Archivo de la categoría: Esencia de Renacer

Despertar la autotrascendencia, característica  humana que ha estado dormida.


Enrique Conde

        “Para el hombre egocéntrico, que nada entiende de los valores que caracteriza a la humanidad, ni del significado de la renuncia y del vivir para otros, el destino no puede ser visto sino como o una afrenta personal y, frente al sufrimiento, no tendrá respuesta alguna.”

        “La sociedad de consumo, fomenta la renuncia a la trascendencia. El individuo desea tener cosas para sí mismo, lo que lleva a un ser para sí mismo, en tanto, la trascendencia implica sacrificio, autorrenuncia, renuncia a cosas por otra persona; lleva a un ser para otro.”

        “La autotrascendencia no significa otra cosa que la capacidad del ser humano de “traspasar los límites”, de estar siempre más allá de sí mismo, de estar siempre orientado a algo o alguien que no es el mismo.”

        “Como la palabra lo define, “existir” significa ser hacia afuera, vivir hacia afuera, proyectado siempre hacia un futuro en el que yacen las posibilidades que esperan ser convertidas en realidad.”

        “Toda autotrascendencia es intencionada y necesita, por tanto, de algo o de alguien para poder ser llevada a cabo.

        Así pues, podemos intencionar nuestro desprendimiento hacia una persona a quien amar, a una tarea que cumplir, o bien hacia algo no concreto, como sucede con los valores de actitud que, si bien emanan del hombre, no están dirigidos a él mismo.”

        “En Renacer, los tres sentidos de la intencionalidad autotrascendente confluyen en uno solo, como quizá en ninguna otra ocasión en la vida: el ser sufriente a quien amar, se vuelve la tarea a cumplir a través de los valores de actitud.”

        “La autotrascendencia lleva al hombre a un cambio existencial de un ser para sí mismo a un ser para otro.

         Florece con el despertar espiritual del hombre, que permite la reafirmación absoluta del , ayudando al ser sufriente a desplegar, casi sin darse cuenta, su autotrascendencia propia de la existencia, al facilitar el salto por sobre la barrera de sus sentimientos, arrastrado por la necesidad existencial de ayudar al hermano que sufre.”

        “Renacer Río Cuarto, siempre ha considerado que el aporte invalorable que significa la presencia de nuevos padres en un grupo debe ser compartido por todos los otros padres, puesto que ofrece una enorme oportunidad para desplegar la autotrascendencia.

        Esto nos ha llevado a trabajar con un solo grupo, sin grupo de bienvenida, no por razones arbitrarias, sino, precisamente, para que todos los padres puedan desplegar su autotrascendencia al dedicarse a los padres que recién ingresan.”

        “Renacer presenta la particularidad de ofrecer una posibilidad de sentido colectivo, afecto, creación y capacitación y esto es igual para todos los miembros, hasta que cada uno de ellos encuentre su autotrascendencia en el sentido único e irrepetible en su propia vida.”

Seguir leyendo Despertar la autotrascendencia, característica  humana que ha estado dormida.

Capacitarse a través del amor.


Enriquito Conde

Renacer está formado por personas que se enfrentan a una crisis existencial muy severa y a un gran sufrimiento espiritual, que no constituye en sí mismo una enfermedad, para lo que no encuentran referencia previa en su historia personal, enfrentados a un hecho natural de la vida, que causa un inmenso dolor y, aunque natural, no se hallan preparados para ello.”

“Es correcto que nos debamos capacitar, la dificultad es como, es decir, aquello en lo que nos tenemos que poner de acuerdo es como, porque no todos pueden estudiar, no hay una universidad para padres de Renacer, pero hay algo que nos dota, que nos eleva, que nos reeduca y que nos capacita y es el amor, a través del amor nosotros podemos hacer todas esas cosas, dejando, simplemente, entrar el amor a nuestras vidas.”

Seguir leyendo Capacitarse a través del amor.

Liberarse de todo tipo de tutela.


        “Emmanuel Kant define al tutelaje como “la incapacidad del hombre para hacer uso de la razón sin la dirección de otro.”

        “Uno de los aspectos más importantes, en aquellos grupos que se reúnen por una crisis existencial, que se origina en la pérdida de seres queridos o por otras circunstancias que pueden ser atribuidas a un destino que no se puede controlar, es la decisión de liberarse de todo tipo de tutelaje, entre ellos de la medicina oficial, así como la de la religión.”

