Archivo de la categoría: Esencia de Renacer

Hace ocho años los grupos recibieron esta carta de los iniciadores de Renacer.


Hace ocho años recibimos una carta que no debe ser desconocida por los padres que han llegado forma reciente. Los padres que estamos desde hace tiempo debemos transmitir y ayudar a la comprensión de  los contenidos de la misma.

El día 15 de abril  de 2010, Alicia y Gustavo Berti dierón a conocer la carta titulada “Renacer no debe terminar siendo un grupo de duelo” , luego de su publicación en este blog,  se dividió la carta y fue publicada en las partes que se indican en el siguiente índice.

Un lugar al que vamos a dar algo nuestro para mantener latente el recuerdo y la memoria de nuestros hijos

La muerte de un hijo es un llamado a una nueva existencia

La oportunidad que existe en cada crisis nos permite acceder a la grandeza como consecuencia de la muerte de un hijo.

Debemos reemplazar el sentimiento de dolor por un sentimiento de amor

La memoria colectiva: Renacer como un lugar donde vamos a dar algo nuestro en memoria de nuestros hijos.

¿Pero cómo hago para transitar este camino que Renacer me ofrece?

El grupo se debe a los padres nuevos

El camino correcto, no el más fácil.

Lo realmente valioso era el hecho de ayudar a otro ser sufriente

Ayuda Mutua: Dar para recibir

La respuesta del hombre al sufrimiento yace en la trascendencia

De un ser-para-sí mismo en un ser-para-otro

Anuncios

Renacer Group: “Essence” video with English subtitles.


Video “Essence” with English subtitles and transcription of the text.

Transcription and translation into English by Adriana Coca Luciana’s mom.

RENACER ESSENCE

Alicia: Hello, my name is Alicia Schneider Berti. We, Gustavo, my husband, and I, created the Renacer group.

Gustavo: My name is Gustavo Berti, I am Alicia Schneider’s husband. We created Renacer in 1988, a mutual help group of parents facing the death of children, in Rio Cuarto city after we lost our son Nicolás in a car accident.

Seguir leyendo Renacer Group: “Essence” video with English subtitles.

Renacer es un mensaje



Por Gustavo Berti, Montevideo, 21 de septiembre de  1996

portada

Este material forma parte del libro “Tributo a Renacer en su 23 aniversario” disponible para descarga en la sección Libros de este blog.
 
Antes que nada queremos agradecer. Quiero hacerlo yo en nombre de todos papás que hemos venido de Argentina, ¿por qué no de los papás que han venido de Paraguay? a los hermanos de Uruguay que nos han recibido tan bien y por todo lo que hemos aprendido esta tarde de todos ustedes.
Cada vez que nos toca viajar, yo preparo algo, lo leo, lo estudio y después vengo y encuentro tanta vida, tanta espontaneidad, tan cálidamente expresada que tengo que tirar todo lo que he escrito y empezar de cero.

Seguir leyendo Renacer es un mensaje

La presencia de motores para la tarea grupal.


Por Enrique Conde, del libro Páginas sin punto final para un libro sin punto final.

“En determinadas ocasiones hemos usado el término referente social, para aquellas personas que han sido dolorosamente señaladas por el destino.
El destino marca a un ser sufriente, y lo hace sin preguntarle si está o no de acuerdo con lo que ha sucedido y, eventualmente, aunque no sea tarea de todos solucionar las crisis existenciales de otras personas, sí lo es ayudar allí donde sea posible hacerlo.
En la tarea grupal de ayudar a otros seres humanos a encontrar sentido en sus vidas, podemos colocar señales en el camino y usarlas para orientación y es especialmente importante, que sea más que una señal, un faro iluminando ese sendero, que parecía tan oscuro al principio, entendiendo, en este punto del camino, que no importa si el color de la luz no nos satisface plenamente, sino que lo valioso es el hecho de haber visto ese faro que señala la vida, que existe más allá de nosotros mismos.

Seguir leyendo La presencia de motores para la tarea grupal.

Un homenaje de amor a nuestros hijos


Este documento del mes de mayo de 1996, considero, que es el que expresa las bases de trabajo de los Grupos Renacer, dando una amplia explicación a lo que luego fue sintetizado en “Esencia y fundamentos de Renacer como grupo de ayuda mutua”.
Este es un material de estudio que no debería pasarse por alto en los grupos para saber que estamos trabajando sobre bases sólidas con fuertes pilares que sostienen la construción que desarrollamos y ampliamos día a día.
Juan Francolino
Por Alicia Schneider y Gustavo  Berti, Río Cuarto, 1996.
Desde el momento en que RENACER se extendió, por vez primera, fuera de su ciudad de origen, nuestra principal preocupación fue la de evitar, dentro de lo posible, que la actividad de ayuda mutua se tiñera de ideologismos, especialmente en lo referente a cuál sería la metodología más adecuada para ayudar a los padres que pierden hijos.
Trabajamos desde el inicio con el convencimiento que el sufrimiento no es una enfermedad y por otro lado que nosotros, los seres que sufrimos, somos mucho más que ese dolor y que existe en nosotros una dimensión distinta, más humana, más elevada que nuestra persona o Yo psicológico o Yo secundario; que esa dimensión correspondía a lo que entendemos por Yo primario o Yo  trascendente o persona espiritual o dimensión espiritual del ser  humano, y que era, precisamente, en esa dimensión donde encontraríamos los recursos necesarios para trascender esta  verdadera conmoción existencial.
Este convencimiento surgía desde lo más profundo de nuestro ser, allí donde, en medio de tanto dolor, accedíamos –paradójicamente- a la gracia de reencontrarnos con nuestro Dios.
No era ni accidente ni voluntarismo, al contrario, era un despertar a una nueva y hasta entonces desconocida dimensión de nuestro ser, despertar favorecido y estimulado por palabras de la Dra. Elisabeth Kübler Ross:
“El gran salto hacia la luz”
De esto, Elisabeth Kübler Ross nos habló sólo en términos generales,
contentándose con señalar que sus mejores maestros habían sido niños moribundos y que, “por más absurdo que pueda parecer, el hecho de perder un hijo podía provocar en los padres un verdadero despertar espiritual”, porque necesitan saber cómo abrir su
corazón a la presencia de los jóvenes desaparecidos. Y para ello, debían deshacerse primero de un fárrago de “supersticiones a contrapelo”, alambre de púas negativo, escepticismo masoquista, que nos impiden, según ella, sentir la presencia de los que han caído en el reino de la compasión total.”
Ha sido así, entonces, como nació RENACER, no como una  necesidad de “curar” tanto dolor, sino como un despertar espiritual que nos llevó a ver en esta tarea un homenaje a nuestro Nicolás, homenaje que hemos querido, y siempre querremos, compartir con tantos otros padres que han decidido hacer de sus propias vidas un
homenaje a esos hijos que tanto nos han marcado con su partida, siempre prematura para nosotros.

Seguir leyendo Un homenaje de amor a nuestros hijos