación para la psicoterapia a aplicar: a éste, lo que le ata a la vida son los hijos; al otro, un talento, una habilidad sin explotar; a un tercero, quizás, sólo unos cuantos recuerdos que merece la pena rescatar del olvido. Tejer estas tenues hebras de vidas rotas en una urdimbre firme, coherente, significativa y responsable es el objeto con que se enfrenta la logoterapia, que es la versión original del Dr. Frankl del moderno análisis existencial.

En esta obra, el Dr. Frankl explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia.

-Prisionero, durante mucho tiempo, en los bestiales campos de concentración, él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda. Sus padres, su hermano, incluso su esposa, murieron en los campos de concentración o fueron enviados a las cámaras de gas, de tal suerte que, salvo una hermana, todos perecieron. ¿Cómo pudo él —que todo lo había perdido, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio—, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla.

Es un ensayo profundo y no ante un relato más, forzosamente, sobre campos de concentración. Es mucho lo que se aprende de este fragmento autobiográfico : aprende lo que hace un ser humano cuando, de pronto, se da cuenta de que no tiene “nada que perder excepto su ridícula vida desnuda”. La descripción que hace Frankl de la mezcla de emociones y apatía que se agolpan en la mente es impresionante. Lo primero que acude en nuestro auxilio es una curiosidad, fría y despegada, por nuestro propio destino. A continuación, y con toda rapidez, se urden las estrategias para salvar lo que resta de vida, aun cuando las oportunidades de sobrevivir sean mínimas.

El hambre, la humillación y la sorda cólera ante la injusticia se hacen tolerables a través de las imágenes entrañables de las personas amadas, de la religión, de un tenaz sentido del humor, e incluso de un vislumbrar la belleza estimulante de la naturaleza: un árbol, una puesta de sol. Pero estos momentos de alivio no determinan la voluntad de vivir, si es que no contribuyen a aumentar en el prisionero la noción de lo insensato de su sufrimiento. Y es en este punto donde encontramos el tema central del existencialismo: vivir es sufrir; sobrevivir es hallarle sentido al sufrimiento. Si la vida tiene algún objeto, éste no puede ser otro que el de sufrir y morir. Pero nadie puede decirle a nadie en qué consiste este objeto: cada uno debe hallarlo por sí mismo y aceptar la responsabilidad que su respuesta le dicta. Si triunfa en el empeño, seguirá desarrollándose a pesar de todas las indignidades. Frankl gusta de citar a Nietzsche: “Quien tiene un porque para, vivir, encontrará casi siempre el cómo”.

. Todas las metas de la vida familiar han sido arrancadas de cuajo, lo único que resta es “la última de las libertades humanas”, la capacidad de “elegir la actitud personal ante un conjunto de circunstancias“.

. Los prisioneros no eran más que hombres normales y corrientes, pero algunos de ellos al elegir ser “dignos de su sufrimiento” atestiguan la capacidad humana para elevarse por encima de su aparente destino. Como psicoterapeuta que es, el autor quiere saber cómo se puede ayudar al hombre a alcanzar esta capacidad, tan diferenciadoramente humana, por otra parte. ¿ Cómo puede uno despertar en un paciente el sentimiento de que tiene la responsabilidad de vivir, por muy adversas que se presenten las circunstancias?. A diferencia de otros existencialistas europeos, Frankl no es ni pesimista ni antirreligioso; antes al contrario, para ser un autor que se enfrenta de lleno a la omnipresencia del sufrimiento y a las fuerzas del mal, adopta un punto de vista sorprendentemente esperanzador sobre la capacidad humana de trascender sus dificultades y descubrir la verdad conveniente y orientadora

El hombre está siempre orientado y ordenado a algo que no es el mismo, apunta siempre a algo fuera de sí mismo, esta trascendencia constituye la esencia de la existencia humana

Lo que el ser humano quiere realmente no es la felicidad en sí, sino un fundamento para ser feliz

Lo más profundo del hombre no es el deseo de poder ni el deseo de poder, sino el deseo de SENTIDO

El hombre aspira encontrar realizar un sentido, pero también a encontrarse con otra persona en forma de tú. La realización de un sentido y el encuentro humano, ofrecen al hombre un fundamento para la felicidad y el placer

Frankl afirma que la gente vive hoy en un vacío existencial y que este se manifiesta con el aburrimiento, a pesar que solo estirar el brazo lo tienen todo- Crecimiento interior

El sentido no se puede otorgar, dar sentido ( seria moralizar). El sentido no se otorga, se encuentra

No solo es necesario encontrar el sentido, sino que es posible ( enfermos terminales, familias que perdieron todo, la muerte de un hijo)

Encontrar el sentido en el sufrimiento, transformar el sufrimiento en una aportación positiva

Lo que importa es la ACTITUD con que se afronta el destino inevitable

El análisis de la existencia no es posible sin incluir la trascendencia, no puede detenerse en la existencia misma

CONCEPTOS BÁSICOS DE LA LOGOTERAPIA

LOS PRINCIPIOS EN QUE SE BASA LA LOGOTERAPIA

1.La vida tiene sentido bajo cualquier circunstancia.

2.El hombre es dueño de una voluntad de sentido, y se siente frustrado o vacío cuando deja de ejercerla.

3.El hombre es libre, dentro de sus obvias limitaciones, para consumar el sentido de su existencia.

.

EL HOMBRE QUE SE LEVANTA POR ENCIMA DE SU DOLOR PARA AYUDAR A UN HERMANO QUE SUFRE, TRASCIENDE COMO SER HUMANO.:


NOSOTROS NO INVENTAMOS EL SENTIDO DE NUESTRA VIDA, SINO QUE LO DESCUBRIMOS.

EL HOMBRE ES LIBRE PARA ELEGIR ENTRE ACEPTAR O RECHAZAR UNA OPORTUNIDAD QUE LA VIDA LE PLANTEA. HAY  LIBERTAD PARA ACEPTAR O RECHAZAR EL SENTIDO DE LA VIDA.

Al aplicar la Logoterapia el paciente se enfrenta con el sentido de su propia vida y debe confrontar su conducta con ese sentido de la vida.

Viktor Frankl, en la Logoterapia, se basa en la VOLUNTAD DE SENTIDO, mientras que Freud, en el Psicoanálisis, se basa en la VOLUNTAD DEL PLACER , Y Alfred Adler en la VOLUNTAD DEL PODER.

Logos: (palabra griega) que equivale a sentido, significado, propósito y palabra.

Terapia: (griego therapeia) curación, tratamiento.

Logoterapia: tratamiento para encontrar significado y sentido a la vida. Está centrado en el sentido.

 A diferencia del Psicoanálisis, corriente de Sigmund Freud, la Logoterapia mira más bien hacia el futuro, es decir al sentido y los valores de la persona. El Psicoanálisis es  más introspectivo y  retrospectivo que la Logoterapia, ésta es prospectiva.

RENACER y VÍCTOR FRANKL.:

Frankl nos hizo ver el sufrimiento de manera distinta, nos hizo ver el sufrimiento como catalizador de un crecimiento interior, nos dijo Frankl: “el hombre que se levanta por encima de su dolor, para ayudar a un hermano que sufre, trasciende como ser humano”, es decir, el hombre que aun sufriendo prioriza la presencia del otro, se humaniza, por eso pudimos decir un día, cuando quizás nadie nos entendió, pues poca gente nos entendía, que Renacer es un imperativo ético, porque el resultado final para aquellos valientes que se animaban a dar el salto de la trascendencia, era la transformación interior, era el acceso a la verdadera humanidad del hombre.”

Víctor Frankl nos dijo muchas cosas que nosotros fuimos adoptando en la metodología de trabajo y entonces permitió que esta experiencia de Renacer pudiera ser repetida en otros lugares, sin que estuviéramos nosotros, que el mensaje, en sí mismo, es lo suficientemente poderoso para que solo se plantara como lo hizo, cruzando fronteras, cruzando el océano sin que necesariamente estuviéramos nosotros.”

nos dice que no importa lo que nos pase en la vida y que te pueden arrebatar todo en la vida, menos la última de las libertades individuales, que es lo que hacemos nosotros con lo que nos pasó, qué actitud asumo yo frente a esto que me pasó, qué hago yo con esto que me pasó.

Víctor Frankl perdió a toda su familia en los campos de concentración y salió de ahí diciendo: “Sí a la vida, a pesar de todo”.

Cuando descubrimos a Víctor Frankl nos dimos cuenta que lo que estábamos haciendo era lo que él en sus libros científicamente describía.

Cuando tuvimos la dicha de conocerlo, le comentamos lo que hacíamos y le dimos gracias por haber escrito esos libros y él nos dijo: “no, gracias a ustedes, porque ustedes han probado que es real lo que yo escribí, ustedes lo han probado en el campo de acción.”

Es real que se puede emerger de un dolor tan grande, como un ser más fuerte, más sabio, más compasivo, tal como cada uno quiera, elija, adopte y asuma la responsabilidad de emerger frente a este sufrimiento, frente a ese dolor.”