        “El hecho de que de una misma realidad, sea posible tener múltiples experiencias, reafirma al hombre, y, especialmente, al hombre sufriente, como un ser libre para elegir la experiencia que extrae de ese mismo sufrimiento y responsable por su elección, hecho que contribuye a restar poder a cualquier tipo de tutela que se pretenda imponer, tanto a los integrantes como a los grupos.”       

        Debemos recordar que Renacer nació como un grupo ecuménico no confesional, en el que siempre se respetó  la  creencia religiosa de cada uno de los padres, por lo que, la participación de ministros de las religiones, es cuando menos, discriminatoria y tendenciosa pues da a entender o sugiere que existe una relación con Renacer.

        Debería ser tenido en cuenta, qué clase de aportes pueden hacer personas que no se han casado o tenido hijos sobre las maneras de encontrar sentido en la muerte de un hijo.”

Seguir leyendo Liberarse de todo tipo de tutela.

Un encuentro existencial de seres sufrientes que confluyen en un objetivo común: trascender el sufrimiento.


        “Cuando una persona que sufre una crisis existencial llega a un grupo de ayuda mutua, lo hace con todo su sufrimiento encima, no con el de la humanidad.

        Sin embargo, el hecho inicial de encontrarse con 40 o 50 personas que están experimentando la misma crisis existencial, le hace ver al sufrimiento como un fenómeno perteneciente a la humanidad, como algo inherente a la esencia del hombre.

        La resignificación del sufrimiento como esencial humano se refleja en la conocida frase común a los grupos de ayuda mutua: “Amor compartido es dolor diluido”, frase que en realidad, significa que la percepción de la universalidad del dolor facilita la aceptación individual, al elevarlo por sobre sus emociones y sentimientos y hacerle ver a ese sufrimiento como un fenómeno perteneciente a la humanidad, como algo inherente a la esencia del hombre.

        Lo esencial del sufrimiento reside en el carácter ineludible del mismo como fenómeno humano común a todos los hombres, ya sea por la enfermedad, la vejez,  la muerte de un ser querido, mientras que lo existencial reside en la manera individual de sufrir, el vivir el propio sufrimiento sin escaparle, sin negarlo, sin considerarlo una enfermedad.

        La importancia de esto, desde un punto de vista práctico para el funcionamiento de un grupo, reside en que, a partir de la comprensión intuitiva del sufrimiento como aspecto esencial del hombre, se abre la puerta hacia un cambio existencial de una manera espontánea.”

        “Renacer nació y creció con el concepto, y más que eso, con la intuición que al sufrimiento sólo puede, o no,  dotárselo de sentido para así poder transcenderlo, por lo tanto, no hablamos de curación, de olvido o de superación. Pero aquí se plantea ya la primera semilla de divergencia.

Seguir leyendo Un encuentro existencial de seres sufrientes que confluyen en un objetivo común: trascender el sufrimiento.

Puerta abierta para reflexionar sobre la Esencia de  Renacer


        Nos introducimos hoy por la puerta  abierta dejada por Alicia y Gustavo Berti el 27 de febrero de 2009, para reflexionar sobre los aspectos que implica la Esencia de Renacer, con la libertad que hemos descubierto a través del propio Mensaje de Renacer, asumiendo la responsabilidad de incursionar a través de los conceptos vertidos por sus creadores en los veintiún años transcurridos de su historia, tratando, en lo posible, de descubrir y luego describir aquello que está implícito en la Esencia de Renacer.

        La primera dificultad que encontramos en esta tarea, es que resulta imposible decir algo sobre la esencia de Renacer que tenga significado para cada uno en su fuero íntimo, lo que da pie a recordar que si bien es cierto que Renacer es para todos, no todos somos para Renacer, pues al ser nosotros únicos e irrepetibles, implica que su esencia tendrá, para cada uno, un sentido individual que puede ir desde la más absoluta indiferencia hasta el más profundo significado para sus vidas, aun referido al particular grupo de los padres que hemos perdido hijos.

        Concurren a ese resultado diversos factores a tener en cuenta, el primero de los cuales es el lenguaje que usamos para comunicarnos.

        Gustavo Berti en ocasión de hablar sobre paradigmas dice que “Detrás de cada palabra hay siempre algo oculto, que  hay que preocuparse por descubrir.”

Seguir leyendo Puerta abierta para reflexionar sobre la Esencia de  Renacer