UN HIJO QUE MUERE MERECE ALGO MÁS QUE UN DUELO.



Un hijo que muere merece algo más que un duelo.

Lo que Renacer viene a mostrar, es que podemos colocarnos, y es posible y debemos colocarnos más allá del límite, porque todo límite en realidad es una frontera. Hay una demarcación, hay algo adentro del límite y hay algo más allá de ese límite.

Y Renacer lo que propone, lo que muestra a los padres, es que se puede atravesar, se puede saltar ese límite y en el salto hacia ese límite uno alcanza su verdadera humanidad.

Hay algunos grupos que trabajan con el duelo, y se limitan a mostrarle a los padres las distintas etapas del duelo por las que atraviesa un padre que pierde un hijo. Ese abordaje no permite la trascendencia y mantiene a los padres dentro del límite, dentro de los límites impuestos por el destino. Pero quedarnos dentro de esos límites es una tristeza infinita y un hijo que muere merece algo más que un duelo.

Un hijo que muere, decimos nosotros, merece una transformación interior de los padres, merece que los padres se hagan personas más solidarias, más compasivas, más receptivas del dolor de los demás porque en esa transformación interior yace el mejor homenaje a un hijo que está ausente físicamente pero está presente continuamente en la vida de uno, y está presente de distintas maneras, no está presente como dolor, como tristeza, como angustia.

Está presente en un padre que se ha levantado por encima de sí mismo para ayudar a un hermano que sufre y en ese levantarse uno trasciende. Y como dice Viktor Frankl sustentando esto: “el sufrimiento hace al hombre lúcido y al mundo transparente”. Es decir, uno puede ver la realidad de su propia existencia y del mundo y se da cuenta que habiendo pasado por la experiencia más dolorosa por la que un ser humano pueda pasar, ha perdido el miedo a todo lo que viene por delante. Porque ya me pasó lo peor que me podía pasar.

¿A qué puedo temer de aquí en adelante?

Y vivir la vida sin temor es una experiencia extraordinaria. Y a eso apuntan también los grupos.

Renacer esencia
Texto del Vídeo realizado por Germán y Lucas Calvi.
Transcripción: Adriana Coca, mamá de Luciana.

Un pensamiento en “UN HIJO QUE MUERE MERECE ALGO MÁS QUE UN DUELO.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s