Trascender el sufrimiento.


Del libro  ,”Páginas sin punto final para un libro sin punto final“, de Enrique Conde, Montevideo, 2010


RENACER  ES… Un encuentro existencial de seres sufrientes que confluyen en un objetivo común: trascender el sufrimiento.     (Extractado de “La Palabra de Alicia y Gustavo Berti”)

           “Cuando una persona que sufre una crisis existencial llega a un grupo de ayuda mutua, lo hace con todo su sufrimiento encima, no con el de la humanidad.

        Sin embargo, el hecho inicial de encontrarse con 40 o 50 personas que están experimentando la misma crisis existencial, le hace ver al sufrimiento como un fenómeno perteneciente a la humanidad, como algo inherente a la esencia del hombre.

Seguir leyendo Trascender el sufrimiento.

Anuncios

¿De quién es la responsabilidad del funcionamiento de un grupo?


Por Juan FrancolinoLa imagen puede contener: una persona, de pie e interior


La característica de Renacer es que esta conformado por madres y padres, no tiene una estructura de jerarquías y existe paridad entre sus integrantes.

Es habitual que las personas que trabajan mas en función de los grupos tomen notoriedad y se los suela indicar como referentes.  Esta referencia no los convierte en autoridades.

Para que exista un grupo es necesario dos o más personas y el compromiso para el funcionamiento de los grupos es de cada integrante del mismo. Cuando no se comprendió y no se asumió la responsabilidad de la importancia de cada miembro, la misma se delega en una o dos personas y cuando estas personas no pueden continuar con la tarea por diferentes motivos el grupo deja de funcionar.

En ocasiones las personas van a recibir o acuden a los grupos cuando no están bien y se olvidan que deben devolver lo que han recibido a otras personas que llegan sufriendo por la muerte de un hijo.

Cada día de reunión sabemos que alguien necesita de nuestras palabras, de nuestro apoyo, de nuestra escucha, de nuestro abrazo.

Cuando cada uno de los integrantes de un grupo asume el compromiso por el funcionamiento del mismo, se ocupan cuando alguien no puede seguir yendo por diferentes razones y se comparten las tareas para que el grupo continúe sin importar quienes sean sus integrantes.

Cuando existe responsabilidad se encuentran los caminos, cuando no se quiere asumir el compromiso, solo se encuentran excusas.

Lo que buscamos no está en el pasado


 

 

 

Por Enrique Conde

 

 


      La tragedia no es perder un hijo, la tragedia es perder un hijo y no aprender nada de eso, porque entonces, su muerte habrá sido en vano, una muerte sin sentido, una muerte absurda.

     Como padre tenemos la responsabilidad de que no sea así, pero es solamente cada padre que puede decidir qué es lo que va a aprender de esto,  si va a llorar hasta regar las plantas del jardín, con lo cual, su dolor y su tragedia sea en vano y no tenga sentido.

     Si continuamos con nuestras emociones y nuestros sentimientos, colocados en el pasado, no nos llevarán a ninguna parte, no nos conducirán, absolutamente, a ningún lugar; vamos a pedalear en el barro durante toda la vida.

     La respuesta no está en el pasado, todo lo que ha pasado no se puede modificar.

     La respuesta está adelante nuestro, en lo que todavía  nos falta por vivir.

 

     No nos detengamos pues, en lo que nos ha pasado; tratemos de canalizar nuestras energías acerca de las posibilidades que se nos abren a partir de la muerte de un hijo, hay caminos nuevos, no explorados, no visualizados antes, pero están allí esperando ser recorridos.

     Esos caminos están ahí, esperando que los transitemos.

     Nosotros, que supuestamente, somos la creación más perfecta que existe en este planeta, preguntémonos; ¿por qué tenemos los ojos puestos hacia delante? ¿por qué no nos hicieron con los ojos puestos hacia atrás?

     Eso tiene que tener un significado, ¿por qué no me pusieron los ojos en la mano?, donde yo podría mirarme la cabeza, mirarme las orejas, poder mirarme la espalda.

