Las fiestas, uuuuhhhh


aliciaPor Alicia Schneider.


Sin intención de “sermonear”, ni pretender tener todo tan claro y resuelto, comparto mi experiencia con el anhelo de llegar al corazón del que lo necesita.
Se acercan las fiestas, y con ellas un espectro infinito de sentimientos y sensaciones nos inundan, esperados e inesperados y sí, también nos avasallan y sin pedir permiso se instalan prepotentemente en nuestro interior y coartan toda posibilidad de vivir en plenitud o con sencillez y amor estas fechas especiales para occidente. Y si bien estas son tradicionalmente festividades cristianas, también me dirijo a aquellos para quienes estos días no revisten un contenido religioso, Como no parece haber escapatoria, podría ser una ocasión para reunirse en familia o con amigos muy cercanos a celebrar la vida y el estar juntos.


Si a estas consideraciones agregamos una sociedad de consumo que se ha apoderado de nuestra cultura occidental…el peso de lo que no se desea y el estrés por todo lo que hay que hacer, (y comprar) se acentúan ostensiblemente, desdibujando definitivamente lo que podemos rescatar de verdadero.
Aunque algunos o muchos se afanen en que no lo sean, estos son días diferentes a los demás. y los medios de comunicación y las conversaciones casuales y no, se encargan que continúen siéndolo. Y así se presentan: días en que se sienten especialmente las ausencias de los seres queridos. O los momentos difíciles y/o dolorosos por los que nos toca atravesar en la vida. Pareciera que solo estos momentos son los que cobran un significado distinto, están más presentes, se sienten más profundos y dolorosos que el resto de los días.Y el ambiente que se respira a menudo, es denso y desesperanzador.
Es importante salirnos de nosotros mismos, de nuestros sentimientos, si estos son del carácter que aquí describo. No somos solo vos, yo,el, ella, cada uno de nosotros y nuestras desazones o tristezas, ESTAMOS TODOS CONECTADOS por el solo hecho de compartir la experiencia de ser humanos y vivir en este planeta. Los pensamientos, palabras y acciones de cada uno de nosotros afecta a una miríada de seres que a su vez lo harán con otros.
Yo puedo detener este casi descenso al abismo de la desesperanza. Con mi actitud, con mis palabras, con mis acciones. Para ello debo ser capaz de elevarme por encima de estos condicionamientos culturales y decir que la vida tiene sentido, y que podemos demostrarlo especialmente en momentos como estos.
Abrazándonos, conversando desde lo mejor de mi a lo mejor del otro. Escuchando, no tratando de convencer a nadie, disfrutando el estar juntos con quien yo elija estar o “deba” estar. Perdonando en mi interior, aunque el recipiente de ese perdón no necesariamente se entere de ello.
Cuánto más maravillosa puede ser la vida.
Y vuelvo a algo que ya escribí tiempo atrás, pero merece refrescarse en estos momentos.
Hay personas que conozco, quiero y aprecio, – y aún las que no conozco-, y sé que están pasando por momentos muy difíciles. Momentos que pueden hacer dudar de la propia fe, ya sea religiosa, en la vida, en uno mismo, en los demás…sepan que todos estos momentos pasan, nada permanece para siempre, solo el amor en su más pura esencia, el que no tiene reclamos ni expectativas y el que todo lo puede y todo lo comprende. Y si bien no siempre nos es dado saber porqué las cosas suceden como lo hacen, tengamos la certeza que traen aparejada enseñanzas, que nos ayudan a madurar como personas. A comprender al que sufre, a ampliar nuestra capacidad de compasión. Y el mundo necesita seres así. Nada de lo que nos ocurre es o no debe ser, estéril. Pero aquí radica nuestra libertad y nuestra responsabilidad: frente a lo que no puedo cambiar, aún momentáneamente- siempre elijo la actitud con la que me enfrento a ello. Con dignidad, generosidad, o mezquinamente. De esto siempre somos responsables.

Confiemos que la vida siempre tiene un sentido incondicional.

¡Los abrazo!

Alicia “Moñi” Schneider

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s