Renacer es un despertar a una vida plena.


Por Enrique Conde

 

 

 

 

Para quien sufre la tragedia de perder un hijo, el mundo que lo rodea desaparece y la primera impresión es, muchas veces, de incredulidad… estoy soñando… es una pesadilla… es algo ilusorio… no, no me ha pasado nada… pero de ese sueño no se despierta; ese sueño es realidad…

El ser sufriente piensa que él es el único a quien le ha pasado esa fatalidad y, solamente, cuando, en Renacer se encuentra con otros padres de igual condición se da cuenta que él no es el único; hay otros padres que han perdido hijos, los que, sin embargo, están en una condición distinta a la suya.

Entonces, el mensaje de Renacer puede ser el camino a recorrer para su despertar a una vida plena.

En la primera reunión, pese a no entender mucho de lo que se dice, se capta que hay padres que están en una actitud de calma, muy distinta a la suya y esa es la gran conclusión a que llega quien va por primera vez: que es posible estar en otro estado, lo que impulsa al propósito de asumir una actitud distinta, más positiva, pues si otros padres han podido hacerlo, también podrá él.

Esa es la base para su “despertar”, ya que, si una mamá o un papá está solo, si está rumiando su dolor en soledad, probablemente, siga toda su vida rumiando solo su dolor.

Muchas veces, a quien le cuesta dar el primer paso para ir a Renacer piensa que la lectura a solas puede sacarlo del pozo en que se encuentra, pero la experiencia demuestra, que a solas es muy difícil salir del estado de frustración, pues falta la presencia de otro, como lo dice claramente, Víctor Frankl cuando sostiene: “El hombre que se levanta por encima de su dolor para ayudar a un hermano que sufre, trasciende como ser humano.”

Es a solas y libremente, que cada uno tiene que tomar la resolución de asistir a Renacer, pero es junto a otros padres que puede salir de su ensimismamiento, necesita tener un apoyo humano, un apoyo generoso, un apoyo de amor.

La razón de ser de Renacer es estar junto a quien sufre… al padre que viene a que lo ayuden a salir de su estado de frustración, pues quien ha perdido un hijo se encuentra más solo que nadie, ni siquiera su esposa o esposo, sumidos en el mismo dolor, se animan a hablar por temor a lastimar y lastimarse, y los amigos no se animan a ir a verlos, porque no saben de qué hablar, tampoco los vecinos ni los parientes, que luego, empiezan a retirarse, paulatinamente, porque le ven angustiado y temen lastimarle recordándole a su hijo y, en consecuencia, aumenta su soledad.

Renacer ofrece un ámbito para salir adelante junto a otros padres, aunque la resolución la tiene que tomar cada uno en lo más íntimo de su corazón, en lo más profundo de su alma, para desplegar ese amor que tiene por su hijo, dándolo a los demás y dándolo a manos llenas, sin retaceos.

A todo aquel padre que está angustiado, que está en ese estado que no sabe qué hacer de su vida, que por otra parte, es el estado que nosotros hemos vivido y por consiguiente sabemos cómo es, no se lo vamos a preguntar, le decimos que se acerque a Renacer, que otros padres como él, lo están esperando, no sólo con las puertas abiertas, sobre todo, con el corazón abierto para ayudarlo a salir de su situación de angustia y será él quien va a manejar su propia vida, en Renacer no van a manejar su vida, lo hará cada uno libérrimamente.

Renacer acompaña a los papás y a las mamás hasta que cada uno comprenda que vivir su vida, tal como le es dada, es su propia responsabilidad.

En acompañarlos está implícito el hecho irrefutable de que los valores no pueden ser enseñados, sólo pueden ser vividos de una manera tal que otros deseen tomarlos como propios.

El grupo acompaña a dar ese gran salto, le apoya y fortalece, le da las herramientas para ese cambio que, después de todo, sólo puede hacerse en la más absoluta soledad existencial.

El mensaje de Renacer busca que aquella paz que habíamos perdido al momento de partir nuestros hijos, vuelva a través del amor a quienes ya no están físicamente con nosotros, pero como dice Alicia Berti, “¿Acaso, necesitamos de la presencia física de nuestros hijos para seguir amándolos?

Evidentemente que no, no necesitamos de su presencia física para amarlos y menos aún para demostrarles cuánto los amamos.

