15 años del Grupo Continuar


El Grupo Continuar cumple 15 años de su existencia.
Con ese motivo, tenemos el gran placer de invitar  a todos los grupos renacer , a  compartir la celebración el dia 25 de noviembre a las 19 horas.

Escuela Arlene Fern,
Arribeños 1300, entre Teodoro Garcia y Zabalal
Ciudad Autonóma de Buenos Aires

Invitados a hablarnos:

Rabino Sergio Bergman
Rabino Alejandro Avruj

Cariños,
Eliana Teubal

Anuncios

Talleres de coordinación


Queridos todos, para aquellos que deseen comprometerse  dentro de Renacer, tengan inquietudes de trabajar sobre temas referidos a como colaborar con el funcionamiento de los grupos es que hemos organizado nuevamente este taller que  daremos en un fin de semana.

Será el Sábado 15 y domingo 16 de Noviembre de 2008, de 9.30 a 18,30hs. en el Colegio San Cayetano de Belgrano, Moldes 1764, entre La Pampa y José Hernandez a 4 cuadras de Cabildo.

Serán dos jornadas dirigidas a los que tenemos el deseo de devolver algo de lo recibido y aprendido de nuestro dolor, para colaborar con otros padres  que viven la misma situación.

Deseamos compartir con ustedes lo que hemos ido aprendiendo y el material con el que contamos  como guías que expresan qué es Renacer tal como lo concebimos hoy.  Trabajaremos sobre 4 temas centrales:

  • El mensaje de Renacer
  • El proceso de duelo
  • El coordinador
  • El grupo

Sugerimos que los interesados en participar cuenten con un mínimo de un año y medio de duelo y/o un año de concurrencia a Renacer.

Por favor confirmar asistencia al TE: 4553-2170 o por mail: gracanteros@hotmail.com,

para la organización y por las fotocopias y carpetas necesarios para trabajar.

Merienda a la canasta.

Cariños para todos, Graciela

Carta de una hermana a la comunidad


Carta de Ariana Rotarov, la hermana de Yanina, leída en la charla “Renacer y la comunidad” en la  2ª fería del libro organizada por La Universidad Nacional de Lanús

El 25 de Diciembre de 2006, Papa Noel me trajo el peor regalo de mi vida. Mi hermana Yanina Natalia de 18 años, perdió su vida en un accidente de transito en Lanus. Venían de  la casa de su novio hacia la nuestra. El manejaba, chocaron, volcaron y ella murió en el acto. El no se hizo absolutamente nada, sobrevive… como puede!
Desde entonces empecé a caminar mi crisis existencial, el dolor, el de mi familia, la ausencia, los miedos, la incomprensión, la bronca, la ira, la intolerancia y el día a día.
Como hermana mayor la rete, la obligue a que vuelva a casa, la espere; y me empecé a dar cuenta que no regresaba… ¿Qué, tal vez la había descuidado? ¿Por que ocurría todo esto?.. Fue ahí cuando transite” la culpa”, esa horrible etapa del duelo que nos hace cargo de lo que muchas veces no tenemos nada que ver.
Me levantaba mirando los ojos tristes de mis viejos, escuchaba los silencios de mi otro hermano (aquel que le pasaba lo mismo que a mi),  con unos cuantos años menos y con su adolescencia a flor de piel, esa hermosa etapa que se estaba opacando por todo lo que ocurría.
Comía, laburaba y me bañaba…Vivía, por la simple razón de que respiraba.
Poco tiempo después llegue a Renacer. Y ahí fue cuando me di cuenta que por primera vez estaba contando lo que me pasaba  (a aquellos que me conocían ya sabían todo). También descubrí que no era la única que pasaba por esto, no había edad religión, color de piel, forma de pensar o clase social que nos libre de esto!!
Renacer me ayudo a entender que mi hermana no había muerto para arruinarme el resto de mi vida. Ahí fue donde me hicieron recordarla bien y pensar que si me estuviera viendo de algún lado estaría orgullosa de verme  de pie y con la mirada hacia adelante.
Pude salir de la culpa, dejar  el rencor, la bronca, la ira, la intolerancia y empezar a comprender que morir es parte de la vida, que esta ausente físicamente pero su esencia esta en mi corazón, en mi memoria. El dolor que tantas lagrimas me robo, hoy ya no me gana, porque mis lagrimas son de orgullo, orgullo de ser su hermana.
Dia a dia trato de ser mejor persona. A veces tenemos que perder a alguien que amamos, caer desde muy alto o darnos la cabeza contra la pared, para darnos cuenta cuanto valor tienen las cosas sencillas.
Los hermanos que perdimos un hermano tenemos que vivir viendo la tristeza de nuestros padres, por ese pedazo de corazón que les robaron. Pero también los vemos levantarse cada mañana por nosotros, por ellos y por los que ya no están.
Los hermanos que quedamos no solo perdimos un  hermano, perdimos ese amigo que vive a la par nuestra, ese enemigo con quien disputamos el amor de los viejos, ese compañero de aventura y decisiones, perdimos el referente de nuestra crianza y con  reíamos al contar una anécdota familiar. Perdimos nuestra sombra, nuestra alegría, los proyectos que habíamos puesto en el, aquellos que eran imposibles para nosotros. Pero lo que no perdimos es la hermandad, ni esa comunicación que nos unía hasta la complicidad.
Los hermanos que vimos morir un hermano, sabemos que el dolor no termina ahí, que aun hay que seguir topándose con la muerte, que la ley de la vida es otra y sabemos que ese hermano no va a estar para darnos la mano, pero si un fuerte abrazo de corazón.
Los hermanos que acá estamos, los tuvimos que dejar volar alto, para llamarlos a gritos cuando mas los necesitamos. Los dejamos ir pero siempre les pedimos que regresen!!!
La muerte de mi hermana fue lo peor que me paso en la vida, pero conocerla fue lo mejor. Y aunque este sea el precio que tengo que pagar por conocerla y amarla… lo haría hoy y siempre.

