La vida, el transcurrir del tiempo, los cambios y nosotros.


Por Alicia Schneider y Gustavo Berti

Suele ocurrir, que, al cambiar las estaciones del año, cambie con ellas nuestro estado de ánimo, tratando de responder varias inquietudes que nos han llegado al respecto, desearíamos compartir con ustedes nuestro punto de vista frente a este fenómeno que describen a veces, con tanta desesperanza.

Esta reacción frente a los cambios en la naturaleza, es normal, es humana. Hemos aprendido que la vida es cambio, aunque tantas veces desearíamos que el tiempo permaneciera quieto, inmóvil reteniendo así aquello que vivimos con tanta alegría, pero sabemos que es imposible, es inevitable.

Aceptar el cambio como parte de lo que significa vivir es aceptar que somos parte del devenir del universo, así, la vida es amor, es alegría y es también nostalgia. A veces confundimos este último sentimiento con dolor, que en un momento pudo haber sido eso, dolor, pero una vez que encontramos un sentido, más allá de la tragedia, un sentido valioso en nuestra vida que hemos comprobado que somos capaces de elevarnos por encima de lo que nos pasa en homenaje justamente a esos seres tan amados, entonces ya el dolor deja de ser tal para convertirse en una “dulce, amorosa nostalgia”. La que nos hace detener un instante en el camino emprendido con tanto esfuerzo, luego de la partida de nuestros seres amados, para sentir momentáneamente tristeza, que parece acrecentar la ausencia, pero sepamos que son solo momentos, no significa que hemos retrocedido en nuestro empeño en vivir la vida de la mejor manera, solo nos recuerda que somos humanos, y que es lícito añorar y recordar, siempre y cuando sepamos que ese sentido valioso, luminoso que hemos, o estamos descubriendo no se pierde, no se esfuma no quedamos en absoluta soledad,contemplando nuestras heridas en el desierto, simplemente tomamos aliento,respiramos profundo, recordamos el inmenso amor que nos une a esos hijos y fortalecidos, retomamos el camino, el que nos propone Renacer, el de la compasión y el bendito amor incondicional, el que no cambia, el que siempre ES y todo estará bien.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s