Archivo de la categoría: Bebés

Artículos relacionados con muerte de bebés.

Si un conocido tuyo ha perdido un hijo


lorena-y-orlandoPor Lorena Izzo y Orlando Brea, padres de Wallace.


Muchos saben que el 12/09/2016 me convertí en papa de mi hermoso hijo Wallace, lamentablemente su vida fue muy cortita, solo 19 días. El motivo de este texto no es contar mi vida, solamente comentarte que se puede seguir adelante, y que es lo que a mí me ayudó.

La muerte de un hijo es algo que nadie quiere hablar, obviamente, que persona que no paso por esto puede querer hablar de algo así. Pero, conocer algunas pequeñas cosas, te pueden permitir ayudar muchísimo a una persona que haya pasado por esto.

Solamente quiero darte algunas pautas que me ayudaron.

Si un conocido tuyo ha perdido un hijo
– Evita comentarios como: “ya vas a tener otro”, “aún son jóvenes”, “tenes otro/s hijo/s”, “dios quiso que sea así”, “es mejor, para que traerlo para sufrir”, etc.
– No hagas de cuenta que no paso nada
– Las mejores palabras son “Estoy acá para lo que necesites, podes contar conmigo”. Y dale un abrazo. Son las palabras y acciones más sencillas, pero que casí nadie hace y son las más necesarias.
– Posiblemente al principio no quiera reencontrarse con vos, entendelo y dale tiempo, pero si podes, y no lo hiciste, andá un día y dale un abrazo.

Si has sufrido la perdida de un hijo
– No te encierres en tu dolor
– Si tenes pareja, uneté más a ella y conoce en que momento está cada uno
– Busca ayuda, es una buena oportunidad para acercarte a un psicologo y a un grupo de ayuda
– Se puede seguir, se que no me vas a creer al principio (yo tampoco lo creía).
– Cuando su último momento te venga a la mente, piensa rápido en un lindo recuerdo (su sonrisa, su cara, una anécdota, lo que sea).

Te comentó que a mi me ayudo el grupo Renacer, el cual es un grupo de ayuda mútua. Lo que me acerco a este grupo, es que son papás al igual que vos y que yo que quieren trascender el dolor. No nos reunimos a llorar, nos reunimos a ayudarnos entre todos. Se que, al menos, en los primeros tiempos te sentís incomprendido y tenes que soportar un montón de comentarios desafortunados, que en vez de ayudar, te lastiman más. Por eso el acompañamiento de otros papás que pasaron por lo mismo que vos, te permite sentirte comprendido y acompañado.

Espero que nunca necesites de lo que digo. Pero si en algún momento alguien lo necesita, aquí estoy, solo envíame un mensaje.

Enlace relacionado:

Que no se debe decir.

Las mamás y los papás de los bebés


 

Alicia Schneider y Gustavo Berti responden preguntas.

Encuentro Buenos Aires 2011
Avellaneda, Buenos Aires, Argentina
14 de mayo de 2011

 

Las mamás y los papás de los bebés

Alicia: Las mamás y los papás de los bebés, son, realmente, unos de los más incomprendidos en los grupos Renacer, porque generalmente se piensa que un bebé… bueno… vivió tan poquito… no se tiene tantos recuerdos de él… ya van a tener otro… y tantas otras cosas… Resulta que no es así, a ese bebé se le esperó con amor, sobre él se planeó y planificó tantas cosas, se hicieron proyectos alrededor del embarazo de ese bebé… que se movía de tal manera… que cuando yo me movía de un lado u otro… Ese bebé es un ser lleno de vida y de luz para esos padres a pesar de que, a lo mejor, sólo lo vieron unas horas, unos días o unos pocos meses. Son estrellas fugaces que vienen y tocan nuestras vidas para siempre. ¡Tenían tan poco para hacer de este lado de la vida!, se fueron tan rápido pero dejan tras de sí un legado de amor infinito, que de aquí en más esos padres tendrán que llevar adelante.

Las mamás y los papás de bebés


Alicia Schneider, responde una pregunta en el “Encuentro Buenos Aires 2011”, realizado en Avellaneda, Pcia. de Buenos Aires


 Alicia: Las mamás y los papás de los bebés, son, realmente, unos de los más incomprendidos en los grupos Renacer, porque generalmente se piensa que un bebé… bueno… vivió tan poquito… no se tiene tantos recuerdos de él… ya van a tener otro… y tantas otras cosas… Resulta que no es así, a ese bebé se le esperó con amor, sobre él se planeó y planificó tantas cosas, se hicieron proyectos alrededor del embarazo de ese bebé… que se movía de tal manera… que cuando yo me movía de un lado u otro… Ese bebé es un ser lleno de vida y de luz para esos padres a pesar de que, a lo mejor, sólo lo vieron unas horas, unos días o unos pocos meses. Son estrellas fugaces que vienen y tocan nuestras vidas para siempre. ¡Tenían tan poco para hacer de este lado de la vida!, se fueron tan rápido pero dejan tras de sí un legado de amor infinito, que de aquí en más esos padres tendrán que llevar adelante.