Alicia Gustavo Berti

La obra de Frankl orientó al grupo hacia la transformación interior. El legado de un hijo consistía en convertirnos en mejores personas, más compasivas y receptivas del dolor ajeno. Su experiencia validaba la nuestra y traía detrás un modelo filosófico antropológico y el análisis existencial

  • La experiencia de Renacer como un exponente de la ayuda mutua sustentado en la Logoterapia

  • Un encuentro existencial de seres sufrientes que confluyen en un objetivo común: trascender el sufrimiento”

  • El Encuentro visto como una relación con un semejante, con un “otro”, en la que se reconoce a éste como ser humano, relación en cuyo marco ambos integrantes del par “Yo-Tu” se reconocen en toda su humanidad y, si también se reconocen en su singularidad y unicidad, el encuentro se convierte en relación de amor

La Logoterapia es un modelo filosófico que entiende al Hombre como un ser consciente, libre y responsable , ( no solo los casos de pérdidas, sino enfermedades, situaciones límites donde parece no haber un sentido)

Conciente porque el sentido no se otorga..se encuentra, es lo que decimos análisis existencial, que queremos para nuestra vida, libre..porque la última de las libertades humanas, a pesar de estar en las peores circunstancias, es la Libertad para decidir, por eso hablamos de Actitud y responsabilidad

  • Logos viene del griego, Sentido-Significado-Proposito. Se centra en el significado de la existencia humana, asi como en la búsqueda de dicho sentido por parte del hombre, la primera fuerza motivante del hombre es la lucha por encontrarle un sentido a su propia vida

  • Este sentido difiere de un hombre al otro, de un día para otro, de una hora a otra hora. Lo que importa no es el sentido en términos generales, sino el significado concreto de la vida ,de cada significado concreto de la vida de cada individuo en un momento dado

Para describir este proceso de transformación interior a otros padres que están por comenzar este trágico y a la vez maravilloso camino, para esto nos sirve la Logoterapia.

  • La esencia está en su capacidad de ser Responsable

  • La Logoterapia despierta a la persona en su rol de protagonista de su propia historia, de su felicidad, de sus logros y en su rol de constructor de su persona por lo tanto “artífice de su destino”. Proyecto de vida no son las ocurrencias antojadizas con las que llenamos el tiempo de la vida, sino la orientación organizada de los esfuerzos para dar vida a la vida.

  • El sentido está siempre cambiando, pero jamás falta. En caso de no verlo, habrá que dotar a la vida de sentido aún en las situaciones mas difíciles donde lo que importa es dar testimonio de la mejor y exclusiva potencialidad humana: la de transformar la tragedia, la enfermedad y el fracaso en un triunfo personal, en un logro humano. Mas aún, según Frankl:

La vida cobra más sentido cuanto más difícil se hace”.

  • La Logoterapia contribuye a esclarecer el por qué del sufrir y del morir y ayuda a tener motivos para trabajar, luchar y amar

  • La Logoterapia es una actitud ante la vida caracterizada por el protagonismo y la esperanza.

  • Los senderos propuestos por la Logoterapia conducen hacia el sentido en las crisis existenciales (el porqué vivir) Estos senderos nos llevan a comprender y aprehender que:

  • no somos un grupo de duelo,

  • que no se puede ser sin el otro,( del Duelo al Encuentro)

  • A la búsqueda de Sentido, el hombre se levanta sobre sí mismo, trasciende su propia existencia, lo conduce al otro y a su propio ser

SER-PARA-SI MISMO en un SER-PARA OTRO

Solamente este cambio existencial evitará que se muera ahogado en una tempestad de egocentrismo

Frente al sufrimiento inevitable, el sentido se encuentra en la manera en que sufrimos. El lema de Victor Frankl que Renacer toma para sus grupos es

El sufrimiento hace al hombre lúcido y al mundo transparente

A pesar de todo, sí a la Vida”

La Logoterapia nos enseña que en cualquier circunstancia es posible apelar a la responsabilidad humana, a la fuerza indómita del espíritu

Dice Frankl, “El hombre que se levanta por encima de su dolor para ayudar a un hermano que sufre, trasciende como ser humano”

Tenemos que aprender por nosotros mismo y después TRASCENDER , enseñar al otro, (Par) que no esperemos nada de la vida sino si la vida espera algo de nosotros ( y nuestros hijos que partieron)

Hay muchas oportunidades existentes para darle un sentido a la vida. La vida no cesa nunca, bajo ninguna circunstancia, y de que este infinito significado de la vida comprende también el sufrimiento y la agonía, las privaciones y la muerte.

Siempre hay alguien que nos observa –amigos, esposa/o-padres-hijos-alguien que está vivo o muerto, o un Dios y que no querría que lo decepcionáramos

Para trabajar en las reuniones de grupo

Nos dice Victor Frankl que el sentido de la vida no se otorga, se encuentra:

Pueden hablar de: ¿cómo, donde y en qué encontramos nosotros este Sentido?


Para descargar el archivo con las imágenes de la presentación, ingrese en el siguiente enlace:

El hombre en busca e sentido

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s