Perú tiene su primer Grupo Renacer


 

 

Renacer Barranca Perú

Lugar de Reunión : Jr. Bolognesi 117 Barranca.

Días y horarios: Los días martes de 19.00 a 20.30 horas.

Email: gruporenacerbarrancaperu@gmail.com

Teléfonos: 51 9 33368273 ó 51-1-2355588

Datos de adicionales de contacto: marthacornejo103@gmail.com
Mpaula.carrion@gmail.com

Trabajando  de acuerdo a Esencia y fundamentos de Renacer como grupo de ayuda mutua.

Anuncios

Suicidio: La vida y la muerte son un misterio


Cuando un hijo muere: De la desesperanza al sentido.
Alicia Schneider y Gustavo Berti.
Santiado de Chile.
13 de Noviembre 2011.

Transcripción:
(Karina Auil, Sara Orellano. Adriana Coca.)

Pregunta:

¿Cómo puedo transformar mi gran dolor y  egoísmo  en amor? He perdido a mi hijo por suicidio, me ésta ahogando.

Gustavo:

A esta mamá yo le voy a decir como manejamos nosotros el tema del suicidio. La vida, tanto la vida como la muerte son un misterio, uno nunca puede saber porque una persona decide terminar con su vida, es imposible saberlo. Nosotros decimos que para comenzar a lidiar, antes de comenzar a lidiar con esta pérdida, se debe comenzar a respetar la decisión de la persona que ha tomado dicha decisión valga la redundancia. Respetar no quiere decir que nos guste, sino que lo respetamos y a partir de ahí comenzamos a construir. Hay cosas que en la vida deben respetarse aunque no nos gusten.

La más simple, una investidura presidencial, debe ser respetada aunque no nos guste. Yo en mis cuarenta y pico de años que he votado nunca voté por un ganador, siempre perdí en todas las elecciones que voté así es que he tenido que respetar a todos los presidentes sean del signo que sean en la Argentina. Pero, al margen de eso, ese es el primer paso, es una decisión tomada libremente por una persona que asume la responsabilidad por sus actos y que cuando lo hace, lo hace con fé, con la fé de que en otra dimensión la vida para esa persona puede ser mejor, porque sino ese paso no se toma, ¿no es cierto?, entonces ese es el primer paso y de allí cada uno debe empezar a reconstruir su vida, pensando siempre en qué somos, repito en que seguimos siendo padres de esos hijos aunque no estén.

Yo sigo siendo papa de Nicolás y tengo la obligación de comportarme como tal y tengo que seguir dando el ejemplo. El hecho que él no esté, no priva, no me quita a mí la paternidad, sigo siendo el padre de ese hijo y tengo que comportarme como tal, si fallo en mi comportamiento personal, fallo en mi comportamiento como padre.

Entonces, que les tengo que enseñar yo a mis hijos, que la vida vale la pena ser vivida, decirle un sí a la vida a pesar de todo. Vivir la vida con amor tratando de rescatar los valores más importantes y eso es lo que tengo que hacer.

Alicia:

Pensemos con amor, en todo lo que hagamos, todo lo que emprendamos lo hagamos con amor. De esa misma manera rescatemos el recuerdo de nuestros hijos.  No importa la forma en que se hayan ido, solo pensemos en ellos con amor, no pensemos en la forma en que se fueron, no pensemos en el dolor que eso nos causó, no pensemos en cómo o en como no sufrieron, nosotros pensemos en ellos con amor. El amor desplaza al dolor.