Archivo de la categoría: Berti, Alicia y Gustavo

RECONOCIMIENTO DEL INSTITUTO VIKTOR FRANKL A RENACER Y SUS CREADORES



http://www.viktorfrankl.org: These days “RENACER”celebrated its 30th anniversary. It is a mutual help group for “orphaned parents” based on existential principles. It was founded by Gustavo and Alicia Berti who first expounded their idea in a volume titled “Where allwords fail” (Donde la palabra calla).

Traducción: En estos días, “RENACER” celebró su 30 Aniversario. Es un grupo de ayuda mutua para “padres huérfanos” basado en principios existenciales. Fue creado por Gustavo y Alicia Berti, quienes expusieron por primera vez su idea en un volumen titulado “Donde la palabra calla”.

Sobre el Instituto: El Instituto fue fundado en Viena en 1992 por un círculo internacional de colegas y amigos de Viktor Frankl. Es una sociedad científica con el objetivo de mantener y fomentar el trabajo de la vida de Viktor Frankl y proporcionar acceso a información auténtica sobre Logoterapia y Análisis Existencial.


Anuncios

Día de la madre


Las fechas, un tema recurrente entre quienes tenemos hijos fallecidos,  nos hacen entristecer.  Y no es necesariamente es el calendario el que nos recuerda cada una de ellas. Los ciclos anuales nos traen los olores y colores de la primavera, los calores y las vacaciones de verano, el inicio de los ciclos escolares y la caída de las hojas de los árboles en otoño, el frío del invierno. Y cada uno nos traen sus recuerdos de los momentos vividos con nuestros hijos.

Otras fechas como “El día de la madre” tienen una carga publicitaría adicional. Alguno dirá, con buenos motivos, “Es un  día comercial”.
Podemos tomar esta fecha como “un día comercial” o como un día de homenaje a los hijos que partieron tempranamente.

Cuando viene el día de la madre.

Extractado de una charla de Gustavo Berti.

Cuando se pierde un hijo, la vida se da vuelta como un guante de goma que uno se saca de la mano, como los guantes finitos de los cirujanos que la única manera de sacárselos es dándolos vuelta, todo lo que estaba afuera queda adentro y todo lo que estaba adentro quedó afuera.
Así comienza a ser la vida para nosotros.
Cuando viene un aniversario, cuando viene un cumpleaños, sobre todo cuando viene el día del padre o de la madre, un lamento frecuente es “no tengo a mi hijo que me haga un regalo”.
Entonces hay que ponerse en ese el lugar que se ha dado vuelta, porque ahora somos nosotros los que tenemos que hacerle un regalo a ese hijo, tenemos que regalarle lo único que tenemos para regalarle que es nuestra vida y la manera como vivimos ese día.
Antes, cuando los chicos estaban, nosotros veíamos la vida a través de sus ojos, ahora ellos ven la vida a través de nuestros ojos y la obligación que tenemos nosotros es qué es lo que les vamos a dejar ver a través de nuestros ojos.
¿Les vamos a dejar ver todas las miserias, todas las penas, todo lo feo o vamos a dejarles ver la belleza que todavía tiene la vida?
Seguimos siendo responsables y el papel se dio vuelta y ahora en mi día, soy yo el que tengo que hacerle un regalo a mi hijo, con la manera como vivo ese día.

Charla de Alicia y Gustavo Berti en Renacer Congreso
31 de marzo de 2006

La importancia de publicar las conclusiones de los talleres.


En otro artículo se explicó las características que debe tener un taller que lo diferencian de otras herramientas de aprendizajes. (Ver: Elementos a considerar para realizar un taller.)

Hace 20 años el grupo Renacer Río Cuarto mostró como presentar las conclusiones en un trabajo que  conserva  su relevancia en la actualidad y sirve como documento de aprendizaje:

Volvemos a publicar ese trabajo:


Resumen de conclusiones “Taller: En busca de un lenguaje común”

Por Gustavo Berti en Río Cuarto 1998

Nos hemos reunido por algo que no tenemos, pero también nos reunimos por algo que sí tenemos.

Yo voy a usar mis atribuciones de anfitrión, nada más que eso, para hacer un pequeño resumen de lo que tan bien y tan lindo que se ha hecho esta mañana, sobre los talleres.