Ariana, hermana de Renacer

Enlaces relacionados:

Grupo Renacer y La Comunidad

Ariana en Gotitas de Rocío – Renacer en la radio

ECOS DE HUERTA GRANDE 2008


Por Enrique Conde – Renacer Congreso – Montevideo – Uruguay

“Renacer es para todos, no todos son para Renacer.”

Este concepto, “Renacer es para todos, no todos son para Renacer”, tantas veces expresado y repetido una vez más en Huerta Grande 2008, da pie a una reflexión individual para quienes estamos en Renacer, tratando de respondernos la pregunta ¿por qué estoy en Renacer?

Puede ser producto de una intuición en cuyo caso, no es necesario que nos hagamos la pregunta, pues la respuesta puede resultar inexpresable, en el sentido dado a la intuición por el filósofo Bergson para quien “intuición es la empatía a través de la cual nos transportamos dentro de los más íntimo del otro para coincidir con lo que es único y por lo tanto inexpresable.”

“Hay estados interiores para los que no existen las palabras”, dijo Alicia en Huerta Grande 2008.

También puede ser tan inexpresable como lo es “la esperanza” en los términos descritos por Alicia Berti en Renacer Congreso, Montevideo 2006, cuando dijo: “Sentir esperanza, no es negar que las cosas sean como “parecen ser”, simplemente es afirmar que en ese ´parecer ser´ no se agota todo lo que esas cosas son.”. por eso puede afirmar categóricamente en Huerta Grande 2008: “Yo estaba convencida que Nicolás no podía irse de nuestra vida y dejarnos como su legado solamente dolor”.

O producto de la fe, sin aferrarse a la actitud “ver para creer” de Santo Tomás, como lo dijo Susana en Huerta Grande 2008: “Yo me manejaba antes, con “si no lo veo no lo creo”, era una frase que a veces me repetía, tenía que ver para creer, y ahora, viendo el trabajo que se hizo en estos veinte años ¡cuánto hubo que creer para que hoy podamos ver esta realidad!”

“Lo que motiva a las personas a ingresar a un grupo de ayuda mutua es el deseo de que las cosas no sigan siendo como son, el anhelo de cambio, no de un cambio material sino de una transformación interior, un anhelo de crecimiento interior.”, dice Alicia y Gustavo Berti.

También puede ser obra de una serie de circunstancias concatenadas entre sí, por las que se dé como resultado, encontrar en Renacer aquello que estábamos buscando.

En todos estos casos es muy importante el concepto de los grados de significación, de acuerdo con los cuales una cosa dada puede tener diferente significado o  grados de  importancia, para diferentes personas, dependiendo no sólo del nivel cultural, social o intelectual, sino, por sobre todo, del estado de conciencia a través del cual el acto de percepción se lleva a cabo fe, esperanza, intuición, búsqueda etc.

Dice Gustavo Berti que esto tiene extrema importancia en los grupos Renacer, en los cuales los padres entran con una crisis existencial tan abrupta y violenta, con estados de conciencia tan alterados y confusos que dificultan aún el “simple vivir” en la realidad cotidiana, la que parece tan lejana y ajena, como si estuviese siendo observada desde afuera en una perspectiva atemporal.

Lo confirma Alicia Berti cuando expresa, dirigiéndose a los padres nuevos: “es natural estar triste ¿verdad? es natural llorar un poquito, extrañarlo, pero no esa desesperación, no ese desasosiego interior que no puedo estar ni conmigo mismo ni dentro de mi misma”.

Se hace entonces evidente que el grupo tiene diferente significado para aquellos padres que llegan en estados de conciencia alterados, que para los que han alcanzado algún grado de paz interior.

Pese a las dificultades señaladas queremos aventurar nuestra reflexión sobre ¿Por qué estamos en Renacer?, aceptando el concepto vertido por Gustavo Berti en huerta Grande 2008 al decir: “tenemos la posibilidad de elegir lo que queremos ser, y eso no solamente es un  desafío, sino que es una aventura, como Renacer fue una aventura”.

Estamos  en el crepúsculo de nuestras vidas, lo cual nos agrega el compromiso de aceptar el desafío, como también la aventura, de hacer partícipe de nuestras reflexiones a quienes puedan interesarles.

Seguir leyendo ECOS DE HUERTA GRANDE 2008

Te fuiste


Por Abelardo Carrizo, Septiembre 2004.

Hija que te fuiste sin saludar,
por que tardas en tu regreso,
tu madre con sus rezos no hace mas que llorar.
Yo no me resigno a pensar que fue una partida sin retorno,
sin embargo espero, que en algún momento regreses,
tal vez en el viento o en la lluvia que desde el cielo cae,
o al salir el sol, o a  los pies del arco iris
como un milagro bendito.
No sé que creer, pero si me pongo a pensar,
que ya nunca regresaras, si me quiero ir, con vos, o no,
Es verdad, que la realidad me obliga a seguir,
que tengo otros por quien vivir.

A %d blogueros les gusta esto: