Las preguntas luego de la muerte de un hijo


Por Alicia Schneider y Gustavo Berti.


Alicia y Gustavo Berti

Cuando muere un hijo nos hacemos multitud de preguntas, pero en general se limitan a dos categorías: la primera tiene que ver con el hijo:

¿Por qué a él o ella?

¿Por qué ahora?

¿Por qué no me di cuenta?

¿Por qué no pude cuidarlos?

Y otra serie de preguntas del mismo tenor; la segunda categoría de preguntas se refieren a uno mismo:

¿Qué voy a hacer ahora?

¿Qué será de mi vida?

¿Quién es este ser desconocido que me mira en el espejo?

¿Cómo voy a vivir sin él o ella?

Este tipo de preguntas nos está indicando que ya no somos, ni podremos ser, quienes fuimos antes, que pretender ser como antes menos un hijo es imposible,  que hemos cambiado drásticamente y para siempre, que nos hemos transformado en otra persona. Y ahora, a partir de esta toma de conciencia se torna claro el desafío:

¿Quiénes y cómo seremos?

¿Están dispuestos ustedes, mamás y papás a asumir este desafío?

¿A darse cuenta que ahora deben ser los únicos artífices de la vida por venir?

¿A reconocer que la muerte de un hijo establece una pregunta que espera respuesta de cada uno de nosotros?

2 pensamientos en “Las preguntas luego de la muerte de un hijo”

  1. Bellísima forma de describirlo Martha. Yo soy Alfredo, papá de Elvira. A ocho años de que mi Bibi está en la Plenitud Eterna me siento igual que como lo ves tú. Hay quienes me dicen que me ven muy bien, que ya lo superé. Pero nunca volví a ser el mismo, ni lo volveré a ser. Nunca. Jamás se puede superar la trascendencia de un hjo a esa dimensión en la que no lo vemos,aunque sí lo sentimos. Sólo re-aprendes a vivir con ese dolor. Si no hubiera tanta gente que me necesita y que yo la necesito, como sonmis otros dos hijos, mi esposa o mis padres, sólo me hubiera tirado a dormir, a soñar con mi hija para preguntarle ¿cuándo nos volveremos a ver otra vez?

    Me gusta

  2. Hoy decidí reparar el ángel roto que mi hija pinto, muchos años antes de su partida y que a mí se me cayo y se le rompieron sus alas. En estos momentos estoy leyendo en la página de Renacer donde Alicia y Gustavo Berti, muestran las preguntas que brotan después de la perdida de un hijo, simultáneamente estoy sosteniendo cada pieza para que el pegamento seque y queden bien adheridas una a otra. Esta figura de yeso refleja lo que viví después de su partida, caí y me dejo hecha pedazos, se me rompieron las alas y no me permitía levantarme, buscaba entre los pedazos rotos las piezas para ir formando las alas, algunas piezas las coloque fácilmente, otras dure mucho tiempo para acomodarlas porque estaban demasiado dañadas y trituradas, hubo otras que no pude colocarlas esas las deseche , porque ya no sirvieron. Así soy yo como esa figura reparada que ella pinto, ya no soy la misma nunca seré la misma persona la vida me reforzó, se lo permití asumí mi responsabilidad, ahora mis alas me permiten volar, también me permití dejar volar a mi Diana Paola.
    Martha mamá de Diana Paola.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s