Pensamientos.


Por Alicia Schneider y Gustavo Berti.


Alicia y Gustavo Berti

 

Anoche al acostarte quizás pensaste que sería lindo no despertar más, así desaparecería todo dolor.

Mientras dabas vueltas en la cama sin poder dormir te sentías agobiado por la culpa, una culpa incierta, no bien definida y comenzaste a repasar todo lo que podías haber hecho de una manera distinta;

¡errores que de no haber sido cometidos tu hijo seguiría con vida!

Pero no te diste cuenta que ese pensamiento solo es posible en un ser OMNIPOTENTE, cuyo mínimo error causaría la muerte no solo de una persona sino de tu propio hijo, en medio del dolor y la desdicha te imaginaste ser más poderoso que tu propio Dios, o la vida si eres agnóstico.

Tampoco te diste cuenta que una falta personal, si lo merece, conlleva un castigo personal y aquí y ahora toda tu familia ha sido castigada por una falta tuya;

¿Acaso quieres convertirte en un Dios violento y vengativo?.

Piénsalo bien,

¿No te das cuenta que cada uno tiene un momento para morir, no antes ni después?

Que somos humanos, finitos, falibles que muchas veces no entendemos el azar y el destino; que nunca un hijo muere por culpa nuestra, sino porque era su tiempo. Piénsalo bien la próxima noche que no puedas dormir, tu hijo no merece esos pensamientos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s