Tengo todo este inmenso amor contenido en mi corazón


Testimonio de una mamá a los pocos días de la muerte de su bebé.


lorenaizzo-yrenacer

Tengo todo este inmenso amor contenido en mi corazón.

La ausencia física de nuestro Wallace hace que no tenga forma de manifestarlo. Yo no puedo acunarlo, no puedo amamantarlo, no puedo ya cantarle canciones de cuna… Y entonces,

¿como hago para dejar salir todo este amor que me desborda?

Es ahí donde entra para mi, el grupo Renacer. En Renacer puedo dejar salir este amor a través de la ayuda mutua. En el abrazo compartido con otro papá yo estoy manifestando ese hermoso amor que siento por mi hijo. Cuando con una palabra o hasta con un silencio ayudo a otro papá, ahí mismo estoy dejando fluir ese inmenso amor. Y en esos momentos también puedo sentir el infinito amor que cada papa tiene por su hijo. Entonces, creo yo, que es como hacemos que nuestros hijos estén presentes.

Renacer me da la posibilidad de dejar salir este amor de madre que Wallace despertó en mi. Un amor gigante, indescriptible que venia conteniendo en mi corazón y que al no encontrar una forma de manifestarlo, me angustiaba.

Hoy entiendo eso que dice Ricardo, que en Renacer no nos une el dolor, que a Renacer vamos por el amor a nuestros hijos.

Lorena Roxana Izzo mamá de Wallace.
(En la foto, la quinta contando desde la izquierda)

Sobre papás que han perdido bebés ( Republicaciòn)


Pregunta respondida por Alicia y Gustavo Berti en el Encuentro por el 20 Aniversario de Renacer – Huerta grande – Córdoba – Septiembre de 2008.


Alicia

Tenemos varias preguntas sobre papás que han perdido bebés y ustedes se preguntarán ¿por qué?, han perdido bebés que recién nacen o bebés de horas o de días o de meses y quizás un año o un poquito más y se encuentran con la incomprensión de muchos otros papás que aun siendo papás y habiendo perdido hijos, les parece que sufren menos porque, claro, no vivieron tantos años con sus hijos.

Estos papás, que pierden sus bebés, sienten ese dolor lacerante porque con ese bebé hicieron tantos proyectos, a ese bebé se lo sintió crecer en la panza, a ese bebé se le quiso dar el pecho y por ahí no se pudo  y se quedaron esos pechos llenos de leche y el bebé ya no está.

¡Cuánta cosa para esa mamá y ese papá!

Esa cunita que a lo mejor no fue realmente usada, esos peluches que quedaron allí, o esos peluches que el bebé llegó a tocar  y  llegó a sonreír, tantas cosas, pero enseguida se fue.

Papás, tenemos que ser generosos con nuestro abrazo y con nuestra comprensión; todos los papás que pierden un hijo, independientemente de la edad, siempre lo decimos en Renacer, siempre, e independientemente de la forma en que se van, todos son importantes y esos papás aunque sea un bebé, ese bebé va a ser recordado siempre, siempre como un hijo, como si ese hijo hubiera vivido toda la vida con esos papás, por lo tanto, reflexionemos acerca de cómo tratamos o cómo hablamos a los papás que pierden a su bebé.

Hay acá una frase que dice: “no tengo recuerdos de mi bebé” esto sucede cuando el bebé apenas nació y murió, se juntan en un punto el nacimiento y la muerte, ¿qué significado dar o qué sentido dar a esto?

Justamente, en un momento cuando habló Gustavo dijo “los hijos pasan por nuestra vida como estrellas fugaces”, algunos mucho más fugaces, su existencia con nosotros es mucho más breve de  la que hubiéramos querido.

Ningún ser pasa en vano por nuestra vida, no importa cuan breve haya sido su existencia, no importa, porque nos tocan y nos tocan para siempre y profundamente; el tema es cómo elegimos nosotros que sea ese toque profundo que nos dan, si es para nuestra transformación interior y profunda, para abrirnos a la vida y a nosotros o si me voy a replegar en el dolor.

Todos los seres tienen importancia, absolutamente todos.