La forma en que nuestros hijos son recordados es decisión nuestra.


Testimonio de Lorena, mamá de Wallace que llegó al Grupo Renacer Lanús hace dos meses, a los pocos día de la muerte de su hijo.

Papá, Mamá que acabas de pasar por la peor tragedia, que sentís que tu corazón esta todo roto, que el dolor desgarrante no te deja casi respirar, te abrazo con mi corazón. No estas solo, eso que sentís yo también lo viví y quiero que sepas que aunque te resulte imposible creerlo, vas a poder respirar de nuevo. Estas entrando a un nuevo mundo donde tus prioridades, tus sentidos y muchas creencias existenciales van a cambiar. Pero este nuevo mundo en el que tenes que aprender a vivir no es sólo crueldad vas a ver que hay mucho amor y mucha luz aunque ahora te sientas en la más profunda de las noches.

Con el tiempo te vas a dar cuenta que el amor por tu hijo no muere con su partida y que curiosamente, se incrementa. Solo tenes que aprender a hacer algo con este amor que haga que tu hijo sea recordado como aquel que te hizo mejor persona y no como el que te arruinó la vida porque nunca pudiste levantarte por encima de tu dolor. ¿Sabes que pasa? Ese amor que tenes adentro hoy no hay donde depositarlo por medio de acciones concretas como cantarle una canción, darle un consejo, llevarlo a pasear, etc. Ese amor que tenes adentro, si no aprendes a expresarlo sanamente se puede transformar en un dolor deprimente que te consuma y haga a los ojos de los demás, pensar que tu hijo paso por tu vida para arruinartela. Que fuerte esto, cierto? Pero sabes que?, esa es tu decisión. Como querés que tu hijo sea recordado es de tu exclusiva decisión.

Seguir leyendo La forma en que nuestros hijos son recordados es decisión nuestra.

Anuncios