Mensaje y transmisión del mismo


Por Gustavo Berti.


“Toda posición de valores en sentido esencial no solo tiene que desarrollar sus posibilidades para llegar a ser entendida, sino que al mismo tiempo tiene que adiestrar  previamente a aquellos que presentarán ante la nueva posición de valores la actitud nueva que pueda llevarla al futuro. Las nuevas necesidades y exigencias tienen que ser cultivadas y adiestradas. Y ese proceso presume, por así decirlo, la mayor parte del tiempo que le está concedido históricamente a los pueblos. Las grandes épocas, porque son grandes, suelen ser únicas en cuanto a su respetabilidad y muy cortas en cuanto a su duración; del mismo modo como los momentos más grandes de los individuos confluyen en un único instante. Una  nueva posición de valores incluye la creación y consolidación de las necesidades y requerimientos que se ajustan a los nuevos valores.” Heidegger, Martin. Nietzsche I. Destino, Barcelona 2000:39

Siguiendo a Heidegger podemos decir que Renacer representa una nueva posición de valores frente al dilema de la muerte de un hijo, dilema no resuelto previamente por Occidente. Vemos al mismo tiempo la necesidad de adiestrar previamente a quienes han de ser los presentadores de esos nuevos valores que deben ser cultivados (y no simplemente repetidos, a veces como una letanía) y consolidados.

Los grandes momentos que concluyen en un único instante han de ser precisamente la muerte de un hijo.

Anuncios