Cuando uno puede sentirse mejor y el miedo a la muerte de otro hijo.


Alicia Schneider y Gustavo Berti responden preguntas.

Encuentro Buenos Aires 2011
Avellaneda, Buenos Aires, Argentina
14 de mayo de 2011

No existe un tiempo en que uno se puede sentir mejor

Alicia: Nos preguntan sobre el tiempo en que uno puede sentirse mejor, no podemos hablar de tiempo, porque eso es absolutamente personal, es individual. Depende de cuanto yo abra mi corazón. De cuan generoso sea y me abra a los demás y deje mi dolor a un costado y permita que se manifieste el amor. Recordemos las palabras de Víctor Frankl:

“El hombre que se levanta por encima de su dolor para ayudar a un hermano que sufre trasciende como ser humano”

Como superar el miedo a perder otro hijo

Alicia: El miedo a perder otro hijo es muy natural, es muy normal, va a haber un tiempo que nos va a acompañar. Es así, es lógico, somos humanos, pero quisiéramos que una bola de cristal o que alguien venga y nos diga “quédate tranquilo, que tu hijo te va a enterrar a vos” para así seguir viviendo, pero resulta que no es así. Tenemos, de a poquito, que ir tratando de que esos miedos no nos paralicen, que es lo más difícil de todo. Para que esos miedos no nos paralicen sigamos permitiendo a nuestros hijos aquello que pensamos que es peligroso, pero ellos quieren hacer, por su puesto dentro de lo razonable como es todo, hagámoslo. Yo siempre lo digo y lo repito; nuestro hijo partió en un accidente de moto y nuestra hija más pequeña que Nicolás, en los días siguientes a la partida de Nicolás, nos pidió permiso para salir con una amiguita en una moto.

Entonces, Gustavo me dijo: “se lo tenemos que dar, porque si hoy no se lo damos, no se lo damos más”, y se lo dimos, porque sabíamos, que si bien eran chicas, eran prudentes y se lo dimos.

Lo que tenemos que hacer es aplicar una linda técnica que nos enseña Víctor Frankl, que sirve para todas las situaciones que se nos presentan, “la intención paradójica” que consiste en llevar al absurdo y a extremos a aquello a lo que le tenemos más miedo. Por ejemplo, al tiempo, nuestra hija, se fue a estudiar a Europa y nos escribía. Un día nos dice; “estoy en Venecia” y yo me imaginaba que se caía de una góndola y se ahogaba…

Gustavo: Se olvidaba que  sabía nadar. (Risas)

Alicia; Si; en otras ocasiones, “estoy esquiando en los Alpes” o cualquier otra cosa, yo me imaginaba que se caía, se fracturaba, se rompía toda y no se que más. Entonces, la llevaba a los extremos más ridículos de la forma en que se iba a morir lejos de nosotros. Hasta que empecé, yo misma, a reírme de mí misma, con mi hermana y con Gustavo cuando se lo contaba, nos reíamos y así, de a poco, se me fue yendo el miedo. Finalmente, uno aprende que la vida es como es y no hay nada que nosotros podamos hacer para evitar lo que debe suceder. Lo que sí sabemos, es que somos libres y responsables, que es sobre lo que siempre trabajamos en Renacer. Libres y responsables de elegir la manera que nos enfrentamos a lo que nos toca vivir y siempre es así. Estamos en la búsqueda de sentido y cuando nos pasa algo, muy doloroso, saber que nos van a seguir pasando cosas, lamento comunicarles, que esto de hoy, no va a ser lo único que nos va a hacer sufrir, nos van a seguir pasando cosas. Si embargo, siempre vamos a tener la entereza y la capacidad de enfrentar las situaciones de la mejor manera.

2 pensamientos en “Cuando uno puede sentirse mejor y el miedo a la muerte de otro hijo.”

  1. Que suerte tengo de poder leerlos, porque es exactamente lo que me está pasando en este momento, me atormenta el temor a perder a mis otros hijos y, aunque intento no demostrárselos, estoy llena de fantasías como expresa Alicia. (de cada situación me imagino cosas terribles). El poder leerlos me da la tranquilidad que es normal que suceda (aunque ya me lo ha expresado mi psicóloga); que no es a mí sola que me sucede. Gracias por ser tan claros.

    Me gusta

    1. y pasa cuando estos miedos se convierten en realidad ami me paso perdí un hijo ase 20 años y estuve todo el tiempo pidiéndole adiós que no me quitara otro hijo que me los cuidara mucho que si esto pasaba yo me moriría y paso hace 2 años perdi mi hijo mayor mi miedo se hizo real por esto me he buelto triste solitaria no quiero saber nada tengo una crisis existencial es mas perdí por total la fe en dios las ganas de vivir en fin todo mi hijo era un gran ser humano era policia amaba lo que hacia pero un imprudente con su carro me lo mato y mato sueños y muchas cosas de una familia

      Me gusta

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s