Una nueva forma de amar

Otro capítulo de la charla llevada a cabo por Alicia Schneider y Gustavo Berti en RENACER Congreso  Abril de 2006, en el marco del “ENCUENTRO NACIONAL  DE  LOS  GRUPOS  RENACER  DE  URUGUAY” realizado el 31 de mayo y 1º de abril del año 2006.

Esta charla, fue realizada en la Conferencia de prensa celebrada en la Asociación Médica de San José, 1 de abril de 2006

Alicia Schneider:

Papás y mamás, no perdamos esta magnífica oportunidad que tenemos.

A veces, uno se pregunta: ¿Qué significa todo esto?, esto de estar aquí, de estar juntos; tiempo atrás cuando teníamos nuestros hijos con nosotros, jamás hubiéramos soñado que hubiéramos de vivir una realidad como ésta.

Siempre decimos que cuando los hijos nacen descubrimos una nueva forma de amar, porque nunca antes habíamos amado de esa manera y cuando los hijos se van, hay un nuevo dolor que tampoco conocíamos. Y cuando ingresamos a RENACER, cuando nos abrimos a la solidaridad, al extender una mano al otro que sufre, descubrimos otra forma de amar que tampoco sabíamos que existía esa forma de amar. Y cuando nos miramos y estamos entre nosotros, haga calor, haga frío, tengamos hambre o tengamos sed, no importa, estamos juntos; nos miramos a los ojos y ¿Qué sentimos? ¿Verdad que es amor?

Claro, no es el amor que sentimos por el hijo, por el hermano, por el tío, por el padre. Es un amor nuevo, estamos estrenando una nueva forma de amar que no sabíamos que existía.

¿Ustedes están de acuerdo conmigo? (Todos contestan: Sí…)

Muy bien, les estoy avisando que cuanto más participen más despiertos van a estar… (Sonrisas de todos los presentes)

Gustavo Berti:

Mencionamos hace un ratito la anécdota de la mujer de Lot y siguiendo con el Antiguo Testamento, no en su sentido religioso, sino en su sentido histórico y cultural, y como compendio ético y moral que es, allí la historia del hombre comienza con la pérdida de un hijo.

La primera pareja, Adan y Eva, pierden a un hijo; podían no haberlo perdido, sin embargo, la historia de la humanidad comienza con la pérdida de un hijo.

Y no solamente con la pérdida de un hijo, sino con la pérdida de un hijo a manos de un hermano. Y además, con la pérdida de un hijo a manos de un hermano a quien el Creador le pone un sello sobre la frente para que no lo toquen.

¿Qué significa todo esto?

Globalmente, significa que el sufrimiento está con nosotros desde el comienzo de la humanidad.

Que la primera pareja que existió perdiera un hijo, significa que el sufrimiento y la muerte de un hijo están desde el principio de la humanidad y si están desde el principio, debemos aceptarlo porque es parte de la existencia.

Después, el Creador le pone a Caín una marca sobre la frente, esa marca ¿Qué significa?

Significa: “a éste no”; y ¿Qué significa “a éste no”? A éste no lo maten, porque si a éste lo matan, a Caín lo matan, la consigna iba a ser ojo por ojo y diente por diente.

Pero no solamente eso, cuando el Creador dice no maten al asesino, es el propio Creador el que reconoce la existencia del mal sobre la tierra, pero tampoco sólo eso, porque cuando reconoce la existencia del mal sobre la tierra, y lo marca, esta diciendo: «el mal está, pero que no esté en vosotros«.

El mal está, pero no debe estar en nosotros, y hay una sola cosa que derrota al mal que es el Amor.

Así comienza la humanidad y hoy a cinco mil años, o lo que sea después, todavía estamos tratando de decidir cómo podemos hacer para salir. Y esto lo vemos cada vez con más frecuencia y lo vamos a seguir viendo en la medida que nuestros países se empobrezcan, que la globalización progrese y que haya cada vez más marginados, más desnutridos, más pobres, porque la consecuencia directa de todo esto, es más violencia. Y la respuesta actual del hombre a más violencia es más justicia, es decir más venganza.

Esto lo vemos en los grupos de padres que buscan reivindicación. El ejemplo lo vemos, cruzando el río, en los padres de Cromañón, ustedes lo conocen, y están las Madres del Dolor, ellos no buscan el amor, no buscan recuperar el amor, que creen perdido por el dolor; buscan recuperación, buscan venganza.

No se han dado cuenta que el mal está, pero que también está en ellos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s