Prefacio de Páginas sin punto final…


PREFACIO

Desde el día que escuchamos las palabras de Alicia y Gustavo Berti, en Huerta Grande 2008, diciendo: “Es necesario que conozcamos la Esencia de Renacer y nos mantengamos dentro de ella porque si no, los grupos se van a dispersar, vamos a tener dificultades y el mensaje se va a perder”, ha revoloteado en nuestras mentes el compromiso que esas palabras implican para todos nosotros.

A partir de entonces, casi febrilmente, empezamos a recopilar dentro de los conceptos vertidos por Alicia y Gustavo Berti, aquellos que tuvieran afinidad con lo que implica la Esencia de Renacer.

Así, llenamos desordenadamente, páginas más páginas en el computador, casi mil, sin saber qué hacer con ellas, que pugnaban por salir a la luz.

En tal situación, Juan Francolino nos comenta que con motivo de cumplir, en el mes de setiembre pasado, el primer aniversario de la creación de Renacer Lanús, también rondaba en sus mentes la idea de tratar el tema de la Esencia de Renacer, removiendo en nosotros la presencia de aquellas páginas, lo cual renueva hoy a la distancia, nuestro sentimiento de gratitud hacia Juan, Ricardo, Beatriz y demás integrantes de Renacer Lanús.

Entonces recordamos las palabras de Rainer Ma. Rilke cuando dice:
“Para que una cosa te hable, tienes que tomarla durante cierto tiempo como la única que existe; como la sola apariencia que a través de tu amor tenaz y explosivo se halla emplazada en el centro del universo y que ese día y en ese sitio incomparable, es ofrecida por los ángeles.”

Y aquellas páginas, salieron de su letargo y empezaron a cobrar vida, reclamándonos ver la luz. Pero ¿qué hacer con ellas?

Siempre pensábamos que para que no se pierdan los conceptos vertidos durante más de 21 años, por los creadores de Renacer, Alicia y Gustavo Berti, sobre la Esencia de Renacer, dispersos en charlas, encuentros, comunicaciones y publicaciones, un día habrían de ser reunidos, para que la posteridad los pueda recibir y permita su consulta a través del tiempo.

De todo esto nació la idea de recopilar todo aquello que se refiere a lo que implica la Esencia de Renacer, en una especie de exégesis, pero ¿cómo hacer para no quebrantar el principio básico de no encasillar y sistematizar lo que es Renacer, dando forma a aquello que no la tiene? ¿Cómo evitar la pérdida de las infinitas posibilidades en el altar de la forma?

Y, a su vez, ¿Cómo escapar a las formas sin que operen frenando el impulso inicial?

Pensamos que deberíamos manejar el concepto referido en la anécdota de Miguel Ángel cuando creó el Moisés, en cuanto a que “crear significa que aflore a la vida algo que ya está en ella. Algo que está latente, esperando ser descubierto”.

Seguir leyendo Prefacio de Páginas sin punto final…