Archivo de la categoría: Berti, Alicia y Gustavo

El respeto a los demás, la tolerancia a opiniones disimiles, el trato amable y cordial.



El día 11 de noviembre de 2019, Alicia Schneider y Gustavo Berti escribieron en su muro de Facebook una misiva para los padres a causa de inconvenientes en algunos grupos, dando gran importancia para la resolución de conflictos a la lectura y la capacitación.  

Queridos padres de Renacer,

Periódicamente recibimos en nuestro muro quejas sobre personas, personalismos, maneras de funcionamiento de los grupos, personería sí o personería no, etc., etc. En la medida en que nosotros no nos involucramos en los problemas de cada grupo, problemas que con una correcta comprensión de lo que es Renacer no deberían ocurrir, nos dirigimos ahora a todos quienes forman parte de los grupos con el deseo de refrescar algunos conceptos simples que hacen al correcto funcionamiento de los mismos..

Renacer es un microcosmos, es decir una mínima fracción de nuestra sociedad, a la que cabe cumplir con las mismas reglas y normas de conducta que atañen a la sociedad en la que vivimos y en la cual debemos desarrollar nuestras vidas, Estas reglas, normas y conductas no son complejas, si comprendemos su necesidad para el correcto funcionamiento de los grupos. El respeto a los demás, la tolerancia a opiniones disimiles, el trato amable y cordial (cordial viene referido a siendo desde el corazón) y el respeto a la institución o comunidad a la que decidimos incorporarnos en distintos momentos de nuestra vida.

La vida compartida en los grupos Renacer presenta, a su vez, algunas características adicionales pero que, no obstante, siguen emparentadas éticamente con el resto de las normas mencionadas. Si bien Renacer no tiene personería jurídica y jamás debería tenerla, y eso indica que se trata de una comunidad sin jerarquías, es decir de pares, en nuestro caso unidos por compartir idéntico destino, hay que tener en cuenta que al momento de ingresar a la misma ya existían normas y reglas de conducta ya establecidas y vigentes en cada grupo, por lo tanto quienes ingresan deben estar dispuestos a aceptar esas conductas no escritas pero vigentes. Ya habrá tiempo para adaptarse y ver si hay cambios “imprescindibles” que llevar a cabo.

Entre las características propias, y únicas, de los grupos Renacer está el inusual cariño y atención que se les brinda a quienes recién se suman al grupo, reflejando la necesidad innata de quienes hemos atravesado la noche más oscura del alma de hacer lo posible por aliviar el sufrimiento de quienes, cariñosamente, nombramos como “padres nuevos”. Estos nuevos ingresos no crean derechos sino más responsabilidades, tanto a los que ingresan como a los más antiguos. Estos deben cuidarse de no hacer uso de su antigüedad como motivo para hacer ostentación de poder o personalismo alguno: el “yo tengo tantos años de duelo” para refutar o desmerecer una opinión de un integrante más joven es una verdadera aberración.

Por otro lado, los integrantes más nuevos deben respetar no solo a los otros padres sino también a la comunidad que los recibe con los brazos abiertos y aceptar su modo de funcionamiento hasta haberse compenetrado totalmente del mismo y recién ahí objetar, si es necesario, su metodología. Deben recordar que no han debido hacer ningún esfuerzo para recibir esa ayuda que tanto necesitan, pero siempre habrá padres en ese grupo que han trabajado para él durante muchos años y han sacrificado tiempo y parte de sus vidas para que quienes recién llegan tuviesen ese lugar donde buscar refugio.

Quienes recién ingresan deben tener en cuenta que, generalmente, llegan con un inmenso sufrimiento que muchas veces se expresa emocionalmente sin los debidos filtros y eso puede dar lugar a interpretaciones erróneas que fácilmente conducen a conflictos interpersonales que terminan afectando al grupo en su totalidad.

Quisiéramos, ahora, para terminar, reproducir unas palabras de un filósofo cordobés, publicadas en la edición de hoy, lunes 11, en La voz del Interior: “Uno de los costos (y de las posibilidades) se identifica, una y otra vez, en la propia acción y decisión acerca de cuanto del pasado permanece latente, dañando el presente, separando el destino personal del comunitario y haciéndonos repetir patrones destructivos”

Muchas veces los conflictos personales se dan pues alguno de los integrantes no ha podido dejar de lado la frustración por su destino personal y la descarga esa sobre otro u otros integrantes del grupo.


Un párrafo especial para el tema de la personería. Para aquellos que la consideran necesaria, dado que lo hemos explicado mil veces de distintas maneras en escritos, charlas, encuentros y jornadas, salvo, y por decoro, la siguiente, pero creo que a esta altura ya no hay más remedio que apelar a una imagen cuasi burda:

¿alguna vez se preguntaron por qué quienes iniciaron el grupo en 1988 no consideraron prudente tener personería?

¿Acaso fueron lo suficientemente inteligentes para crear los grupos pero tan ignorantes que no se dieron cuenta de la personería?

¿Por eso ustedes de inteligentes que son lo descubren ahora?

Sepan que las razones están expuestas en escritos desde hace muchos años, casi como 30 años; por favor capacítense, lean y comprendan las razones.

Mamás y papás: dejemos de lado pequeñeces individuales en aras del bienestar de los grupos, seamos conscientes de los peligros y trabajemos para lograr un Renacer más fuerte y más auténtico, nuestros hijos y la vida lo merecen.

Mensaje y transmisión del mismo


Por Gustavo Berti.


