El mensaje de nuestros hijos


Por Juan Francolino

 

 

Cuando un hijo muere, deja un mensaje, un mensaje que los padres debemos llevar con dignidad y amor.

Mi hija vivió 5 años y en ese período su luz brillante me iluminó. Esa luz no se apagó con su muerte.

En ocasiones me han preguntado:

¿cuanto lleva de duelo?

Y esa palabra la asimilo a dolor, y no llevo dolor o duelo.

Lo que mi hija me dejó para llevar fue un mensaje de compasión, solidaridad y amor. Gracias a mi hija llevo una luz interior que me hace levantarme cada día y ver la vida con alegría y agradecimiento.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s