Archivo de la categoría: 7ª Jornada

Apertura de la 7ª Jornada de consolidación de conceptos de Esencia y fundamentos de Renacer


Ricardo Mario González papá de Mariela en la apertura de la 7ª Jornada de consolidación de conceptos de Esencia y fundamentos de Renacer.

Resultados de la Encuesta 7ma Jornada Capacitación de la Esencia de Renacer


El 01 de Julio pasado, compartimos una muy enriquecedora jornada, la 7ma Jornada de Capacitación y Consolidación de conocimientos de la Esencia de Renacer.

En relación a conocimientos y capacitarnos, muchas veces, algunos nos hemos preguntado: ¿Sobre Renacer y qué es eso de la Esencia de Renacer?, o acaso no es un grupo de padres que se reúnen por su dolor y estar acompañados ante la pérdida de un hijo?…

La respuesta, no sería la correcta. Si abrimos más los ojos y los oídos y captamos el mensaje que muchas veces sabemos recibir de otro papá o mamá cuando llegamos a Renacer, mensaje que viene de nuestros hijos… es el mensaje que se encuentra plasmado en la Esencia de Renacer.

Decimos que viene de nuestros hijos, porque a través de una tragedia tan grande como es la pérdida de uno o más hijos, tenemos la oportunidad que, a través de nuestra existencia, seamos capaces de recibir un mensaje de muy alto valor. Un mensaje del más puro amor a la vida, y que precisamente viene de nuestros hijos que partieron.
Un mensaje que nos dice que a partir de un hecho tan doloroso, en la vida podemos hacer un cambio tan importante y tan grande como el amor a esos hijos que partieron prematuramente. Es poder poner de manifiesto y en acción en nuestro día a día, los mejores valores de actitud que ya vienen con cada uno de nosotros (al nacer) y que muchas veces no nos hemos percatado de su existencia y se encuentran muy dentro nuestro guardados sin descubrir. Valores como la Libertad y la Responsabilidad se ponen de manifiesto como parte de los pilares de la Esencia de Renacer, donde automáticamente nos ponen un límite “universal” tan amplio, como tan amplio es el poder del “libre albedrío” con que fuimos dotados como seres humanos e inteligentes a nuestras decisiones para con la vida.

Es por ello, que ser custodios de un mensaje que viene de nuestros hijos, merece ser muy cuidado, con mucho celo y amor. Un mensaje donde los pilares fundamentales son: “la Libertad, la Responsabilidad, la Moralidad, la Paridad, la Solidaridad”. Valores tan puros y claros que nos brindan la posibilidad de un camino de vida iluminado. Son valores que tomamos para nuestra tarea en Renacer, valores para tomar con nuestro cada día de vida y valores para ser vividos con amor en nuestra sociedad.

Por eso denominamos Esencia a algo que “no tiene alteración”, y si viene de nuestros hijos, con más razón todavía, ya que solo somos los “mensajeros y custodios de este maravilloso mensaje”.

Finalizada la Jornada, los papás y mamás de distintos grupos que estuvieron presentes de las diferentes regiones del país, completamos una encuesta en la cual nos sirve a todos para tener una idea global de pensamiento común, de acciones comunes a desarrollar, de ideas comunes de un plan de trabajo a seguir elaborando entre todos los grupos y seguir compartiendo para que Renacer siga fortaleciéndose para esta misión con la que vino a todas nuestras vidas.

 

 

 

Mi primera experiencia


Por Verónica Firut, Renacer Santa Fe.


Mi primera experiencia en la 7ma. Jornada del Grupo Renacer. Fue una experiencia de mucho aprendizaje, de mucha emoción y fortalecimiento.

Sobre todo de saber que estamos en el camino correcto.

Gracias a mi amado Lucas.

Gracias hijo de mi alma.


NdE: Verónica Firut es una mamá que llegó al Grupo Renacer Santa Fé hace un año y en la 7ª jornada ofrecio la charla “Transformación interior”.


 

Lo vivenciado


Por Silvia Beatriz Dobler, Renacer Esperanza

 

7ª Jornada de Capacitación y Consolidación de la Esencia de RENACER

Desde el momento en que me enteré de que se hacía esta nueva Jornada, me sentí movilizada a participar, activando todos mis recursos para hacerlo. Me encontré ante la posibilidad de viajar sola, lo que siempre es inquietante para mi, dado algunos límites personales relacionados con mi falta de orientación, lo cual fue solucionado con la predisposición de papás que se ofrecieron a acompañarme desde mi llegada a Retiro. Dicho esto, me referiré a lo vivenciado en ese día.

Desde el momento en que nos fuimos encontrando con papás y mamás de diferentes lugares,  algunos muy lejanos, menciono aquí a los papis de Catriel, provincia de Río Negro, papás conocidos y otros que esperábamos con amor conocer personalmente y poder abrazarnos, compartir esa alegría intensa e inmensa del encuentro. Y esos abrazos, que no son cualquier abrazo, porque llevan implícito el amor eterno por ese hijo que ya no está físicamente a nuestro lado.

Cabe destacar la tecnología puesta al servicio de Renacer, (lo cual agradecemos a quienes lo procuraron y pusieron a disposición, gracias a la generosidad de Ricardo, Juan, Aníbal…) algo que nos permite estar conectados con quienes no pudieron estar presentes en ese día, aunque se perdieron los abrazos,  pudieron seguir las exposiciones de papás  y mamás de diferentes puntos del país, un encuentro federal sin dudas!

Se comienza con los videos de Alicia y Gustavo, que nos invitan a seguir por este camino de Renacer, siempre es un placer escucharlos y verlos, además de ser un estímulo de incalculable valor!

Qué decir de las diferentes charlas, todas muy ricas,  dejando enseñanzas, reforzando conocimientos, incluyendo novedades, las nuevas experiencias de grupos recientemente iniciados, solidaridad, amor, espiritualidad, transformación, universalidad, regionalización, conceptos y formación de nuevos grupos…  los hermanos que siempre nos dejan tantas enseñanzas… qué lindo escucharlos compartir sus vivencias tan generosamente… los hermanos, son lo más!!! No voy a cansarme de decirlo… son lo mas!!!

La vuelta a casa, previa compañía de mamás de Rosario y Buenos Aires en la estación de Retiro, fue tranquila y reconfortante.

En pocas palabras: AGRADECIDA Y FELIZ

Grupos de ayuda mutua, registro de una jornada inolvidable


Por Cristina Cumella, Renacer Villegas.


El sábado 1° de Julio tuve la oportunidad de volver a participar en las 7° Jornadas de Consolidación de la Esencia de Grupos Renacer, llenándome el alma junto a mis hermanos de Renacer que mi hijo Tomy me dejó.  También pude dar gracias a la generosidad de Aníbal, Juan y Ricardo de permitirme brindar un pequeño aporte sobre los Grupos de Ayuda Mutua. Les dejo a todos un gran abrazo y un pequeño registro de este hermoso día.


Grupos Renacer: un grupo de ayuda mutua sostenido solo por el amor de nuestros hijos.
Los grupos de Ayuda Mutua permiten a los miembros de un grupo salir gradualmente del laberinto del dolor y reconstruir el mosaico de la vida a través de la fuerza que sale del grupo (¿qué más fuerza que el amor incondicional de un hijo?), este lugar privilegiado donde la soledad se transforma en solidaridad.


El concepto de Ayuda Mutua ofrece el contexto no solo para ayudarse a sí mismo, sino también para ayudarse recíprocamente a enfrentar y superar las crisis de la vida.


El grupo estimula el potencial individual y activa los múltiples recursos de sus miembros para el bien común.


Podemos destacar cuatro objetivos que los caracterizan:

