Historia de Renacer: Publicación de la Sociedad Argentina de Pediatría, 1996


Publicación de la Sociedad Argentina de Pediatría
Río Cuarto, Marzo 5 de 1997
Queridos Hermanos de RENACER
Es con una gran alegría que les enviamos estas líneas, que esperamos les sean útiles para comenzar las actividades de un nuevo año con renovadas fuerzas y el mismo espíritu solidario de siempre.
Decimos con alegría, porque a fin de 1996 RENACER obtuvo por, parte de la sociedad, el último reconocimiento. Éste ha llegado de la manera de un trabajo sobre los Grupos y su funcionamiento, que la Sociedad Argentina de Pediatría ha publicado en su revista oficial, Los Archivos Argentinos de Pediatría, en su volumen 94, número 5 de 1996.
Esto significa el reconocimiento y, lo que es más aún, la aceptación de nuestra tarea, por parte de la medicina ortodoxa o formal, de nuestro país y Latinoamérica, puesto que la revista llega a pediatras y bibliotecas médicas de todo nuestro continente.
Éste era el último eslabón que quedaba y es mérito de todos nosotros, de las mamás y de los papás y abuelos y hermanos de todos los Grupos RENACER , en las ciudades y los pueblos, no importa cuán pequeños o grandes los Grupos sean, cuan cerca o lejos estén de los grandes centros.
Esta creación ha sido y es, obra de todos nosotros. Les cito una frase que fue copiada de una Iglesia en la Provincia de Entre Ríos por una mamá de RENACER Bs. Aires y nos la envió:
“Las grandes obras las sueñan los santos locos, la continúan seguidores fieles, las efectúan luchadores natos y las critican inútiles crónicos”.
Todos nosotros “somos” los seguidores fieles de una tarea que nos han marcado los “Santos Locos” de nuestros hijos.
Esperando que puedan disfrutar, tanto como nosotros, con esta nueva etapa de RENACER , nos despedimos con todo el cariño incondicional, como siempre.
De RENACER Río Cuarto:
Gustavo Berti
EL trabajo publicado en la Revista Mexicana de Logoterapia en 2003, es una versión actualizada de lo publicado por la Sociedad Argentina de Pediatría en “ARCHIVOS ARGENTINOS DE PEDIATRÍA”,  este artículo en el siguiente enlace:

Cuando un hijo muere: Logoterapia y ayuda mutua

Anuncios

2 comentarios en “Historia de Renacer: Publicación de la Sociedad Argentina de Pediatría, 1996”

  1. Buenos días. Los sigo siempre aunque no coincida en algunos temas me hacen mucho bien. En éste caso lo único que tengo como crítica ( puedo estar equivocada) sobre ésta parte de la frase… “Las grandes obras las sueñan los santos locos, la continúan seguidores fieles, las efectúan luchadores natos..hasta ahí de acuerdo pero me parece que “las critican inútiles crónicos” creo que es irrespetuosa. Mil disculpas si no entendí esa parte de la frase. Buenos días y gracias!

    ________________________________

    Me gusta

    1. Hola Haydeé.

      La publicación recuerda una carta de hace 22 años, estar discutiendo si fue acertadad la frase o no al menos es anacrónico.

      Por otra parte esta muy bien explicado que se trata de una cita y de donde fue tomada.

      Con respecto a la frase que a usted le resulto inadecuada, le puedo decir que primero debemos situarnos en el contexto del año 1996 y todo lo que se había trabajado y luchado en esos primeros 7 años de existencia de Renacer, en la sección “Historia de Renacer” va a encontrar varios capítulos deidcados a las dificultades internas y externas que se presentaron.

      En lo personal le puedo contar que cada vez que me toco realizar algo o trabajar en la organización de algún encuentro surgieron “quejas” de las personas que luego no hacían nada.

      Cuando iniciamos este blog y cuando iniciamos el grupo en Facebook de Renacer, hubo mucha oposición. Esas personas que se opusieron o se quejarón, no aportaron nada para mejorar y tampoco hicieron algo diferente.

      Con la frase no concuerdo con el uso de la palabra “crítica” a la cual diferencio de la “queja”, porque considero que la crítica va acompañada de la acción. Desde la crítica se mejora lo que esta bien, se cambia lo que están mal y se realiza lo que no se hizo.

      En cualquier orden de la vida usted podrá observar opinadores y quejosos que jamás hacen nada, esos son los que yo llamaría “los quejosos inútiles”.

      Saluda.

      Juan Francolino
      Papá de Luciana

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s