“Toda posición de valores en sentido esencial no solo tiene que desarrollar sus posibilidades para llegar a ser entendida, sino que al mismo tiempo tiene que adiestrar  previamente a aquellos que presentarán ante la nueva posición de valores la actitud nueva que pueda llevarla al futuro. Las nuevas necesidades y exigencias tienen que ser cultivadas y adiestradas. Y ese proceso presume, por así decirlo, la mayor parte del tiempo que le está concedido históricamente a los pueblos. Las grandes épocas, porque son grandes, suelen ser únicas en cuanto a su respetabilidad y muy cortas en cuanto a su duración; del mismo modo como los momentos más grandes de los individuos confluyen en un único instante. Una  nueva posición de valores incluye la creación y consolidación de las necesidades y requerimientos que se ajustan a los nuevos valores.” Heidegger, Martin. Nietzsche I. Destino, Barcelona 2000:39

Siguiendo a Heidegger podemos decir que Renacer representa una nueva posición de valores frente al dilema de la muerte de un hijo, dilema no resuelto previamente por Occidente. Vemos al mismo tiempo la necesidad de adiestrar previamente a quienes han de ser los presentadores de esos nuevos valores que deben ser cultivados (y no simplemente repetidos, a veces como una letanía) y consolidados.

Los grandes momentos que concluyen en un único instante han de ser precisamente la muerte de un hijo.

Renacer para los próximos años


Por Alicia Schneider y Gustavo Berti    [1]

“Los crecimientos explosivos, muchas veces se hacen dando saltos, en los cuales se pierde la esencia y después se muere todo, por eso es importante trabajar sobre la esencia de Renacer, no estamos acá para hablar de cómo llegamos a Renacer, estamos acá para aprender cómo va a ser Renacer dentro de cincuenta años, ése debe ser el motivo de nuestro análisis.”
“La tarea es ver como se va perfilando este movimiento y tratar de verlo no como Renacer es hoy, sino como pensamos que pueda ser dentro de cincuenta años, porque dentro de cincuenta años ninguno de nosotros va a estar en Renacer, la mayoría habremos muerto, otros estaremos muy viejitos. Yo pienso que la mayoría de nosotros, por razones etáreas no vamos a estar.”
“Si ustedes recuerdan, hubo una época en que la tarea de cada generación era preparar el camino para la generación siguiente, no para la satisfacción inmediata, no era la satisfacción personal en la misma generación como es ahora, no existía el “compre ya”, todos trabajaban para el futuro, los abuelos y los padres trabajaban para que sus hijos tuvieran un destino mejor, es decir, preparaban el camino para las generaciones siguientes.
Eso se perdió, pero en Renacer lo debemos recuperar y para mantenerlo necesitamos apegarnos, necesitamos trabajar firme en la ESENCIA DE RENACER, porque lo que nos ha traído hoy acá no son Alicia y Gustavo, no son los 20 años de Renacer, es por su mensaje, es por ese mensaje con el cual ustedes están de acuerdo, por eso estamos todos nosotros aquí.
Es necesario que nosotros conozcamos la ESENCIA DE RENACER y nos mantengamos dentro de ella porque si no, los grupos se van a dispersar, vamos a tener dificultades y el mensaje se va a perder.”

Seguir leyendo Renacer para los próximos años

Dejarlos ir, ¿que significa?


Por Alicia Schneider y Gustavo Berti

A veces las palabras no alcanzan para ser fieles a los conceptos, o aún los hechos que podrían ocurrir en nuestras vidas si solo interpretamos los mensajes correctamente. En el sentido en que se los dijo y se los hizo.Y esto puede hacer un mundo de diferencia en la vida de cada uno de nosotros.


Cuando decimos: “Dejarlos ir” (a nuestros hijos), “darles permiso”, NO significa “alejarlos de nosotros”, por el contrario, nos posibilita re-encontrarnos en el más puro amor, aquél que no necesita de la presencia física de esa persona tan querida para seguir amándola, y, al vibrar en la misma sintonía que ellos, solo luz y amor, los sentiremos más cerca que nunca. Rescatamos su recuerdo, su imagen, su vida toda, su presente, de las sombras del dolor para elevarlos a la plena luz del amor. Lograr pensar en esos hijos sin dolor sino con amor y una dulce,amorosa nostalgia. Vale la pena intentarlo.


Una advertencia: no hay varita mágica, todo esto depende de nuestro esfuerzo y de pensar en ellos y no en nosotros.

¿Qué los haría feliz?

He ahí la respuesta, he ahí el desafío que nos proponen.

RECONOCIMIENTO DEL INSTITUTO VIKTOR FRANKL A RENACER Y SUS CREADORES



http://www.viktorfrankl.org: These days “RENACER”celebrated its 30th anniversary. It is a mutual help group for “orphaned parents” based on existential principles. It was founded by Gustavo and Alicia Berti who first expounded their idea in a volume titled “Where allwords fail” (Donde la palabra calla).

Traducción: En estos días, “RENACER” celebró su 30 Aniversario. Es un grupo de ayuda mutua para “padres huérfanos” basado en principios existenciales. Fue creado por Gustavo y Alicia Berti, quienes expusieron por primera vez su idea en un volumen titulado “Donde la palabra calla”.

Sobre el Instituto: El Instituto fue fundado en Viena en 1992 por un círculo internacional de colegas y amigos de Viktor Frankl. Es una sociedad científica con el objetivo de mantener y fomentar el trabajo de la vida de Viktor Frankl y proporcionar acceso a información auténtica sobre Logoterapia y Análisis Existencial.