No tengo necesidad de hacer mi duelo, tengo necesidad de cuidar al otro papá que viene y que me necesita.


En lo que hace a la tarea de los grupos de mantener el sustento de los grupos Renacer, es un grupo único porque a diferencia de todos los otros grupos de ayuda mutua, nosotros nos reunimos por algo que no tenemos y no queremos olvidar.

Aparte de eso tenemos un sustento y un sustrato filosófico antropológico sólido que era necesario hacerlo. Y en el fundamento para los grupos, lo basamos en la necesidad de la presencia del otro en la vida nuestra. Porque si no tengo otro enfrente mío no hay grupo. Entonces para que el grupo exista tiene que haber otro sentado al frente.

Y para que el otro vuelva, yo tengo que preocuparme más por el otro que por mi mismo. Y en la medida en que me preocupo más por el otro, porque necesito que vuelva, salgo de mi propio dolor. Comparto el dolor del otro, es decir, la compasión por el otro hace que mi dolor desaparezca. El ser con el otro, no es cierto, no hay otra forma.

Entonces, esto es importante, porque muchos papás van al grupo simplemente a descargar todas sus molestias, todo su dolor, y no se dan cuenta que hay otra persona al frente de quien ellos necesitan, es decir, en el grupo yo no voy a ayudarme a mi en el fondo, voy a ayudar al papá que viene y que está al frente mío. Ese es el mensaje que nosotros queremos transmitir, porque entonces sí es una verdadera alternativa al duelo.

No tengo necesidad de hacer mi duelo, tengo necesidad de cuidar al otro papá que viene y que me necesita y que yo necesito de él. Y nosotros acompañamos a los padres y les decimos: ustedes son responsables por la manera en que viven su vida, si ustedes viven mal, no pueden culparlo al hijo, es su decisión; si eligen vivir bien, tampoco pueden hacer responsable al hijo, es su decisión, pero son responsables, y hasta ahí llega el grupo. Porque como no imponemos valores en los grupos, la responsabilidad es un valor neutro, porque después llega el papá y dice: les decimos que no, ante quien sos responsable, ante la vida, ante tu familia, ante Dios, ante el hijo que partió, esa es tu decisión, nosotros hasta ahí acompañamos, y nos sentimos cómodos con eso, porque la responsabilidad es un valor neutro. Es muy fácil imponer valores a las personas que sufren. Tenemos que ser muy cuidadosos de no hacerlo.

Renacer esencia
Texto del Vídeo realizado por Germán y Lucas Calvi.
Transcripción: Adriana Coca, mamá de Luciana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s