  •  El apoyo emotivo. El grupo se vuelve un lugar en el cual los participantes pueden dar voz a su propio dolor, a sus miedos y esperanzas, a la historia de sus propias decepciones, derrotas y progresos. El poder expresar sus sentimientos y el sentirse comprendido, constituyen la base sobre la cual se construye la confianza y la experiencia de mutua ayuda.
  • El apoyo social. La vivencia de un problema doloroso puede generar soledad, aislamiento, desconfianza. La soledad contribuye de vez en cuando, a engendrar problemas y produce actitudes de victimismo, de desconfianza en el prójimo o de baja autoestima.
    La presencia de otras personas que comparten un sufrimiento similar, crea vínculos de solidaridad, abre espacios de esperanza, mejora la propia habilidad comunicativa e interpersonal, favorece un clima de positividad y apoyo que ayuda a volver a vivir y a proyectarse hacia el futuro.
  •  La información y la educación recíproca. El grupo no es sólo una especie de confesionario que acoge la tribulación de la propia humanidad herida, es también una escuela donde cada uno es, al mismo tiempo , maestro y discípulo.
    Maestro de cuanto se ha madurado e interiorizado a la luz de la propia experiencia, discípulo de cuanto se aprende escuchando y observando a los demás.
  • Del encuentro con otras personas se pueden aprender modalidades muy constructivas para afrontar los problemas, descubrir vías inexploradas o imitar el ejemplo de quienes han resuelto positivamente sus mismos dilemas
     Potenciar la propia capacidad para afrontar y resolver los problemas de la vida. El grupo es un ancla a la cual aferrarse en los momentos de dificultad o cuando se tiene la sensación de estar perdidos y sin brújula
    APORTES SANANTES DE LOS GRUPOS DE AYUDA MUTUA
    Los objetivos mencionados abarcan la esfera psico-social, mental y espiritual de la persona. En la medida que se realizan hay beneficios para los participantes:
     La toma de conciencia de que hay otras personas con problemas y sentimientos similares a los propios
     La comunicación horizontal (entre pares) más que vertical (ayudante-ayudado)
     La caída de las defensas o barreras psicológicas
     El desarrollo de relaciones significativas y de nuevas amistades
     La oportunidad de intercambiar con otros sobre distintas maneras de enfrentarse a las pérdidas
     El aprendizaje de nuevas estrategias útiles a las soluciones de los problemas
     La creciente capacidad de adaptarse a los cambios
     El desarrollo de habilidades personales e interpersonales para fortalecer la propia autoestima.

 

En este sentido Alicia Schneider y Gustavo Berti expresan:

En Renacer lo más importante es la presencia del otro. ¿Cuál es el requisito indispensable para que exista un grupo de ayuda mutua? La presencia del otro, otra personal, no la mía.
Por lo que lo tengo que valorar, respetar, cuidar la presencia del otro.
Se debe comenzar por aprender nuevas formas de comunicación que partan de lo mejor de cada uno hacia lo mejor del otro y lo mejor de cada uno es el amor por nuestros hijos, por la vida, por Dios o por uno mismo.
Es entonces, a través de ese amor por el hermano que sufre y que está frente a mí, que podemos darnos cuenta, que, en homenaje a nuestros hijos, hemos comenzado a reemplazar el sentimiento de dolor y desesperación por un sentimiento de AMOR.

Frases de la 7ª jornada


Por Pilar Tavarone, Renacer Córdoba Centro.


Algunas frases sueltas recogidas en la Jornada maravillosa:
– Nadie tiene que pedir permiso para formar un grupo en su lugar de residencia, sólo se pide que sea respetado el mensaje en su Esencia y Fundamentos.


– El lugar de reunión que sea, en lo posible, por siempre. Que el grupo funcione bajo cualquier circunstancia, ya sea feriado, llueva o salga el sol. Siempre habrá alguien que nos necesita en ese momento.


– Sin estructuras legales, sólo las necesarias para un buen funcionamiento con continuidad. Sin manejo de dinero, en Renacer no hace falta.


– Coordinadores o moderadores de las reuniones que se vayan rotando esa función.


– Fomentar los encuentros grupales y participación de todos.


– Potenciar a los papás nuevos e incentivarlos a trabajar con el mensaje de Renacer.


– Somos referentes sociales. La sociedad nos ve de manera distinta. Esto nos llama a tomar esta misión con responsabilidad.
– No fomentar la catarsis, no beneficia a nadie. 


– Mostrar a los padres nuevos que al aceptar la tragedia y dejar atrás el hecho doloroso se le abren nuevas posibilidades para una vida en honor a esos hijos.


– Articular modos para que el papá nuevo pueda canalizar toda su angustia y dolor en un encuentro previo a la reunión, de forma amorosa, mostrándoles las opciones que este mensaje les brinda.
– Mantener una actitud serena y firme, sin olvidar los gestos amorosos.


– Renacer es un mensaje, nosotros sus mensajeros. Nadie debe apropiarse o hacerlo suyo.


– Capacitarse para poder llevar adelante este proyecto que está cercano a cumplir ¡30 años!