     Pero no, me los pusieron ahí donde están y los ojos puestos ahí, podemos intuir, que tiene un significado: primero, no me puedo mirar a mí mismo, y, a su vez, que tenemos los ojos adelante, porque tengo que  mirar y caminar para adelante.

     Tenemos que mirar hacia el futuro.

     Tenemos que ver qué es lo que puedo hacer de valioso por delante, qué es lo que puedo aprender de tanto dolor.

     John Milton, escritor inglés que perdió su vista, nos dice “El verdadero infortunio, es no saber sobrellevar un infortunio.”

     Quien siga mirando hacia atrás, no avanzará, va a quedar cristalizado como la mujer de Lot, hecha un desecho de sal.

     ¿Recuerdan la historia de la mujer de Lot?  Lot le pidió al creador que lo saque de la ciudad de Sodoma y Gomorra y el creador le permite salir con su esposa Edith, con la sola condición que al salir no vuelvan la mirada hacia atrás.

     La mujer de Lot desobedece y se da vuelta y ¿qué pasa?  se convierte en una estatua de sal.

     ¿Cuál es el significado de esta metáfora? 

     Que se cristalizó en lo que quedaba atrás, ese es el peligro de mirar demasiado para atrás.

     El resultado final es que vamos a haber muerto con nuestro hijo y así habremos hecho de nuestro hijo nuestro verdugo.

     Ese mensaje no queremos darlo y el único elemento para no darlo es nuestra vida y la manera en que la vivamos.

     ¿Cómo vivo mi vida?  ¿qué es lo que hago con tanto dolor? ¿para qué sirve este dolor?

     Sirve para una sola cosa, para ser más solidario y en nuestro caso, ayudar a otra persona a que sufra menos, intuirlo así,  es de la esencia de Renacer.

     Si quieres ayudar a otra persona, a que sufra menos, no puedes acercarte a ayudarla y decirle ¿cómo estás? yo también perdí un hijo, ¡Ah! y tengo tantas culpas y todavía no puedo una u otra cosa…

      ¿Qué clase de ayuda es esa?

       Cuando uno está dispuesto a ayudar a otra persona, se tiene que olvidar de su propio dolor, tiene que decir yo también perdí un hijo y sé que se puede salir adelante, porque como dice Víctor Frankl: “El hombre que se levanta por encima de su dolor para ayudar  un hermano que sufre, trasciende como ser humano”.

 

                                                       Viernes 19 de julio de 2019

 

     Eiségesis de lo expresado por sus iniciadores, recopilado por Enrique y Ana Doris, con el aura de Ulises y el recuerdo más dulce que pueda existir para nuestra querida dulce Ana junto a Enriquito.

 

Seguir leyendo Lo que buscamos no está en el pasado

Las entrevistas de Ricardo: De entrevistador a entrevistado


 

Ricardo Mario González murió el 11 de junio de 2019, en su trayectoria en los grupos Renacer nos dejó un gran legado, reportajes, comentarios, recopilaciones. En este espacio recordamos las entrevistas realizadas a mamás y papás de los grupos del mundo.

El día 1º de mayo de 2014 se realizó el 10° Encuentro en familia del Grupo Renacer en Ave Fenix.

Juan Francolino y Luis Mario Corazanitte entrevistaron a  Ricardo Mario Gonzalez que concurre al Grupo Renacer Lanús

 

INVITACIÓN DEL CONSEJO DE MEDICOS DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA


Con sumo agrado, RENACER ha recibido la invitación del Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba para que sus iniciadores Alicia Schneider y Gustavo Berti, puedan brindar una conferencia sobre la tarea solidaria y actividades que realizan en la sociedad los grupos de Argentina y de gran cantidad de países donde se encuentran trabajando, cuya síntesis filosófica, metodológica y experiencia recabada, se encuentra muy bien plasmada en el libro “Donde la Palabra Calla”.  

En esta oportunidad, toda la comunidad de RENACER, queda también invitada a participar de este muy importante evento, el cual se llevará a cabo en las instalaciones de dicho Consejo, el día Jueves 25 de Julio a las 19 Hs.,  calle Mendoza 251, Barrio Alberdi, Ciudad de Córdoba, Argentina.