Archivo de la categoría: Lukas, Elizabeth

¿ EL AMOR PUEDE MORIR ?


¿EL AMOR PUEDE MORIR?

Del libro “En la tristeza pervive el amor” de Elisabeth Lukas .

Al igual que el duelo, el amor no es un sentimiento puro. Ni siquiera un sentimiento de dependencia o de ciega servidumbre procedente de los campos del alma enferma. El amor verdadero no conoce la supuesta debilidad de la autoestima ni el correspondiente deseo de apoyarse en alguien firme, como tampoco le es propio el uso o el abuso de otra persona con fines egoístas. El amor verdadero no busca al compañero protector o estimulante, no quiere hijos que exhibir para el provecho propio ni ansía elogios ni ternura para autosatisfacerse. El amor no requiere absolutamente nada, es soberano, porque la «materia» de la que está hecho es el sí modesto y sin condiciones a la persona amada, como una estrella fugaz que sale despedida de los fuegos artificiales de la Creación. El amor es, como reza una opereta alemana, un «poder celestial».

Por todo ello es capaz de hacer lo que sea necesario: dejar ser al otro, dejarlo ir, no retenerlo, con lágrimas en los ojos si es necesario, pero con afecto sincero. El tiempo pasa y el amor permanece; los sentimientos se difuminan y el amor permanece; la muerte deshace los compromisos y el amor permanece. ¿Cómo podría un sí sin condiciones convertirse en un no cuando las condiciones cambian, cuando el otro toma un rumbo diferente, enferma o muere? Aquella parte fundamental de la relación mutua que era amor «sobrevive» incluso al fin de la relación.
¿Pero en qué forma «sobrevive»? Ahora ya no resulta tan difícil adivinarlo: en forma de alegre consonancia con el ser presente y pasado del otro, en su recuerdo, en el rezo por él y, sobre todo, en el duelo silencioso por él. «Soy el premio por tus valores. Soy el espejo de tu riqueza. En mí se eterniza tu amor.» Así habla el duelo.

Elisabeth Lukas es psicóloga clínica y especialista en logoterapia. Nacida en Viena, Austria, fue de las primeras y más cercanas discípulas de Viktor Frankl, es considerada junto a Joseph Fabry, pionera de la escuela frankliana. E.Lukas nos ofrece una obra muy extensa acerca de la aplicación práctica de los conceptos y técnicas logoterapéuticas. En palabras del Dr. Frankl, la obra de Lukas representa “la síntesis entre lo científico y lo humano”.

lukas

En la tristeza pervive el amor


Del libro “En la tristeza pervive el amor” de Elizabeth Lukas.

Índice

Sólo quien …

El duelo es más que un sentimiento
El duelo es el espejo de la riqueza
¿El amor puede morir?
Un recuerdo liberador
Resucitar desde el duelo
Desprenderse de la angustia
Reparar la culpa
Liberarse de la ira
Aceptar la impotencia
La creación no pierde a sus muertos
Una voz literaria: La reliquia viviente

Sólo quien …


Del libro “En la tristeza pervive el amor” de Elizabeth Lukas.

Sólo quien ha visto
las oscuras nubes
puede mesurar
el azul del cielo.

Sólo quien ha estado
a solas en la orilla
aprende a preguntar
dónde están los puentes.

Sólo quien la soledad
ha respirado
puede deleitarse con la sonora turbulencia
del firmamento.

Sólo quien ha atravesado
los silenciosos valles del sufrimiento
puede deleitarse
con las flores del desierto.

HERMANN TRAUB

Temas relacionados:

El duelo es más que un sentimiento

El duelo es el espejo de la riqueza

¿El amor puede morir?

Un recuerdo liberador

Resucitar desde el duelo

Desprenderse de la angustia

Reparar la culpa

Liberarse de la ira

Aceptar la impotencia

La creación no pierde a sus muertos

Una voz literaria: La reliquia viviente

El duelo es el espejo de la riqueza


Del libro “En la tristeza pervive el amor” de Elisabeth Lukas.

En el primer «umbral» que atravesaremos, colindante con el conocimiento de la pérdida, anida la comprensión de que en nuestra vida ha existido precisamente algo valioso. Este entendimiento inmediatamente posterior a la irrupción de la tragedia alberga ya una semilla de consuelo. No nos hemos movido en el vacío ni nos hemos quedado aislados, sino que hemos vivido en correspondencias cuyas muestras más fascinantes han sido las correspondencias amorosas… Es bueno recordarlas y cerciorarse de que han existido.

Seguir leyendo El duelo es el espejo de la riqueza