Archivo de la categoría: Fechas, Fiestas, Aniversarios

Los lugares ocupados, mensaje navideño.


Se acerca un 24 de diciembre más o el primero para muchos padres que vivieron la partida de un hijo, empezaran los preparativos de la reunión, los regalos o la negación de hacerlo…y aparecerá una pregunta difícil de contestar:

¿quién falta en esta Navidad?

y en la respuesta aparece implícitamente “algún lugar vacío”, ese hijo o hija que no está, ese hijo o hija que partió por una enfermedad, por un accidente, por decisión propia o por otro motivo, y en muchos aparecerá la tristeza y esos “lugares vacíos” dolerán y pretenderemos ese abrazo largo y sentido que vamos a experimentar físicamente y extrañaremos sus sonrisas, los ojos se nos llenarán de lágrimas y nos dolerá.

Pero es la realidad y hay que enfrentarla, aceptarla, tendremos que darnos cuenta que si giramos la cabeza veremos otros “lugares ocupados”, son las personas que quedaron y que también amamos, nuestros hijos si tenemos la bendición de tener más que aquél que se fue y si no, nos quedaran nuestras parejas, parientes, amigos, la vida misma, yo mismo.

Y particularmente yo sonreiré porque entendí que así es la vida, con tropiezos e incorporaciones, seré feliz al ver alrededor de la mesa esos “lugares ocupados” de los que me quedaron y de los que fueron llegando, mis nietos, nuevos amigos, compañeros del grupo Renacer. Si, si, estaré dispuesto a brindar este 24 como en tantos otros en el que también lo hice.

Y seré feliz porque entendí que ser feliz no es necesariamente estar alegre, la alegría es una emoción pasajera que termina cuando el buen momento finaliza, la felicidad es otra cosa, es un estado del alma, ser feliz es estar en paz.

En paz sabiendo que estoy recorriendo el camino correcto, el que coincide con el sentido de mi vida, el de mis errores y mis aciertos, con mis miedos y mi coraje para enfrentar mi vida, hasta mi último suspiro.

“Mi camino” el que me tocó y transité, en el que no me arrepiento de haber dejado mis huellas porque en ese camino dejé lo mejor que pude para ese hijo que ya no está en este lado de la vida y para los que todavía están.

Posiblemente tendrás como yo “un lugar vacío” en la mesa este 24, a pesar de eso y por “los lugares llenos” te deseo una feliz Navidad, para que puedas estar feliz, sentirte en paz contigo mismo.

ELIJO SER FELIZ,  PORQUE MIRARE ALREDEDOR DE MI MESA LOS “LUGARES OCUPADOS” Y SI NO ME ALCANZA ESCUCHARÉ MI CORAZÓN Y SABRÉ QUE EN EL ANIDA MI NIÑO, EL DE LOS OJOS OBLICUOS. POR ESO Y POR MUCHO MAS VALIÓ LA PENA SEGUÍR.

FELIZ NAVIDAD.

LES DEJO UN ABRAZO DEL ALMA.

Aldo Ponce
Grupo Renacer Río Cuarto

Anuncios

29 años de Renacer: genialidad, humildad y generosidad.


Por Juan Francolino, Papá de Luciana


Hoy 5 de diciembre de 2017 se cumplen veintinueve años de la primera reunión de Renacer, hecho acontecido en la ciudad de Río Cuarto, provincia de Córdoba, República Argentina.

Renacer cambió la forma de ver y de actuar ante la muerte de un hijo, pudiendo mostrar y demostrar que quienes sufren está tragedia no se están condenados a un dolor perpetuo y que por el contrario pueden lograr transformación interior para llevar una vida plena, digna, compasiva, solidaria y amorosa.

Está idea nació de la intuición moral de un matrimonio, Alicia Schneider y Gustavo Berti que ante la muerte de su hijo Nicolás pudieron ver que la vida continuaba y debían encontrar un sentido a la tragedia.

Una cita a atribuida a Arthur Schopenhauer sostiene que:

“Genio es aquel que acierta en un blanco que otros no pueden ver”.

La genialidad de Renacer es que pudieron ver lo que otros no habían podido y es entonces que, nace como una alternativa a los procesos de duelo, ya que, un hijo que muere merece algo mucho mas importante que quedarse enfocado en el dolor.

La humildad esta reflejada en el hecho que no existen fundadores, como lo expresaron Alicia y Gustavo en Uruguay en el año 20061, Renacer tiene creadores que son todas los padres que pusieron su esfuerzo y amor para construir este movimiento cultural que se extendió por el país y varios países del mundo.

La generosidad de ofrecer al mundo los conocimientos elaborados a través de la experiencia y su fundamentación filosófica y antropológica para que puedan crearse nuevos grupos sin necesidad de pedir permiso. En Renacer no hay cargos ni autoridades, solo hay pares. Los únicos títulos son papá de …, mamá de …, hermano de …

Debemos agradecer a los iniciadores por ser los pioneros en la exploración y establecimiento de esta nueva concepción ante los misterios de la vida y la muerte. El agradecimiento debe manifestarse continuando la tarea que se inicio hace veintinueve años trabajando por un Renacer para los próximo cincuenta o cien años.

Gracias Alicia y Gustavo por iniciar este camino, estudiar, experimentar, viajar y establecer las firmes bases en la que se apoya nuestra tarea.

Gracias a cada mamá y papá que han contribuido en su paso por los grupos.

Gracias a nuestros hijos que nos unieron en esta maravillosa misión de amor.

FELIZ CUMPLEAÑOS RENACER.

1Schneider A., Berti G.; “Fundadores no, todos somos creadores”, Montevideo, 2006, Disponible en:
https://gruporenacer.wordpress.com/2014/10/19/fundadores-no-todos-somos-creadores/

Grupo Renacer Lanús: Hoy cumple 9 años


El 6 de septiembre de 2008 se realizó la primer reunión del grupo Lanús. Un Grupo que se formo con mamás y papás que habían asistido a otros grupos.

Desde el inicio se trabajo en armonía y colaboración constante con otros grupos y con la comunidad.

Han pasado cientos de mamás, papás, hermanos, familiares y amigos por el grupo, muchos se han quedado para continuar transmitiendo el mensaje de amor de nuestros hijos.

¡ Feliz Aniversario Grupo Renacer Lanús !

Cuando llega el día de …


 Colaboración de Silvia Dobler , Grupo Renacer Esperanza.

Cuando llegan los “día de” uno se pone a pensar en que los mismos, fueron creados para una cuestión comercial, en la que los negocios tienen que aprovechar para mejorar sus ventas, cosa que en estos tiempos seguramente viene muy bien, y tal vez alcancen para hacer un poquito de diferencia en el bolsillo del comerciante… tal vez, no voy a ahondar en eso…

Lo que es inevitable es el bombardeo que recibimos de todos los costados, que nos recuerdan ese “día de”, cosa que puede significar que se vislumbra un momento de felicidad, o de mucha tristeza.

Se avecina el día del padre, y muchos niños no tienen a su papá, muchos papás están lejos, o por diferentes motivos no tienen contacto con sus hijos, o han fallecido…

Hay muchos papás que no tienen a sus hijos, y a ellos es a quienes quiero referirme. Hay papás biológicos, y papás del corazón, y éstos sufren tanto como los primeros, ya que en este camino que voy transitando en Renacer, he conocido a muchos papás del corazón, y pude corroborar el amoroso acompañamiento a la mamá, como también el sufrimiento, y las lágrimas en sus ojos por la pérdida de ese hijo… no hay diferencia en el amor, de unos y otros.

Sí a vos papá que tal vez es tu primer día del padre, sin la presencia física de tu hijo, que estás transitando por esos “primeros tiempos” en los que el dolor traspasa, y parece que se eterniza en el pecho, el mensaje que puedo transmitir es que hay una manera de vivir la vida diferente, el gran desafío, es encontrar el sentido valioso en esa tragedia. Somos responsables frente a la memoria de esos hijos, y de los que los que nos acompañan de este lado de la vida, para los que tenemos esa gran fortuna.

Si algo quedó pendiente con ese hijo que ya no está a nuestro lado, y tenemos otros hijos, nos queda la oportunidad de cambiar de actitud frente a ellos, y no remordernos en sentimientos de culpabilidad que de nada nos ayudarán en este camino…

Transformar el dolor en amor, por esos hijos, todos los hijos. Y por qué no decirlo, por nuestra propia vida, ya que si estamos de este lado del puente para algo ha de ser… la vida aún espera mucho de cada uno de nosotros, para eso nos quedamos acá. Y es nuestra responsabilidad, la manera como enfrentamos esto que nos tocó vivir.

La manera como lo enfrentamos será el mejor homenaje que hagamos a nuestros hijos en cada “día de…”
El dolor se va pasando de a poco, es un camino largo, y para nada fácil, aunque posible, y el amor dura para siempre…
Un abrazo para todos los papás… repito para todos.
Los del corazón, y los biológicos.

Silvia.