Y voy a hacer este resumen partiendo del lema de estas Jornadas que son “En Busca de un Lenguaje Común”.

*Papás o Mamás que Coordinan

Trayendo, nuevamente, la experiencia que tenemos en Río Cuarto, es queen Río Cuarto no tenemos Coordinadores. En Río Cuarto hay papás, que en distintas circunstancias, les toca moderar o coordinar una reunión.

Nosotros les decimos a todas esas personas: “papá que coordina, mamá que coordina”, pero no tenemos coordinadores.

Seguir leyendo La importancia de publicar las conclusiones de los talleres.

Hace ocho años los grupos recibieron esta carta de los iniciadores de Renacer.


Hace ocho años recibimos una carta que no debe ser desconocida por los padres que han llegado forma reciente. Los padres que estamos desde hace tiempo debemos transmitir y ayudar a la comprensión de  los contenidos de la misma.

El día 15 de abril  de 2010, Alicia y Gustavo Berti dierón a conocer la carta titulada “Renacer no debe terminar siendo un grupo de duelo” , luego de su publicación en este blog,  se dividió la carta y fue publicada en las partes que se indican en el siguiente índice.

Un lugar al que vamos a dar algo nuestro para mantener latente el recuerdo y la memoria de nuestros hijos

La muerte de un hijo es un llamado a una nueva existencia

La oportunidad que existe en cada crisis nos permite acceder a la grandeza como consecuencia de la muerte de un hijo.

Debemos reemplazar el sentimiento de dolor por un sentimiento de amor

La memoria colectiva: Renacer como un lugar donde vamos a dar algo nuestro en memoria de nuestros hijos.

¿Pero cómo hago para transitar este camino que Renacer me ofrece?

El grupo se debe a los padres nuevos

El camino correcto, no el más fácil.

Lo realmente valioso era el hecho de ayudar a otro ser sufriente

Ayuda Mutua: Dar para recibir

La respuesta del hombre al sufrimiento yace en la trascendencia

De un ser-para-sí mismo en un ser-para-otro

La vida, el transcurrir del tiempo, los cambios y nosotros.



Por Alicia Schneider y Gustavo Berti

Suele ocurrir, que, al cambiar las estaciones del año, cambie con ellas nuestro estado de ánimo, tratando de responder varias inquietudes que nos han llegado al respecto, desearíamos compartir con ustedes nuestro punto de vista frente a este fenómeno que describen a veces, con tanta desesperanza.

Esta reacción frente a los cambios en la naturaleza, es normal, es humana.


Hemos aprendido que la vida es cambio, aunque tantas veces desearíamos que el tiempo permaneciera quieto, inmóvil reteniendo así aquello que vivimos con tanta alegría, pero sabemos que es imposible, es inevitable.


Aceptar el cambio como parte de lo que significa vivir es aceptar que somos parte del devenir del universo, así, la vida es amor, es alegría y es también nostalgia.

A veces confundimos este último sentimiento con dolor, que en un momento pudo haber sido eso, dolor, pero una vez que encontramos un sentido, más allá de la tragedia, un sentido valioso en nuestra vida que hemos comprobado que somos capaces de elevarnos por encima de lo que nos pasa en homenaje justamente a esos seres tan amados, entonces ya el dolor deja de ser tal para convertirse en una “dulce, amorosa nostalgia”.

La que nos hace detener un instante en el camino emprendido con tanto esfuerzo, luego de la partida de nuestros seres amados, para sentir momentáneamente tristeza, que parece acrecentar la ausencia, pero sepamos que son sólo momentos, no significa que hemos retrocedido en nuestro empeño en vivir la vida de la mejor manera, solo nos recuerda que somos humanos, y que es lícito añorar y recordar, siempre y cuando sepamos que ese sentido valioso, luminoso que hemos, o estamos descubriendo no se pierde, no se esfuma, no quedamos en absoluta soledad, contemplando nuestras heridas en el desierto, simplemente tomamos aliento,respiramos profundo, recordamos el inmenso amor que nos une a esos hijos y fortalecidos, retomamos el camino, el que nos propone Renacer, el de la compasión y el bendito amor incondicional, el que no cambia, el que siempre ES y todo estará bien.