El poder de la transformación del ser humano

Gustavo Berti – Elizabeth Lukas – Alicia Schneider

Alicia Schneider, iniciadora de RENACER junto a su esposo Gustavo Berti, nos recuerda cuando en Agosto de 1993 fueron invitados a disertar en un Congreso de Logoterapia que se llevaba a cabo en la ciudad de Toronto, Canadá, sobre la creación y experiencia de los grupos RENACER.

Allí tuvieron la oportunidad de conocer a Elisabeth Lukas, y a los nietos de la hija de Viktor Frankl: Katjia y Alexander Vesely (hijos Gabriele Frankl y Franz Vesely) quienes asistieron a la charla brindada por Alicia y Gustavo.

Fue en aquél momento, la de “una experiencia inolvidable” como nos relata Alicia, que Elisabeth Lukas, la cual se encontraba escribiendo el libro “Psicoterapia en dignidad”, les solicitó permiso para mencionar el trabajo de RENACER en su libro, así como también los nietos de Frankl solicitando el permiso para llevar los escritos a su abuelo quien luego los publicara en el Journal del Instituto Viktor Frankl de Logoterapia y Análisis.

De allí en adelante, la Esencia y Fundamentos de RENACER se fue nutriendo cada vez más del respaldo científico con la que esa intuición moral del primer momento de Alicia y Gustavo se plasmó en realidad con mucho estudio, experiencias y un trabajo continuo: «lo que hoy es RENACER al cabo de cabo 34 años de trabajos ininterrumpidos en diferentes ciudades, provincias, países y continentes del mundo».

Alicia Schneider y Gustavo Berti, citando a Elisabeth Lukas en un trabajo llamado “Sobre el Poder de Transformación del ser Humano” nos dicen que:

 “El poder para la transformación que yace en el ser humano, es una capacidad que hoy se aprovecha de manera muy insuficiente. Agrega que una psiquiatría muy determinista ayudó para dejarlo caer en el camino. Sin embargo es una  capacidad inherente al ser humano que fue comprendida, ricamente utilizada y descripta en la antigüedad por todas  las religiones, y por todos los mitos religiosos.

Sólo miramos algunos ejemplos con los que vivimos a diario: el pedazo de barro que se convierte en el primer hombre, el pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo; siempre el simbolismo de algo que se transforma en algo más ha acompañado a la historia de la humanidad.”

Como parte integral de una naturaleza siempre cambiante, rica en matices y expresiones, el hombre tiene también esta capacidad de transformación.

Lukas cita a  Karl Jaspers y nos dice que: como fuerza más potente, “lo trágicose muestra como desencadenante de conmociones existenciales con una gran potencia para la transformación: “Con el conocimiento trágico comienza el movimiento histórico, que no sólo acontece en los sucesos externos sino en la profundidad del ser humano”.

“En lo trágico acontece el trascender por encima de la miseria y del horror hacia el fundamento de las cosas”.

  • Nota: Cabe aclarar, que Elisabeth Lukas es discípula de Viktor Frankl y heredera de su pensamiento.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s