¿Cómo demostramos que amamos a nuestros hijos, que han partido prematuramente?

¿Tirándonos en la cama? ¿dejando de trabajar? ¿dejando el aseo personal? ¿demuestran amor a sus hijos las madres que se dejan de arreglar?

El mensaje de Renacer nos dice que no, que ese no es el camino para demostrar amor a nuestros hijos, hay otro camino que es homenajear a nuestros hijos preguntándonos ¿cómo hubieran querido vernos nuestros hijos?

Y seguramente que no nos hubieran querido ver tirados en una cama, ni abandonando todo, ni dejando de hacer nuestras cosas.

Hay una cantidad de madres que han dicho que su hijo o su hija les habían dicho en alguna ocasión: “¡Cómo me gusta verte siempre linda mamá!”

Eso es lo que nosotros debemos comprender y, entonces, el mensaje de Renacer nos ayuda a ver la vida desde un punto de vista positivo.

El mensaje de Renacer nos dice que frente a aquellos hechos que no podemos cambiar, solo nos queda cambiar nuestra propia actitud.

La partida de un hijo es una de las cosas que no podemos cambiar, por más que nosotros nos hagamos las preguntas ¿por qué me pasó a mí? ¿por qué a mi hijo? ¿por qué ahora? ¿por qué si tenía tantas esperanzas?

Pues bien, frente a lo que nos pasó, lo primero que tenemos que hacer es aceptarlo; aceptar que es un hecho histórico en nuestras vidas y que así tendremos que vivir de aquí en adelante.

Frente a lo que no podemos cambiar hay sólo una cosa que podemos hacer y es cambiar nuestra propia actitud.

Entonces, en vez de hacerle preguntas a la vida ¿qué me has hecho vida?, aceptar que es la vida la que nos hace una gran pregunta: tú madre, tú padre que has perdido un hijo, ¿cómo vas a enfrentar la vida de aquí en adelante? ¿tirándote a la vera del camino y haciendo que tu hijo sea tu verdugo? o cambiando de actitud y decir frente a eso que me pasó, yo quiero en homenaje a mi hijo vivir una vida digna, vivir como él hubiera querido que yo viviera.

El mensaje de Renacer nos hace despertar… tan preocupados que estábamos por satisfacer una u otra necesidad, preocupados por esto o por aquello y el mensaje de Renacer viene a despertarnos, viene a despertar nuestros verdaderos valores, para cambiar nuestra manera de pensar, nuestra manera de ser y la manera de enfrentar las dificultades que a veces nos parecen tan importantes, pero que cuando un hijo parte, dejan de tener importancia.

Es entonces que nos damos cuenta que detrás de esa muerte aparecen valores y conceptos que teníamos dormidos, como larvados en nuestro interior.

¿Cómo le vamos a temer a la muerte si nuestros hijos partieron estoicamente, valientemente y hoy están en otra dimensión esperándonos?

Así empezamos a darnos cuenta, también, que esas cosas en las que poníamos la vida, tienen poca importancia y empezamos a poner nuestra vida en cosas más importantes, como es en ayudar a otros padres que están sufriendo y no saben cómo salir de su angustia.

Eso es lo que encontramos en Renacer; encontramos cambiada la vida de los integrantes del grupo, cambiada en el sentido positivo que propicia el mensaje de Renacer, pues quieren hacer cosas, quieren ayudar a otros padres y tienen las puertas abiertas para recibirlos en las reuniones que se realizan quincenalmente.

Recibirlos con amor y que puedan ver que, de la misma manera que a ellos, también les pasó esa circunstancia tremenda que es perder un hijo, y si bien es cierto que en el primer momento se puede caer en una angustia tremenda, una tremenda desazón, paulatinamente, podemos salir de ese pozo y volver a la vida plena, que nuestros hijos esperan de nosotros.

Viernes 24 de Enero de 2020

Eiségesis de lo expresado por sus iniciadores Alicia y Gustavo Berti, recopilado por Enrique y Ana Doris, con el aura de Ulises y el recuerdo más dulce que pueda existir para nuestra querida dulce Ana junto a Enriquito.

De Renacer Congreso – Montevideo, Uruguay

“Por la Esencia de Renacer”

2 comentarios en “Renacer es un despertar a una vida plena.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s